Este es el proyecto de estudiantes del IPN para convertir el agua en combustible ¡entérate!

El desperdicio de agua en México y en el mundo es tan grande que se están buscando alternativas para el mayor aprovechamiento de ésta, por ello dos estudiantes de Ingeniería Química Industrial del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron un prototipo compuesto por un purificador y un electrolizador, para aprovechar los efluentes de aguas negras y ríos contaminados para producir combustible limpio.

Agua sucia convertida en combustible; estas mexicanas lo logran

En un comunicado emitido por el IPN, el mecanismo desarrollado puede estar fijo o portátil, y éste sería utilizado en zonas de alta marginación del país.

El proyecto llamado Gimfi significa en otomí “agua sucia”, tiene un filtro con capas de algodón, arena, carbón, mármol, grava y tezontle, cuya función es retener sólidos de gran tamaño y partículas orgánicas.

Agua sucia convertida en combustible

Éste elimina malos olores y colores. Sus creadoras, Jeimmie Gabriela Espino Ramírez y Lisset Dayanira Neri Pérez dicen que recibieron asesoría del profesor e investigador Martín Daniel Trejo Valdez para poder lograr el proyecto final.


Gimfi quiere ser un prototipo sustentable y de bajo costo y estas mexicanas lo quieren lograr.

Twittea esta frase.


Desde que comenzaron ellas buscan que la generación de hidrógeno sea funcional, es decir, que en lugar de almacenarlo sea utilizado para alimentar estufas y hornillas.

“Este tipo de purificadores podrían generar su propio combustible a partir del agua residual, sólo bastaría con recolectar agua sin importar su grado de contaminación”.

Ellas han comentado que la generación de hidrógeno por electrólisis utilizan energía eléctrica pero harán las modificaciones necesarias para que su proyecto utilice una celda solar y su proyecto, Gimfi sea un prototipo sustentable y de bajo costo.

Agua sucia convertida en combustible

De acuerdo con información de Alto Nivel, las estudiantes dicen que con las muestras que recolectaron en diferentes lugares del estado de Cabe Cabe destacar que Hidalgo como Tetepango, Mixquiahuala y Atitalaquia, entre otras, introducen 900 mililitros de agua contaminada en una botella de PET para obtener un líquido visiblemente más limpio en un lapso de 30 minutos.

El líquido que se obtiene en el proceso tiene más minerales que el agua potable al ser un residuo de efluente. Se trata de un proceso benéfico para la electrólisis que hacen las alumnas para producir hidrógeno toda vez que aumenta su conductividad.

Las jóvenes desarrollaron su prototipo durante tres años, entre estudios de agua contaminada y diversos análisis de los materiales para el filtro, lo que permitió establecer el orden y la cantidad ideal de los sustratos.

Además lograron un tamaño adecuado para el hidrolizador, de manera que en su conjunto pudiera ser portátil.

En un futuro cercano, las alumnas no descartan patentar lo más pronto posible su proyecto.

Agua sucia convertida en combustible

Otro prototipo para hacer combustible a partir de agua

Otros estudiantes del IPN propusieron también desarrollar una celda que genere energía a partir del agua.

Este prototipo generador de hidrógeno desarrollado por estudiantes del CECyT7, es capaz de transformar el agua en un combustible barato, accesible y sustentable para alimentar estufas, soldadoras y motores eléctricos.

Su idea principal es la electrólisis, un proceso que consiste en romper el enlace de las moléculas de hidrógeno y oxígeno mediante una carga eléctrica para obtener el combustible en estado gaseoso.

Alejandro Cortez Ayala, Gerardo Aarón Cabañas Reyes y Alejandro Cercas de la Rosa consideraron la posibilidad de “hacer fuego del agua” y comenzaron a trabajar en Hydrogenfire, que podría sustituir el tanque de gas de estufas, la soldadura de oxiacetileno e incluso funcionar como alimentador de una batería de combustible, usada en aparatos eléctricos y electrónicos, como bicicletas o drones.

Dicho dispositivo está conformado por dos acrílicos que protegen la celda, un depósito con agua, ocho placas de acero inoxidable y un burbujeador cuya función es limpiar el combustible que se ha generado.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact