- Advertisement -
NoticiasRSE9 acciones para reducir el plástico en el hogar

9 acciones para reducir el plástico en el hogar

¿Sabes cuánto tarda en descomponerse una pequeña bolsa de plástico en un vertedero? Cientos de años, lo cual ha provocado que estos espacios estén colapsados y que no puedan seguir absorbiendo este tipo de desechos. Reducir el plástico en el hogar es un gran primer paso para atacar el problema.

De acuerdo con el portal Blue and Green Tomorrow, muchos de nosotros pasamos el día sin darnos cuenta de la cantidad de residuos plásticos que estamos creando o de los efectos devastadores que tienen en la vida silvestre, el planeta y la salud humana.

Tan solo en 2018, los rellenos sanitarios recibieron más de 27 millones de toneladas de plástico. Si no cambiamos esta tendencia, en 2025 nuestros océanos tendrán una tonelada de plástico por cada tres de pescado y para 2050, habrá más plásticos que peces.

9 acciones para reducir el plástico en el hogar

Afortunadamente, los pequeños cambios que hacemos pueden sumar y tener el potencial de conducir a transformaciones de mayor escala. Aquí te compartimos nueve formas para eliminar plástico innecesario del hogar y aprender a vivir sosteniblemente.

1. Cambia tus productos para el cabello

¿Tu regadera está llena de botellas de plástico? Es hora de modificarlo, optar por barras de champú y acondicionador puede eliminar de cuatro a seis botellas que, de lo contrario, terminarían en un basurero. 

Además de venir sin paquete, estos discos del tamaño de la palma de la mano generalmente tiene ingredientes botánicos que hacen que el cabello se vea saludable y se sienta suave como la seda y duran más que sus contrapartes líquidas, lo que significa que ahorras dinero mientras cuidas al planeta.

reducir el plástico en el hogar

2. Usa bolsas reutilizables

La mayoría de las bolsas de plástico van a parar a los basureros. Cada año, un número mayor de estas terminan ensuciando el ambiente, ya que cuando se convierten en basura, llegan a las playas, parques, calles y vías fluviales y si se queman, impregnan el aire con gases venenosos.

Para reducir el plástico en el hogar, haz tus compras de comestibles con un par confiable de bolsas reutilizables y llévalas contigo a todas partes. No te olvides de meter algunas dentro de tus pertenencias. De esa manera, puedes evitar el uso innecesario al adquirir frutas y verduras.

reducir el plástico en el hogar

3. ¡Adiós al agua embotellada!

Las botellas de agua de plástico son una pesadilla ambiental, según National Geographic, en 2017 se compraron en todo el mundo un millón de botellas por minuto, y la mayoría no se reciclaron. Olvídate del agua embotellada para siempre y opta por un contenedor reutilizable, hecho de acero inoxidable o vidrio.

reducir el plástico en el hogar

4. Guardarropa libre de plásticos

Te sorprenderás de saber que gran parte de la ropa es una fuente contaminante. De hecho, expertos estiman que los materiales sintéticos —incluidos el poliéster, el nailon y el acrílico— constituyen alrededor del 60% de todas las prendas.

La producción de ropa no solo requiere una cantidad significativa de energía, sino que arroja microplásticos dañinos al suministro de agua, cada vez que lavamos. Así que la próxima vez, elige vestimenta de alta calidad, elaborada con fibras naturales —como algodón orgánico certificado, cáñamo y lino—. Si quieres hacer un esfuerzo adicional, apoya y compra marcas comprometidas con el cero plástico.

reducir el plástico en el hogar

5. Desodorante verde

Los desodorantes tradicionales vienen empacados en recipientes de plástico de un solo uso que no se pueden reciclar. Más allá de eso, muchos antitranspirantes contienen ingredientes abrasivos para la piel, como parabenos, aluminio y fragancias sintéticas. 

En realidad, para expulsar los malos olores sin dañar al medio ambiente, puedes optar por un desodorante sin plástico y con envase compostable. Cuando se acabe el producto, podrás cortar el cartón y ponerlo como abono.

6. Compras al por mayor

Otra forma de reducir el plástico en el hogar, es procurar realizar compras a granel. La mayoría de las tiendas con gusto te permitirán traer tu propio contenedor, puedes pedirle al cajero que lo pese en la registradora antes de comenzar a comprar. 

Encima de eliminar la necesidad de derrochar empaques, las compras al por mayor pueden ahorrarte efectivo porque estarías comprando a precios de mayorista, un beneficio mutuo para tu cartera y el medio ambiente.

reducir el plástico en el hogar

7. ¡Sin popote, por favor!

Tan solo en EE.UU. se usan 500 millones de pajillas todos los días, muchas de estas terminan en el océano, contaminando las playas del mundo, interfiriendo con los ecosistemas marinos y dañando la vida silvestre.

Darle la espalda a los popotes es un pequeño paso que puede marcar una gran diferencia para el planeta. Si no quieres renunciar por completo a ellos, considera cambiarlos por uno reutilizable de acero inoxidable, silicona o vidrio.

adiós a las pajitas

8. Crear tus propios productos de limpieza

Gran parte de los productos de limpieza vienen envueltos en plástico que rara vez llega al reciclaje. Si decides crear tus propios productos de limpieza, reducirás el plástico en el hogar y ahorrarás dinero mientras te alejas de químicos desagradables y peligrosos para la salud.

Por ejemplo, puedes hacer un limpiador natural con vinagre blanco, agua, jugo de limón y aceite esencial de lavanda. ¡Todo lo que necesitas es una botella de spray de vidrio y listo!

9. Deja las envolturas

Claro, la envoltura de plástico mantiene tu comida fresca y segura hasta que estés listo para comerla de nuevo, pero esos pequeños pedazos de plástico pueden causar más daño de lo que piensas. La envoltura está hecha de PVC (cloruro de polivinilideno), comúnmente conocido como el «plástico venenoso» porque está repleto de químicos que se sabe causan cáncer y problemas reproductivos.

Afortunadamente, existen muchas alternativas que no contienen materiales nocivos y funcionan igual de bien. Considera envolver tus sándwiches en contenedores de cera de abeja, almacenar los productos sobrantes en recipientes de vidrio o usar tapas de tazones reutilizables para mantener la comida fresca y segura.

créditos plásticos

Es fácil sentirse abrumado cuando comienza el proceso de reducir el plástico en el hogar. Pero, recuerda: ¡No tienes que hacer todos estos cambios a la vez! Comienza concentrándote en un espacio, como el baño, y elimina gradualmente productos viejos por otros sin plástico.

1 COMENTARIO

  1. Estimados señores: Gracias por los maravillosos artículos que permanentemente recibo.
    Con relación al artículo: “9 acciones para reducir el plástico en el hogar”, les hago los siguientes comentarios:
    Soy consciente en la necesidad de reducir el plástico y creo que cada vez más personas son conscientes de aquello, pero en algunos casos esto no es posible y las sugerencias deben realizarse tomando en cuenta el costo de las sugerencias
    1. Cambia tus productos para el cabello
    ¿Tu regadera está llena de botellas de plástico? Es hora de modificarlo, optar por barras de champú y acondicionador puede eliminar de cuatro a seis botellas que, de lo contrario, terminarían en un basurero. Eso es fantástico, pero no está a disposición del público en la mayoría de las ciudades de Latinoamérica.
    3. ¡Adiós al agua embotellada!
    En Latinoamérica más del 50% de la población no tiene acceso a agua potable. Aun en las ciudades en donde hay una alta cobertura, el agua que se suministra por tuberías no es apta para ser bebida directamente, ya que las tuberías han llegado a su vida útil, tienen roturas y filtraciones y el agua se contamina con heces fecales y otras impurezas. La solución ha sido el agua embotellada. El contenedor reutilizable, hecho de acero inoxidable o vidrio, no tendría con que ser llenado, salvo que se alimente de una fuente segura.
    4. Guardarropa libre de plásticos
    Todo los señalado es real, pero en Latinoamérica, la pobreza apenas tiene para vestirse y su ropa en su mayoría es de materiales sintéticos. Difícilmente pueden acceder a ropa de mejor calidad.
    Creo que es hora de ser realista y medir el impacto en el ambiente de cada uno de los productos señalados como contaminantes y comparar su ciclo de vida y su huella de carbono contra las alternativas presentadas. Podemos llevarnos sorpresas y descubrir que las soluciones propuestas son más contaminantes que las consideradas dañinas.
    El mayor daño contra el planeta y la supervivencia se llama pobreza, sino hacemos un esfuerzo solidario, cooperativo y responsable para reducirla de manera significativa, todos los demás esfuerzos serán en vano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente

DEBES LEER

TE PUEDE INTERESAR