¿Qué hace que un líder transcienda en la vida de sus colaboradores? ¡Echa un vistazo a esto!

El jefe es la cabeza en una organización, empresa o departamento. Es la persona que tiene autoridad o poder sobre un grupo para dirigir su trabajo o sus actividades. Pero no todos los jefes son los mismos. Algunos jefes son memorables y otros no tanto.

Todos hemos tenido jefes buenos y jefes malos pero muy pocos se pueden catalogar como inolvidables. Muchas personas pasan más tiempo con sus jefes que con sus familias. ¿Te imaginas que sería tener que trabajar con un jefe malo? No solo es malo para tu moral y tu salud, sino complica tus nueve horas en la oficina y no te permite que seas un empleado comprometido. Eso no es bueno ni para los empleados ni para las empresas. Tener un jefe malo no consigue resultados para los negocios.

Sin embargo, no todos los empleados tienen la suerte de trabajar con un jefe bueno que además lo pueden criticar sin que los despide. Aunque algunos jefes sean anticuados y no les permiten a los colaboradores hacer el home office los viernes, no significa que no poseen las características de un gran gerente.

Google es una de las marcas que tiene jefes memorables. Laszlo Bock, Vicepresidente de Operaciones de Personas de Google dijo, “Nuestros mejores gerentes tienen equipos que tienen un mejor desempeño, se retienen mejor, son más felices – hacen todo mejor.”

De hecho lo hacen. Los jefes inolvidables cambian a los empleados para mejor.

Los jefes memorables cambian a los empleados a mejor

¿Qué hace que un gran jefe sea inolvidable?

¿Cuáles son las características que todos los jefes memorables tienen en común? Sigue leyendo para descubrir si tu jefe entra en la categoría de grandes jefes o necesita mejorar algunas cosas.

  • Los grandes jefes son apasionados, ante todo. Te imaginas que sería en una oficina si al jefe no le importa nada. Si al jefe no le importa lo que pasa en el lugar de trabajo ¿por qué debería importarle a alguien más? Los jefes memorables son apasionados con el trabajo que hacen. Ellos creen en lo que están tratando de lograr, y se divierten haciéndolo. Esto hace que todos quieran hacer el trabajo y divertirse al mismo tiempo. Eso es muy importante porque no todos los empleados se divierten en la oficina.
  • Los jefes memorables se sacrifican por los empleados. Ellos entrenan, y sacan los obstáculos fuera del camino, incluso si los empleados son los que ponen esos obstáculos allí en el primer lugar. A veces, limpian los líos que los colaboradores ni siquiera saben que los hicieron.
  • Los grandes jefes juegan al ajedrez no a las damas. Piensa en la diferencia. En damas, todas las piezas son básicamente las mismas. Ese es un pobre modelo de liderazgo. En el ajedrez, por otro lado, cada pieza tiene un papel único, habilidades únicas y limitaciones únicas. Los jefes inolvidables son como grandes maestros de ajedrez. Ellos conocen las fortalezas, debilidades, gustos y disgustos de los empleados, y usan esto para sacar lo mejor de cada colaborador. Un gran jefe también entiende las limitaciones y habilidades de cada persona en su equipo y saben cómo cada empleado es único y con que puede ayudar en el trabajo de equipo.
  • Los jefes memorables son quienes son, todo el tiempo. Ellos nunca mienten para ocultar los errores que cometen, y no hacen falsas promesas. Los empleados no tienen que esforzarse demasiado para averiguar sus motivos o predecir lo que van a hacer a continuación. Este tipo de jefes comparte información y conocimiento generosamente con su equipo.
  • Un gran jefe es como un puerto en una tormenta. No se sacude, aunque todo va mal. Aunque la empresa este en problemas los jefes inolvidables no pasan la incertidumbre a los empleados. Uno nunca puede darse cuenta que un jefe memorable sea bajo presión.
  • Los jefes inolvidables son humanos, y no tienen miedo de mostrarlo. Son personas agradables. Los grandes jefes saben que las personas tienen emociones, y no tienen miedo de expresar las suyas. Se relacionan con los empleados primero como persona y luego como jefe. Sin embargo, también saben cómo controlar sus emociones cuando la situación lo requiere.
  • Los jefes inolvidables trabajan juntos con su equipo, y los empleados se sienten satisfechos cuando se cumplen los objetivos. Este tipo de jefes no creen que están por encima de nadie o nada, abiertamente abordan sus errores para que todos puedan aprender de ellos. Su humildad establece un tono de fuerza que todos los demás siguen.

No todos tienen jefes memorables

Los jefes memorables pueden pensar varios pasos por delante y tomar medidas antes de que las cosas salgan de la mano.

Los grandes jefes son apasionados por el trabajo que hacen, y son capaces de motivar a otros miembros del equipo cuando las cosas se ponen difíciles. Están dispuestos a admitir que las cosas no siempre son perfectas.

Los jefes memorables esperan más de ellos mismos y de los otros miembros del equipo. Este tipo de jefes trabaja para servir a un propósito más amplio, le ayudan a los empleados a avanzar en sus carreras, tratan de rescatar a los empleados en apuros y buscan maneras de inspirarlos a lograr sus sueños.

Ahora, que ya conoces las características que un jefe memorable posee, ¿tu jefe entra en la categoría de este tipo de líderes o le hacen falta algunas cosas? Si has tenido un jefe inolvidable hasta el momento ¿qué tal fue trabajar juntos? Cuéntanos una de las historias con tu jefe inolvidable.

[printfriendly]

Acerca del autor

Daniela Lazovska

Comentarios

  • ¡Amé este artículo! me sentí identificada desde la primera línea.

    En la vida he tenido todo tipo de jefes y puedo contar a una sola como inolvidable.
    Ha sido una gran experiencia trabajar a su lado y al final del día estas personas son las que te motivan. Puede venir la competencia con una mejor oferta, por ejemplo, y sin embargo terminas eligiendo con base a la buena experiencia que has tenido con tu jefe.

    Actualmente me encuentro con uno que es bastante brillante y ganó rápidamente mi admiración pero en algún punto perdió el suelo y ahora tiene comentarios machistas, miente o comparte a diestra y siniestra los momentos de incertidumbre que pudiera tener la compañía.
    Lo que por supuesto me está llevando a evaluar otras opciones.

    Daniela, ¡espero leerte muy pronto!

  • Hola, Sara!
    Puedes leerme todo lo que quieras :) se publica algo nuevo diario …
    Gracias por compartir parte de tu historia con los jefes! Yo igual he tenido todo tipo de jefes en varios países …
    Suerte con el tuyo… busca una manera para que lea la nota … a ver si funciona …

  • Que increíble!! Ojalá muchos jefes lo puedan leer para inspirar a sus colaboradores a ser mejores personas y no para humillar, subestimar o criticar nada más el trabajo que desarrollas. Aunque en mi vida hay uno inolvidable y no precisamente por mostrar su talento, sino por todas las ofensas y malos tratos, él es inolvidable porque con todo y eso, me enseñó que es lo que no quiero en mi vida.