RSE

6 factores que impulsan la RSE en Latinoamérica

Un diagnóstico del estado actual de la responsabilidad corporativa en la región

Latinoamérica via Shutterstock

Latinoamérica via Shutterstock

¿Cuál es la situación de la RSE en América Latina? Sabemos mucho de lo que están haciendo grandes corporativos en Estados Unidos y Europa, pero es menos frecuente conocer análisis sobre nuestra región. En la edición de septiembre de la revista electrónica Ethical Corporation, la Dra. Andrea Bonime-Blanc, experta en gobernanza, ética y reputación, hace un recorrido por los temas, las situaciones y los actores que están definiendo la ética corporativa en esta zona.

A continuación, los seis factores que ella identifica:

Crecimiento del movimiento anticorrupción:

En los últimos cinco años, varios países de Latinoamérica han adoptado leyes anticorrupción más amplias. Estos son: Chile, Colombia, Perú y Argentina. En algunos casos, se han incluido leyes contra el lavado de dinero. Además, cinco países de la región son parte de la Convención Anticorrupción de la OCDE, incluyendo a México.

Impacto de las mejores prácticas globales:

Muchas compañías globales están haciendo negocios en América Latina y, al establecerse de forma local, sus prácticas y estándares se integran al tejido social, ya que sus programas de RSE y ética afectan a las operaciones locales y pueden influenciar, directa o indirectamente, a sus competidores locales y regionales, a terceras partes y a la cadena de valor. Esto es evidente en corporativos como Walmart, Microsoft y GE.

“Tropicalización” de mejores prácticas:

Al mismo tiempo, las empresas latinoamericanas grandes están desarrollando sus propias versiones de programas de gobernanza, riesgo, ética y cumplimiento, adaptadas y personalizadas para sus negocios y regiones. Por ejemplo, en otoño de 2014, Ecopetrol lideró en Colombia una iniciativa para lograr que su cadena de valor entera firme un compromiso con prácticas anticorrupción.

El crecimiento de la profesión:

Los programas y certificados de ética y cumplimiento ofrecidos por instituciones y universidades, como el de la Universidad Austral de Buenos Aires, creado en asociación con la Ethics and Compliance initiative, están comenzando a llamar la atención. También se están creando conferencias regionales como las cumbres anuales de ética organizadas por Ethisphere, que tuvieron lugar en Brasil en 2014 y 2015. Esta tendencia demuestra un interés continuo en el crecimiento y adopción de programas por parte de negocios locales, nacionales e internacionales.

Interés creciente de los stakeholders en RSE:

Las causas y movimientos locales de RSE están creciendo alrededor de los escándalos, y también las personas que son impactadas de forma directa por la corrupción y el abuso están levantando la voz, tocando temas como los derechos humanos; los derechos de las personas indígenas; la contaminación ambiental; la salud y la seguridad y, por supuesto, el fraude y la corrupción.

La cadena de suministro global:

Cuando las empresas locales y nacionales comienzan a competir por clientes globales en la cadena de valor se les pide que aumenten los estándares de sus prácticas, ya sea por medio de certificados ISO, códigos de conducta o certificaciones de calidad. Esto las lleva a cumplir con los requisitos para no defraudar a sus clientes potenciales, lo cual a su vez actúa como catalizador para cambios a nivel tanto local como regional e incluso nacional.

La autora menciona otros catalizadores y factores ambientales, como los Juegos Olímpicos de Río, el desarrollo de temas de derechos humanos y derechos indígenas en países de la región y situaciones políticas como elecciones y la indignación del público como resultado de la corrupción en países como Brasil, Argentina, Guatemala, Honduras y México.

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario