RSE

5 pasos para un “cambio de look” químico de la industria de la moda

1levis-zara-greanpeace-newsPoca gente piensa en la moda como una industria muy contaminante; sin embargo el teñido y el acabado de las telas tiene una enorme huella ambiental, ya que usa una gran cantidad de químicos y de agua. La moda es una de las industrias más contaminantes de agua en el mundo, como bien señaló Greenpeace en una campaña reciente donde pidió a las grandes marcas que reduzcan su uso de químicos. Después de que esta organización publicara su reporte, empresas como Zara o Levi’s prometieron poner más atención a los químicos en su cadena de suministro.

Aquí los 5 pasos sugeridos por el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales de Estados Unidos para las compañías que quieran acabar con su dependencia a los químicos tóxico, diseñados al rededor del Reto Detox de Greenpeace.


1. Crear metas orientadas a resultados y no a procesos: los objetivos deben incluir fechas específicas para lograr las reducciones y deben contener frases como “retirar progresivamente todos los solventes con cloro para 2014” o , si eso es muy ambicioso “retirar progresivamente el uso de solventes con cloro en el 80% de las fábricas en China para 2014”. Primero se deben eliminar los químicos más cercanos. Las metas como “crear un grupo” o “explorar plataformas” no son suficientes, ya que dicen CÓMO pero no QUÉ se hará.

2. Empezar con las fábricas que tiñen las telas y que cortan la ropa: estas fábricas son los objetivos más sencillos, porque ya se tiene una relación con ellas. Afortunadamente, estas instalaciones representan a proveedores importantes, lo cual puede ayudar a generar un mayor impacto en un numero menor de lugares.

Algunos de los químicos más peligrosos del mundo son los más fáciles de eliminar, por lo que las marcas deberían comprometerse a eliminarlos por completo para 2014, mientras que los que serán más difíciles de reemplazar deben dejarse para el final.

3. Usar la regla 80/20 para difundir y ampliar los objetivos: las marcas de ropa mencionan que son sus proveedores los que son el principal obstáculo para hacer cambios rápidos y radicales. Es por esto que las empresas deberían concentrarse primero en las fábricas más grandes, que generan la mayor parte de la producción. Se sugiere generar planes “80/20”, que inicialmente tengan como meta el 80% de la producción. Lo primero que se debe hacer es educarse sobre la composición actual de las telas y cuáles son las opciones disponibles, ya que muchas fábricas no saben qué es lo que están utilizando. Las marcas deben pedir muestras y probarlas.

4. Investigar alternativas y generar colaboración entre marcas: estos dos puntos son cruciales para lograr los cambios necesarios para 2020. Ya con los resultados de las investigaciones, las marcas deben proveer a las fábricas de listados de los químicos que sí se pueden usar, además de las fechas en las que ya no deben usarse los que son dañinos.

5. Crear políticas claras con consecuencias para quienes no las cumplan: la única forma de que los compromisos con Greenpeace sea real es que las marcas, por contrato, sometan a las fábricas a consecuencias graves como la suspensión o terminación del contrato si no cumplen con las políticas.

Fuente: Greenbiz
Traducción y adaptación:
María José Evia Herrero

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario