RSI

5 cosas que solemos olvidar en tiempos de crisis

Aquí hay 5 cosas que probablemente hemos olvidado durante la pandemia, recordarlas te ayudará a estar más tranquilo.

La escritora Katie Huey nos comparte 5 tips muy importantes para este tiempo, en donde a veces parece que no existe un orden, ni principio ni fin; aquí te los dejamos:

Durante semanas, me resistí a utilizar esa palabra: crisis.

Seguramente, no se trataba de algo así.

Le rogué a mis compañeros de trabajo que dejaran de usar “esa” palabra y alentaba a clientes y a miembros de mi familia a llamar a esta pandemia… de forma diferente, de seguro esto era una oportunidad para tener un punto de apoyo para algo más o una simple interrupción.

Pero terminé por aceptarla y con un profundo suspiro dije:

Sí. Esto es una crisis.

Estamos cambiando la forma en que vemos el mundo, de manera que no lo entenderemos del todo durante los próximos años. Todo los que conocemos ha sido cambiado de alguna u otra forma.

No he estado aquí antes, en medio de una pandemia global. Me gradué de la universidad después de la crisis económica de 2008 y tengo recuerdos del 11-S, de las aulas de la escuela secundaria (sí, los más jóvenes también han vivido la experiencia). Pocos de nosotros hemos experimentado una crisis en una escala tan grande.

Sin embargo, he experimentado una pérdida inesperada y el pánico aplastante que viene cuando los mundos como los conocemos se derrumban. Mi viaje de dolor me dio habilidades de afrontamiento para vivir en la incertidumbre. Sigo confiando en estas lecciones ya que el mundo tal como lo conocemos se ha volteado, fracasado, estrellado y transformado.

A medida que avanzamos y tal vez tropezamos un poco, quiero compartir con ustedes cinco cosas que a menudo olvidamos en una crisis para ayudarnos a dar un paso más, juntos.

1. Se vale quejarnos

Es natural que los líderes avancen con entusiasmo. Queremos reunir a nuestros equipos, alentar a nuestros amigos y apoyar a las personas que amamos. Cuando olvidamos detenernos y reconocer el desafío en nuestra situación, nuestros espíritus saben que algo está mal. 

Al reconocer primero el desafío, nos basamos en la verdad de lo que es. Llamar a las cosas con honestidad y empatía, como admitir que sí, es una crisis; permite que nuestros cerebros y corazones absorban algunas de las ondas de choque iniciales. Solo entonces podremos tomar decisiones para avanzar con lo que podría ser.

2. Nutrirnos adecuadamente

Algunas personas se guardan todo el estrés, otros se olvidan de comer o simplemente el estómago se retuerce ante la idea de comer en momentos como este.

Intenta prestar atención a tu cuerpo y has planes para mantener tus rutinas. Para algunas personas esto significará pedir comida para llevar, otras están haciendo grandes compras y manteniendo bocadillos saludables a la mano. Programa un temporizador para recordar que debes almorzar, o coloca una nota en la nevera para recordar amablemente alejarte excepto en las comidas. Te conoces a ti mismo, recuerda: tu cuerpo todavía necesita combustible y agua.

3. Comunicarnos

Es fácil ensimismarnos cuando estamos abrumados, este es el momento de comunicarte lo más posible con tu gente, hazlo diariamente por mensaje o videollamada.

También nos olvidamos de comunicar lo que necesitamos, quizás requieras pedir ayuda a algún colega para llevar a buen término tu trabajo. Olvidamos que las personas no pueden leer nuestras mentes y no saben lo que necesitamos, este es el momento de practicar la asertividad para su autocuidado y el beneficio de los demás.

4. Nuestra resiliencia

La crisis a veces nos ha puesto de rodillas sin importar quiénes alguna vez fuimos. Es difícil imaginar que algo bueno pueda salir de esto. Tenemos la opción de usar nuestro poder, nuestras experiencias y nuestros corazones para cuidarnos unos a otros. Podemos usar nuestra creatividad para encontrar nuevas soluciones y mantener conexiones o hacer nuevos caminos en lugares que nunca pensamos que fueran posibles.

Las cosas que se desmoronan proporcionan espacio para que nuevas se construyan. Recuerda lo que te trajo aquí y pregúntate: “¿Qué quieres sacar de este desafío?”

5. Somos más fuertes juntos

Los líderes son solucionadores de problemas y buscadores de soluciones. Se preocupa profundamente por las personas con las que trabaja y quiere tener un impacto positivo en el mundo. La crisis agrega estrés adicional y aumenta la presión que siente para resolver problemas y crear soluciones a situaciones que cambian cada hora.

Recuerda, no estás solo.

Los líderes de todo el mundo enfrentan desafíos similares. Encuentra eco en un amigo, levanta el teléfono y habla por al menos 20 minutos. Pídale a alguien que se siente y llore con contigo. No estás solo. Vamos a superar esto, juntos.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]