Ser mujer o tener más de 40 años no significa que no puedes cumplir tus sueños.

Si crees que eres demasiado vieja para conseguir lo que quieres déjame decirte que no puedes estar más equivocada. No hay una fecha límite para el éxito, y aunque algunas mujeres logran lo que quieren muy jóvenes, pero cumplir los sueños toma tiempo, y muchos errores para la mayoría de las personas.

Pero ¿qué crees? Algunas mujeres tienen 40 o más velas en su pastel de cumpleaños cuando por fin logran sus objetivos. Sigue leyendo para enterarte de una vez que ni el género ni la edad son barreras.

3 ejemplos que demuestran que ni el género ni la edad son barreras

Si eres de esas mujeres que les preocupa que no pudiste lograr tus sueños, estas empresarias que ya tienen cuarenta y tantos años te van a convencer a que sigas persiguiendo tus sueños y no te preocupes por tu edad. Porque ni el género ni la edad son barreras.

No olvides que es muy importante darte tiempo para resolver los problemas y cumplir los propósitos. Se necesita tiempo para que una esté preparada para lo que la espera en el camino empresarial. Te contamos las historias de 3 mujeres que lograron demostrar que ni el género ni la edad son barreras.

No compararte con otras – Brenda Cascio

Brenda Cascio se graduó en bellas artes y pintó esporádicamente a lo largo de su vida, pero dedicó gran parte de su tiempo profesional a administrar la práctica dental de su esposo.

Cuando surgió la oportunidad de fundar su propia compañía con su hija, la aprovechó. Su compañía, GB Design House, personaliza bodas y hoy es en un estudio de diseño versátil que produce más de un millón en ventas al año.

Su estilo, ideas y diseños han recibido muchos clientes influyentes, y han trabajado en bodas de celebridades, así como con importantes marcas de moda, como Miu-Miu, Neiman Marcus y lululemon athletica.

A pesar de que su negocio no despegó hasta que tenía casi 50 años, ella dice que ni el género ni la edad son barreras y hace la pregunta ¿si no ahora, cuándo?

Su mejor consejo para las mujeres que tienen miedo de que son «demasiado viejas» es que no se comparen con ninguna otra persona ni con ninguna otra edad. Cascio dijo que no se trata de comparar su éxito con el de otra persona, sino más bien de eliminar los límites que nos imponemos a nosotros mismos.

Ni el género ni la edad son barreras. Podemos inventar miles de razones por las que posiblemente no funcione algo. Pero en ese momento de su carrera, Brenda decidió dar un paso adelante e ir por lo que quiere. ¿Y si fallaba? ¡Qué importa! Cuando una tiene más de 40 años no se preocupa por lo que piensan los demás.

Redefinir el éxito en tus propios términos – Auria Abraham

Durante 17 años, Auria Abraham no se autodenominó chef, pero sí lo fue. Trabajó creando música para anuncios de radio y televisión, con una impresionante lista o clientes que incluyen American Express, Coca Cola, McDonald’s, Mastercard y muchos otros.

Pero en 2011, decidió comenzar a ofrecer cenas en clubes y vender comida malaya en ferias en la calle, y finalmente la llevó a su exitoso negocio, Auria’s Malaysian Kitchen.

A los 44 años, se convirtió en empresaria y, seis años después, sus productos se encuentran en más de 40 tiendas minoristas, principalmente en la ciudad de Nueva York o en sus alrededores, pero también en Michigan, Oregón, California y Tennessee. Con las ventas de su sitio web, hace envíos a los 50 estados.

Cuando tuvo su única hija, a la edad de 39 años, e intentó regresar al trabajo en publicidad, rápidamente se dio cuenta de que todo había cambiado. Ya no quería el mismo estilo de vida y veía el espíritu empresarial como un equilibrio entre la vida laboral y la personal.

Según Auria, en los años cuarenta y más allá es necesario redefinir el éxito en nuestros propios términos. Es hora de preguntar: ¿De qué otras formas, tal vez, intangibles, esta carrera o negocio mejora o no mejora mi vida como una persona completa?

Sí, las ventas son excelentes, el dinero es asombroso, y uno tiene que vigilar la competencia. Pero, ¿y si la única competencia que realmente importa es entre las diferentes partes de su propia vida? Es hora de dejar de desperdiciar el tiempo y atención en lo que otra persona tiene, hace y posee porque ni el género ni la edad son barreras.

No descartar los pequeños pasos – Shelley Goodstein

Shelley Goodstein ha trabajado en ventas de productos farmacéuticos durante cinco años después de la universidad, y luego nuevamente durante otros cuatro años, después del divorcio, cuando cumplió 40 años.

También fue modelo con Ford Models, organizó un programa matutino local en ABC llamado The Morning Blend, una agente de bienes raíces en Nueva York y Arizona, y la lista continúa.

A finales de 2013, sin embargo, encontró su nicho a los 49 años, cuando fundó su compañía, Hidden Crown Hair, que vende extensiones de cabello. Sus ventas se han duplicado año tras año.

Aparte de ser la directora ejecutiva y fundadora de su compañía, también está criando a tres hijos y manteniendo un blog con 7 millones de visitas, A Model’s Secrets (Los secretos de una modelo). Su consejo para las mujeres es “Haz algo que ames y sigue haciéndolo. Si tienes una idea, sigue trabajando, un paso pequeño a la vez”.

Aunque puede tomar tiempo lograr lo que quieres, como crear una audiencia de blog, desarrollar ventas o descubrir qué es lo que realmente te hace feliz, tienes tiempo, no importa si tienes 40, 50 años o más porque ni el género ni la edad son barreras.

Ahora sí tienes que reconocer que ni el género ni la edad son barreras. No importa tu edad, mucho menos tu género para lograr lo que quieres.

¿Tienes otro ejemplo de que ni el género ni la edad son barreras? Te leemos en los comentarios.

Acerca del autor

Daniela Lazovska

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact