RSE RSI

3 formas de canalizar el activismo de las y los colaboradores

3 formas de canalizar el activismo de los colaboradores

La misión más el poder de la gente es lo que hace una estrategia casi imbatible.

Últimamente, hay una mayor expectativa de que las empresas y los negocios deberían asumir un papel más importante en la defensa social, y los datos muestran que el activismo social corporativo es bueno para los negocios, tanto interna como externamente.

Según un informe de InMoment de 2018, el 58% de los millennials, el 55% de los de la generación X y el 51% de los baby boomers creen que es importante que las marcas que apoyan inviertan en causas que les interesen. En resumen:

Se espera que las empresas necesiten hacer algo más que crear productos. La gente espera que las empresas desempeñen un papel en la producción de soluciones y en la creación de cambios.

Esto hace una interesante encrucijada, la pluralidad de empleados y accionistas que abarcan generaciones que quieren y esperan el activismo corporativo. Las declaraciones a medias y los gestos vacíos no lo lograrán, sólo el compromiso real y las acciones correspondientes.

Esto lleva a preguntarse, ¿qué se supone que debe hacer una empresa? Los líderes de las empresas tienen que lidiar con el aumento de los empleados y canalizar esas energías no sólo para ayudar a los resultados de la empresa, sino a la sociedad en su conjunto.

Mientras los líderes luchan con lo que tienen que hacer, deben anclarse auténticamente a sus valores y mirar dentro de su mayor recurso: su gente.

A continuación te compartimos tres formas de canalizar la oportunidad del activismo de los empleados.

3 formas de canalizar el activismo de los colaboradores

1. Habilitando los ERG

Para canalizar de forma efectiva la energía de los colaboradores, crear y apoyar los grupos de recursos para empleados (ERGs) que están capacitados para elaborar soluciones que se alineen con los valores de la organización.

Los ERGs no sólo proporcionan oportunidades de comunidad, carrera, apoyo y desarrollo, sino que pueden ser una parte central de la solución en el ámbito del activismo social.

Los ERGs en su núcleo son un microcosmos del mercado y a menudo entienden los problemas sociales más de lo que los líderes podrían darse cuenta plenamente.

Los ERGs son más que un grupo de empleados, son partes interesadas, accionistas y ahora, activistas sociales. Lumumba Seegars de la Escuela de Negocios de Harvard llama a los miembros de los ERGs radicales autorizados – “individuos que intentan cambiar su organización con el permiso y la aprobación explícita de su organización”. Son autorizados por ser reconocidos oficialmente y apoyados con recursos, pero también son aprobados por ser controlados por esa relación de recursos”.

Estos ERGs son autorizados y están en una posición única para defender los valores de la organización, así como prestar su poder colectivo para participar en causas significativas. También son un sector del mercado al que las empresas sirven (o desean servir) y pueden ser eficaces y auténticos embajadores de la marca en acción.

Los líderes motivados, auténticos y alineados con los valores, a través de un patrocinio ejecutivo efectivo tienen una oportunidad real de ir más allá del activismo performativo y de vanguardia cuando se comprometen proactivamente y aprueban sus ERGs para hacer el bien en el mundo.

2. Levántate por algo

Hay un viejo adagio, “Los que no defienden nada caen en cualquier cosa”. En este caso, si las organizaciones no definen lo que defienden, no lograrán involucrar eficazmente a los empleados y más aún, pueden fracasar porque sus empleados no ven, saben o sienten su compromiso con el activismo corporativo.

Los colaboradores y consumidores no sólo quieren que las organizaciones hagan un producto estelar, sino que también esperan que hagan una contribución significativa a la sociedad.

Según un estudio de la firma de relaciones públicas Weber Shandwick, Employees Rising: Aprovechando la oportunidad en el activismo de los empleados, estos pueden ser agentes de cambio efectivos para la marca y la reputación de una organización.

Las organizaciones que se rigen por valores tienen una oportunidad muy real al desatar el poder de sus ERGs como auténtico activismo radical que impacta positivamente en la sociedad.

3. Comunícate y vive a la altura de tus valores

El liderazgo debe asegurarse de que no sólo tienen valores de principios, sino que son entendidos. Se trata de ser transparente, comprometido y claro.

Las organizaciones y los líderes no sólo deben comunicar sus valores, sino que deben estar a la altura de ellos. La inconsistencia engendra desconfianza y todas las organizaciones deben esforzarse por tener empleados y clientes comprometidos y leales.

Es casi imposible movilizar la energía colectiva de los ERGs cuando existe un “problema de ver/descubrir”, las empresas de marca verdaderamente icónicas que alinean valores y acciones no sólo declaran su misión sino que están a la altura de esos valores y experimentan una lealtad casi inquebrantable.

En última instancia, es la misión más el poder de la gente lo que es una estrategia casi imbatible… esa es la manera.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]