RSE

3 costos de la RSE a considerar

Toda empresa que busca entrar al mundo de la responsabilidad social debe tomar en cuenta estos costos.

La Responsabilidad Social (RS) es un pilar en el que toda empresa se debe enfocar, sobre todo en una época en la que los consumidores están eligiendo a las marcas más comprometidas.

Con esta conciencia y acción social ganando impulso, las personas responsables de liderar las empresas deben hallar e integrar políticas verdes y sostenibles en sus procesos. Esto significa una sola cosa: inversión.

De acuerdo con un informe realizado por por Geoffrey B. Sprinkle y Lauren A. Maines, de la Kelley School of Business, Indiana University, existen tres costos iniciales asociados con las actividades de RSE que toda empresa debe tomar en cuenta:

1. Costos de oportunidad

El primer costo a considerar es la oportunidad. Esto incluye cualquier actividad que relaciona el capital y la mano de obra a la actividad de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), lo que podría tener como consecuencia la pérdida de ingresos.

2. Costos hundidos 

Los costos hundidos son todas las inversiones iniciales en nuevos equipos o políticas como lo es un sistema de salud y seguridad ambiental, sistemas de aguas residuales, mejoras como protectores de máquinas, edificios e infraestructura.

3. Costos recurrentes 

Este tipo de costos son los costos laborales causados por el aumento y equidad de los sueldos. Un aumento en el tiempo de gestión como las formas de seguro social, capacitación, monitoreo e informes, y actualización y mantenimiento de equipos.

La importancia de estos costos

El tiempo e inversión que se dedica a la RSE significa una oportunidad para que las empresas y sus CEO puedan impulsar un cambio en su entorno, inspirar y atender algunos de los conflictos que acechan al planeta y a sus habitantes.

Para empezar, los costos de oportunidad brindan a los directores financieros una comprensión clara de lo que la compañía puede ganar y perder al ir con una iniciativa particular de RSE.

Además de los beneficios obvios de la comparación (es decir, el proceso de eliminación), los costos hundidos y recurrentes permiten que el CFO reduzca su lente financiera en cada esfuerzo sostenible; en otras palabras, les da especificidad económica, mencionan en el estudio.

Al tomar en cuenta la importancia de estos costos, una empresa puede determinar adecuadamente si es capaz de asumir el imperativo de RSE, y si no, pensar en otras formas de crear asociaciones estratégicas para dar vida a tal empresa.

Otros estudios han mostrado que las empresas socialmente responsables tienen un mayor rendimiento y con ello un mejor retorno de inversión en la RSE.

También obtuvieron mayor relevancia y menores restricciones de capital por ser más transparentes, y lograron relaciones más estables con sus partes interesadas.

4 pilares esenciales

Estos costos iniciales no solo forman parte de una estrategia solida de RSE, sino de los siguientes cuatro pilares que hacen que una empresa realmente se encuentre comprometida con su entorno:

  1. Caracterizadas por distintos mecanismos de gobernanza, que reflejan los intereses conjuntos de todos sus grupos de interés. Estas compañías involucran más a la junta directiva en temas de RSE y vinculan la compensación de los ejecutivos con los objetivos ambientales y sociales aparte de los objetivos financieros.
  2. Comprender las necesidades de las partes interesadas e invertir tiempo en la gestión de estas relaciones. Informan de manera interna y externa sobre la calidad de esas asociaciones, lo que las hace más proactivas, transparentes y responsables cuando se involucran con sus partes interesadas.
  3. Comunicadores efectivos. Hablan de estrategia a largo plazo y persuaden a los inversores a largo plazo para que inviertan en sus acciones.
  4. Es más probable que midan la información relacionada con las partes interesadas clave, como empleados, clientes y proveedores, y que aumenten la credibilidad de estas medidas usando procedimientos de auditoría. Miden y revelan datos no financieros más y de mayor calidad.

Caso de éxito: Whole Foods

Una de las empresas destacadas en el estudio es Whole Foods, compañía que ha enfocado su modelo de negocio en pro del medio ambiente, la sociedad y el gobierno corporativo.

Incluso, un informe señala que Whole Foods ha aceptado que podría representar una nueva forma de capitalismo, una que trabaja de forma más consciente por el bien común en lugar de depender únicamente de la “mano invisible” para generar resultados positivos para sociedad.

Whole Foods cuenta con una fundación en donde centran e impulsan todos los esfuerzos en materia de responsabilidad social y desarrollo sostenible:

Empoderamos a las personas con menos recursos del mundo con microcréditos, dándoles la oportunidad de crear o expandir un negocio en el hogar para sacar a sí mismos y a sus familias de la pobreza.

Este caso de éxito resalta que quienes son líderes empresariales sobre la RSE, no pueden ignorar las implicaciones de esta para sus negocios, y el valor que se agrega a las empresas y al entorno.

Estos tres costos son tan solo el primer paso para desarrollar una estrategia para fortalecer el compromiso de una empresa con sus grupos de interés y el medio ambiente.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

Dejar un comentario