Ambiental

15 ejemplos de chocolate sostenible

ejemplos de chocolate sostenible
Escrito por Kenya Giovanini

No es por antojarte… pero estos ejemplos de chocolate sostenible tienen un sabor de responsabilidad social que querrás probar. ¡Te contamos!

Según datos de la Procuraduría Federal del Consumidor, en México el consumo de chocolate por persona al año es de 700g, sin embargo, hay países en donde esta cantidad es realmente grande. Un ejemplo es Suiza, lugar en donde el consumo alcanza un aproximado de 11.9 kilos por persona.

Pero… hay un tema que muchos desconocen al respecto y esto es que detrás de un chocolate convencional, existe una cantidad de ingredientes —desde azúcar refinada hasta aceite de palma— que no solo están dañando al medio ambiente, sino también la salud.

El impacto del chocolate

La agricultura enfocada en obtener el aceite de palma, ha sido uno de los principales responsables de la deforestación y la destrucción de algunos de los lugares con mayor biodiversidad en la tierra como Papúa Nueva Guinea.

Un estudio, llamado Environmental impacts of chocolate production and consumption in the UK, estima que la industria del chocolate del Reino Unido produce aproximadamente 2,1 millones de toneladas de gases de efecto invernadero al año.

Para realizar el estudio se han analizado los tres tipos de chocolate más populares, que ocupan el 90% del mercado británico: las barritas de chocolate con leche, las bolsas de bolitas de chocolate y las barritas de chocolate.

ejemplos de chocolate sostenible

De estos tres, se encontró que las bolsas de bolitas de chocolate eran las más contaminantes debido a los ingredientes que la componen y a su embalaje.

Es lamentable que un cultivo tropical, que podría proliferar en muchas regiones del país, no tenga el respaldo merecido. Lo que equivale no solo a dedicarle más recursos materiales, sino proveer  a sus productores de los medios y pagos necesarios para  promover  más el cultivo de este árbol que México ofrendo al mundo.

Cacao.Org.

Y, por si esto fuera poco sorprendente, déjanos compartirte que en Ghana cerca de 200 mil niños están trabajando en las condiciones más duras para obtener el cacao y otros ingredientes.

Por otra parte, la región de África Occidental cuenta con el 70% de la producción mundial de cacao. Es decir que emplea a 2,2 millones de niños, según el Cacaobarómetro de 2018, un informe realizado por 15 ONG europeas. 

ejemplos de chocolate sostenible

Así que la próxima vez que vayas por tu chocolate favorito, quizá quieras echarle un ojo a la cadena de valor.

¿Puede haber chocolate sostenible?

El informe de la doctora Brundtland define al desarrollo sostenible como: “el acto de satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones del futuro para atender sus propias necesidades”. 

A partir de este concepto y en los últimos años, se ha visto una explosión de ejemplos de chocolate sostenible: las empresas detrás de ellos, se encargan de cultivar el cacao y los ingredientes que con lleva su elaboración, pensando en el planeta y que la empresa ha tratado a los cultivadores y agricultores de cacao de manera justa.

ejemplos de chocolate sostenible

Un chocolate responsable cuenta con certificaciones que avalan su compromiso con las comunidades y el entorno. Además cuentan con las siguientes caracteristicas:

  • Cacao de origen único que apoya a los pequeños agricultores.
  • Productores de comercio justo que poseen su propia marca de chocolate.
  • Ingredientes orgánicos certificados por Rainforest Alliance o Soil Association.
  • Un alto porcentaje de cacao: cuanto mayor sea el porcentaje, menos azúcar y otros ingredientes tendrá.
  • Sin azúcar refinada.
  • Libre de lácteos.

A continuación te compartimos una lista de ejemplos de chocolate sostenible.

Ejemplos de chocolate sostenible

1. Doisy and Dam

A veces, una pequeña mordida de chocolate sostenible es todo lo que necesitas para consentirte y esta marca te ofrece más que un buen sabor.

Su proveedor de cacao tiene sede en Colombia y es una empresa familiar con más de 100 años que ha sido pionera en pagar de manera justa y capacitar a los agricultores durante décadas.

El sobreprecio que pagan Doisy & Dam se destina a apoyar programas de empoderamiento para apoyar a la comunidad indígena, como un programa de capacitación para emprendedores en iniciativas sostenibles que generen ingresos.

La gama ahora incluye barras de semillas de vainilla y cacao, trufas saladas suaves, ballers crujientes y D&D recubiertos de azúcar.

2. Tony’s Chocolonely

Este chocolate sostenible lucha por acabar con la esclavitud, se trata Tony’s Chocolonely. La marca crea chocolate exquisito para generar conciencia sobre la explotación, el trabajo infantil y la esclavitud dentro de la industria del cacao.

Además cuenta con chocolate vegano como: Dark Almond & Sea Salt y otro que no lo es como: Dark Milk Pretzel Toffee que sus consumidores señalan que es un verdadero placer.

3. Cocoa Loco

Cocoa Loco reconoce la importancia de dar a los productores del cacao un salario justo por su cultivo. Esta marca obtiene sus granos de cacao de una comunidad de pequeños agricultores de la República Dominicana que cuenta con el apoyo y la certificación de la Fundación Fairtrade y la Asociación de Suelos.

No puedes equivocarte con una barra de chocolate amargo con chile y lima. Otras delicias incluyen cucharas de chocolate caliente y trufas.

Cocoa Loco.

4. Divine

Divine es uno de los favoritos en muchas partes del mundo porque ha lanzado una gama de chocolate negro orgánico y apto para veganos que es perfecta para acurrucarse.

Se elabora con semillas de pequeñas granjas en Santo Tomé, en África Occidental, que se conoce como la “Isla del Chocolate“. Es rico, suave y bueno. La gente recomienda probar la barra de cúrcuma y jengibre para un golpe de chocolate picante y terroso.

5. Seed & Bean

El chocolate que hace bien y sabe bien es Seed & Bean. Cumple ambos requisitos porque obtuvo una acreditación del 100% en el índice de empresas éticas gracias a que sus chocolates fueron hechos a mano con productos botánicos británicos junto con granos certificados orgánicos y de comercio justo.

Cada barra tiene envases totalmente reciclables y compostables. Disfruta de los sabores inusuales como el chocolate con leche Cornish Sea Salt & Lime en cuanto te encuentres con uno.

6. Love Cocoa

Fue fundada por James Cadbury, quien busca recuperar la pasión y la autenticidad de la fabricación de chocolate. Love Cocoa  comparte toda esta pasión en sus cajas de chocolate bellamente diseñadas casi tanto como el chocolate en sí.

Además, cuenta con la iniciativa: “one bar, one tree”, que contempla plantar un árbol por cada barra vendida. En 2020, plantaron más de 500.000 árboles en Camerún.

7. Chocolate and love

Chocolate and Love hace chocolate orgánico, galardonado y de comercio justo que es vegano, alto en cacao y bajo en azúcar.

Cada barra está hecha con cacao totalmente rastreable y los envoltorios en los que viene contienen materiales 100% de origen sostenible que son biodegradables y compostables.

Prueba el Panamá para un golpe de chocolate amargo o elige el Café con café Arábica.

8. Luisa’s Vegan Chocolates

Esta marca elimina a los intermediarios al hacer su chocolate de cacao a barra. La empresa se encarga de tostar, molar los granos en un licor de cacao antes de templar el chocolate para asegurar la máxima calidad de sabor.

Además, tiene una Política de Comercio Directo, lo que significa que trabaja directamente con los agricultores y les pagan al menos el doble de la tarifa estándar del mercado.

9. Rawr

Rawr satisface los antojos de golosinas con un toque de salud adicional con su gama de barras de chocolate crudo. Esto significa chocolate: elaborado a bajas temperaturas para preservar las enzimas y se considera un superalimento.

Todo el chocolate Rawr está certificado como 100% orgánico por la Soil Association y Fairtrade, mientras que el empaque también es 100% reciclable.

10. Montezuma

El mejor chocolate está hecho con ingredientes de la más alta calidad y Montezuma lo clava absolutamente.

La marca opera con una política de Comercio Justo, lo que significa que trabajan para crear una producción de cacao sostenible a través de la educación y la inversión en las comunidades locales.

También está en camino de obtener la acreditación de B Corp y se ha fijado el objetivo de ser neutral en carbono para 2025.

11. Wunder Workshop

Esta empresa comparte la idea de que el consumo con un propósito debe ser vital, por lo que sus barras de chocolate crudo no solo son buenas para comer, sino también para la salud. Este chocolate ha sido aprobado por expertos en nutrición.

Además de eso, todos los ingredientes son de origen ético y evitan las granjas monoculturales siempre que sea posible a favor de la recolección silvestre.

12. Pump Street

Pump Street es una panadería galardonada que se aventuró en la fabricación de chocolate a partir de semillas importadas directamente de fincas y cooperativas de todo el mundo.

Todos los envases que utilizan son totalmente compostables para ser lo más respetuosos posible con el planeta.

13. Waitrose No. 1

Para el chocolate sostenible en los supermercados, la propia marca de Waitrose da en el clavo a la perfección. Esta empresa utiliza chocolate de origen único Fairtrade en toda su gama.

Y uno de los chocolates favoritos de esta marca es el Chocolate Negro con Naranja y Almendra, elaborado con granos de cacao de Ecuador y aromatizado con almendras italianas picadas y aceite de naranja.

14. Booja Booja

Booja Booja hace trufas de chocolate negro orgánicas y veganas que dicen que están para morirse.

Acaban de introducir dos nuevos sabores: Hello Honeycomb Caramel y Toffee Strudel en sus bonitas cajas que pueden ser recicladas.

15. Original Beans

El área de Selva Zoque ha estado cultivando cacao durante 4.000 años, también es la selva tropical más grande de México. Es una marca de chocolateros positivos para el clima.

Original Beans ha lanzado una barra apta para veganos que utiliza estos frijoles tradicionales para crear Zoque 88% Spirited Dark Chocolate. Cada barra comprada se destina a la plantación de nuevos árboles y el apoyo de las tribus indígenas Zoque y Tzotzil.

16. Nestlé

Como valor agregado, los productos que provienen de Nestlé también forman parte de los ejemplos de chocolate sostenible. La marca cuenta con diversos programas que se encargan de garantizar que todo el proceso de elaboración sea sostenible.

Uno de ellos es el Plan Cacao, cuyo objetivo es reactivar el sector cacaotero en México y triplicar su productividad por hectárea, así como mejorar las condiciones de vida de los productores de cacao y la de sus familias.

Si llegas a probar uno de estos chocolates o conoces otras marcas enfocadas en crear este producto de manera responsable, no dudes en compartirlo.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

Dejar un comentario