Diversidad Entendiendo la Responsabilidad Social Género

10 ejemplos de equidad de género

que es la equidad de genero
Escrito por Arianne Lira

En la búsqueda de otorgar las mismas oportunidades a hombres y mujeres, se han visto ejemplos de equidad de género que lo están logrando.

En la actualidad, existen muchos ejemplos de equidad de género que están dando vuelta al mundo y fomentando nuevas acciones, formas de pensar y sobre todo iniciativas que propicien condiciones que favorezcan la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

La equidad de género como tal, se centra en la equidad y justicia con respecto a los beneficios y las necesidades de mujeres y hombres, niñas y niños. La equidad se utiliza, por ejemplo, dentro de los sectores de educación, salud y humanitario, refiriéndose a la distribución equitativa de recursos en función de las necesidades de diferentes grupos de personas.

La equidad de género en este contexto se refiere al hecho de que es necesario un análisis de género de estas necesidades, ya que en muchos aspectos pueden ser diferentes para mujeres y hombres, niños y niñas.

ejemplos de equidad de género

En la actualidad, sus beneficios son muchos, sin embargo, en ocasiones, esto es totalmente ignorado.

Si las mujeres y las niñas fueran tratadas igual que los hombres en derechos, dignidad y oportunidad, veríamos el progreso político y económico en todo el mundo.

Hilary Clinton, política estadounidense.

A continuación te presentamos 10 ejemplos de equidad de género dignos de compartir y replicar.

10 ejemplos de equidad de género

1. Mujeres de Arabia Saudita obtienen derecho al voto

Arabia Saudita es conocido por ser uno de los países más atrasados en cuanto a temas de equidad de género se refiere. Por ejemplo, en dicho país, las mujeres representan el 5% de la fuerza de trabajo, lo cual se coloca como el porcentaje más bajo del mundo. Además requieren el permiso de un hombre para obtener una educación superior, casarse, abrir una cuenta bancaria o solicitar un pasaporte.

En abril de 2011 un grupo de mujeres saudíes lanzó la Campaña Baladi para protestar por su exclusión de las elecciones, y varias intentaron sin éxito registrarse como votantes. Una mujer inició un recurso legal, pero la Junta de Reclamaciones, un tribunal administrativo rechazó el caso debido a errores procesales en la presentación del caso.

Sin embargo, el mismo año se celebró una victoria que pocos pudieron imaginar:

El rey Abdullah anunció que las mujeres podrían participar en las elecciones municipales de 2015 y convertirse en miembros del consultivo Consejo de la Shura con pleno derecho a voto.

Además, nombró a un órgano consultivo con la autoridad para revisar las leyes y cuestionar a los ministros, pero que no puede proponer o vetar legislación y no tiene competencias vinculantes.

El reino saudita era el único país del mundo donde las mujeres no tenían derecho a sufragio por el hecho de ser mujeres, por lo que esto significó un cambio para las saudíes, juzgadas por la tutela masculina. Si bien este es un ejemplo de equidad de género, la realidad es que aún falta mucho por hacer respecto al desarrollo en el tema en ese país.

2. BooksNotBullets de Malala resta guerras y agrega escuelas

Tras sufrir un atentado talibán que casi le arrebata la vida, Malala Yousafzai se convirtió en una activista pakistaní defensora del derecho a la educación de niñas y mujeres.

Y así como ella fue víctima de un mundo en donde no se le permitía tener acceso a la educación. 31 millones de niños no reciben educación primaria y otros 62 millones no reciben educación secundaria. Lo más problemático es que las niñas se ven afectadas de manera desproporcionada.

El mundo necesita $ 39 mil millones de dólares adicionales cada año hasta el 2030 para garantizar que todos los niños reciban 12 años de educación gratuita. Si bien esta cantidad parece mucho dinero, la realidad es que el mundo gasta actualmente hasta $ 300 mil millones de dólares en la educación de los pobres del mundo cada año.

Además, los ejércitos de todo el mundo gastan esa cantidad de dinero en 8 días. $ 39 mil millones cada 8 días. Por esta razón, Malala inició una campaña global llamada BooksNotBullets que tiene como objetivo hacer exactamente lo que sugiere: empoderar a los jóvenes, especialmente a las niñas, con libros, en lugar de ponerlos bajo el dominio de las balas.

Malala está hablando con gobiernos de los países desarrollados y en desarrollo para empoderar a las personas para que salgan de la pobreza y prioricen la educación sobre el gasto militar, y habla principalmente con países desarrollados que han estado incumpliendo sus compromisos en los últimos años.

Este es una iniciativa que busca ser un ejemplo de equidad de género y proporcionarle a las niñas acceso a la educación.

3. El pueblo Khasi, una pequeña sociedad matrilineal

Karolin Klüppel, una fotógrafa de Alemania, pasó 9 meses viviendo y documentando visualmente al pueblo Khasi, una pequeña sociedad matrilineal en el noreste de la India.

Para ilustrar dicha experiencia, lanzó una serie de fotos titulada “Mädchenland” (“Reino de las niñas”), en donde ofrece una vívida descripción de la cultura matrilineal a través de los ojos de sus futuras matriarcas más jóvenes: las niñas Khasi.

ejemplos de equidad de género

Las niñas Kashi podrían ser un ejemplo de equidad de género perfecto, siendo estas el reflejo de una sociedad totalmente contraria a lo que generalmente conocemos. Según información de EFE, en su tribu los niños llevan los apellidos de sus madres y, al contrario que en la prevalente India patrilineal, los hombres son los que deben abandonar sus clanes tras el matrimonio para vivir con la familia de sus esposas.

Allí tampoco se pagan dotes compensatorias a la familia del novio a la hora de entregar a las mujeres en matrimonio, enlaces que asegura son siempre “por amor” y nunca “arreglados”.

Es por ello que en Meghalaya “todo el mundo” quiere tener hijas, afirma una joven de 25 años que tras haber dado a luz a un varón “espera” que su segundo retoño sea una niña.

Una sociedad en donde las mujeres no están estigmatizadas ni delegadas por el solo hecho de ser mujeres, es un particular ejemplo de equidad de género, ya que es poco probable que este tipo de cultura exista en muchos lugares.

4. Servicios para mujeres adictas a las drogas

De acuerdo con el portal ONUSIDA, a menudo las personas que consumen drogas están muy estigmatizadas y afrontan elevados niveles de discriminación. Sin embargo, a las mujeres que consumen drogas se les estigmatiza y discrimina dos veces.

Primero por su género y después por consumir drogas. Además, están más expuestas a la violencia de género y a las violaciones de los derechos humanos. Todo ello, las pone en riesgo de contraer el VIH y otras infecciones.

A nivel mundial, son pocos los programas de reducción de daños que adaptan sus servicios a las mujeres y a sus necesidades; y la discriminación de género puede provocar que sean rechazadas.

ejemplos de equidad de género. A las mujeres que consumen drogas se les estigmatiza y discrimina dos veces.

Como parte de los esfuerzos para llegar a las mujeres que se inyectan drogas, la Alianza India contra el VIH/sida (en inglés, India HIV/AIDS Alliance) está colaborando con el gobierno de Punjab a través del ministerio de Salud y Bienestar Familiar en el hospital civil de Kapurthala.

El objetivo es desarrollar un modelo exhaustivo de reducción de daños para las mujeres que se inyectan drogas en Punjab y aumentar la equidad de género. Por esta razón, el hospital está desarrollando un enfoque holístico y humano a través de una clínica de reducción de daños que ofrece servicios adaptados para satisfacer las necesidades de las mujeres.

5. Mujeres sobre las olas

En un artículo escrito por Nicole Mormann, editorial fellow at TakePart, se cuenta un excelente ejemplo de equidad de género. Se trata de un grupo conocido como Cox’s Bazar Lifesaving and Surf Club.

Este se encuentra ayudando a mujeres y niñas jóvenes de Bangladesh a hacer olas, navegando por convenciones culturales represivas para surfear la Bahía de Bengala, un acto que a menudo desafía los deseos de sus maridos y las restricciones sociales.

Las mujeres que surfean en la nación musulmana de Bangladesh se enfrentan a la desaprobación y el reproche; las mujeres atrapadas en el agua han sido llamadas putas y cosas peores.

Pero en el país que tiene la cuarta tasa más alta de matrimonio infantil en el mundo, con el 65% de las niñas casadas antes de los 18 años, un puñado de surfistas se están lanzando al océano para desafiar cómo las niñas y las mujeres son vistas por la gente.


Un grupo de 30 a 40 jóvenes surfistas decidió formar un club de surf mixto. En 2011, los líderes locales declararon que el surf era inapropiado para las niñas, lo que provocó que todas las niñas, excepto Akter —una de las surfistas— abandonaran la escuela. Ver a Akter ganar varios torneos contra su competencia masculina hizo que cambiaran de opinión más adelante.

Hoy en día, el club de surf tiene ocho miembros femeninos, con edades comprendidas entre los ocho y los 16 años. Sin embargo, la lucha por el derecho de las niñas a nadar libremente y sin juzgar no ha terminado y esta es una batalla que continúa pelándose.

6. HeForShe: una campaña de equidad de género

El mundo está en un punto de inflexión. Personas de todas las procedencias entienden y apoyan la idea de la igualdad de género y saben que no es solo un tema de mujeres, sino una cuestión de derechos humanos.

HeForShe es un movimiento de ONU Mujeres, creado en pro de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Es un esfuerzo global para involucrar a todos y todas en la eliminación de las barreras sociales y culturales que impiden alcanzar nuestro mayor potencial.

Este invita a hombres y personas de todos los géneros a demostrar su solidaridad con las mujeres para crear un movimiento valiente, visible y unido en defensa de la igualdad de género.

La campaña está respaldada por celebridades y muchas más personas, y basada en que la igualdad de género es un problema que afecta a todas las personas: social, económica y políticamente. Se trata de involucrar activamente a hombres y niños en un movimiento que fue concebido originalmente como “una lucha de mujeres por las mujeres”.

Sus logros son múltiples pero por mencionar uno es el haber reunido a 10 universidades a nivel mundial, incluidas Oxford y Sciences Po en París, para implementar proyectos a corto y medio plazo que permitan cerrar la brecha de género en las instituciones educativas.

7. Un primer ministro interesado en la equidad de género

Contar con líderes que promuevan ejemplos de equidad de género no es común incluso en la actualidad. Empero, Justin Trudeau se ha colocado como uno de ellos por todas y cada una de las iniciativas que ha generado e impulsado en el rubro.

Cuando se le preguntó en su ceremonia de juramentación a Trudeau el porqué estaba dando prioridad a la igualdad de género en su administración, el primer ministro simplemente respondió: “Porque estamos en 2015”.

Tras casi una década de liderazgo del partido conservador en Canadá, este líder se hizo cargo del partido liberal con el 80,1% de los votos. Trudeau se enorgullece de declararse feminista y está a favor de los derechos del aborto.

Además, las mujeres representan el 50% de su gabinete, por lo que Canadá se encuentra en el ranking mundial de igualdad de género gubernamental. Trudeau ha estado siempre en términos de igualdad de género en la política.

Según el Instituto Nacional Demócrata: “La participación equitativa de las mujeres en la política y el gobierno es esencial para construir y mantener la democracia. Las mujeres, que representan más del 50% de la población mundial, siguen estando infrarrepresentadas como votantes, líderes políticas y funcionarios electos”, por lo que la forma de gobierno de Trudeau se coloca como otro ejemplo de equidad de género.

8. Publicidad que busca equidad

El período menstrual ha sido un tema que crea estigmas. Las mujeres y las niñas se sienten innecesariamente avergonzadas y pueden llegar tan lejos que pueden impedir las niñas vayan a la escuela durante sus períodos, retrasándolas en su educación.

Además de impedir que las mujeres y las niñas realicen sus actividades habituales o practiquen deportes y otras actividades físicas. En general, la vergüenza de la época refuerza la idea de que las mujeres son incapaces de las cosas de las que son capaces los hombres.

ejemplos de equidad de género. Mujer sufriendo por periodo menstrual.

En algunas culturas, el tabú que rodea a los períodos es tan grande que las niñas faltan a la escuela o la abandonan por completo cuando comienzan a menstruar. En África, una de cada 10 niñas faltará o abandonará la escuela cuando comience a menstruar.

En Afganistán y Nepal, esa cifra es aún mayor; tres de cada 10 niñas faltan a la escuela debido a sus períodos. A nivel mundial, hay 500 millones de niñas y mujeres que no tienen acceso a herramientas o instalaciones adecuadas para manejar sus períodos. Como resultado, pierden las oportunidades que tienen los niños y los hombres, desde la educación hasta la obtención de un empleo y la independencia económica.

Por ello, un ejemplo de equidad de género que busca dejar esto atrás es el de Bodyform, empresa que impulsó una campaña para tratar de deshacerse de los estereotipos dañinos e incómodos y fomentar una discusión real sobre la menstruación y los cuerpos de las mujeres.

Lo que esta empresa hizo para buscar la equidad fue simplemente lanzar publicidad sangrienta pero empedradora para admitir finalmente que los periodos no solo se tratan de sangre sino de que las mujeres pueden hacer lo que quieran durante estos días.

Quizá hablando más sobre el tema y de forma clara, los estereotipos puedan romperse y alcanzar la equidad de género que el periodo menstrual a veces es capaz de arrebatar.

9. Mujeres líderes de gigantes empresariales

En la actualidad, la falta de equidad de género demuestra una baja en mujeres al frente de cargos importantes dentro de las empresas. Sin embargo, hay un séquito de mujeres que está cambian esta realidad para convertirse en las líderes de relevancia.

Tal ejemplo de equidad de género lo están haciendo posible 6 mujeres que manejan Unilever, Natura, Visa, Pernod Ricard, Dupont y P&G. Su propósito es llevar más paridad al mundo corporativo.

De acuerdo con un artículo de Clarín, Laura Barnator, la flamante CEO de la angloholandesa Unilever afirma: “Somos la generación de transición”. La alta ejecutiva es parte de una nueva camada de mujeres que toman el timón de una empresa y que también asumen la responsabilidad de impulsar la igualdad de género dentro de las organizaciones.

Si bien la presencia femenina en los directorios empresariales es baja, los nombramientos son más usuales. Propiciados en parte por instrucción de las casas matrices de multinacionales, pero también por el empuje, el talento y la decisión de quebrar mandatos familiares y culturales viejísimos.

Las mentalidades son prisiones de larga duración”, decía el historiador Fernand Braudel. La frase expone la magnitud del desafío que implica romper “el techo de cristal” en las empresas. “Somos parte de la generación que rompimos con esos mandatos y tenemos que dar a conocer que se puede”, completa Verónica Marcelo, CEO local del grupo brasileño Natura.

10. Juguemos bajo las mismas reglas: Ultimate frisbee

En busca de otro ejemplo de equidad de género, se encuentran algunos deportes que cuentan con reglas específicas para balancear el juego y que pueda ser jugado con base en una estrategia de cooperación entre todos los jugadores, sin importar su género. Uno de ellos es el Ultimate frisbee.

De acuerdo con un artículo de Observatorio Tec, este deporte también llamado Ultimate, surgió en ambientes universitarios estadounidenses en los que buscaban un deporte de alta competitividad y ritmo rápido, pero sin contacto. Llegó a Europa en los 80 y hoy en día se practica también en Latinoamérica.

Este deporte se practica en un campo con medidas similares al de una cancha de fútbol, 100 x 37 metros aproximadamente. En vez de portería, se maneja una zona de ensayo en los extremos del campo. Los jugadores deben llevar el disco a la zona de ensayo del equipo contrario para anotar.

Los equipos son de siete contra siete. Cuando van a la ofensiva, los jugadores no pueden correr con el disco, solo pueden avanzar hacia la zona de ensayo contraria pasando el disco a sus compañeros. Si el pase no es completado o es interceptado, la posesión del mismo pasa al equipo contrario, que tendrá el turno de intentar alcanzar la zona de ensayo del oponente, y así progresa el juego.

El juego es autoarbitrado, se espera de los jugadores que sean capaces de detectar y admitir sus propias faltas e infracciones por sí mismos. Es mal visto y fuera del espíritu de juego cuando un participante no es proactivo para evitar un comportamiento innecesariamente agresivo con sus oponentes.

Por eso, este juego en particular no solamente es un excelente auxiliar en la formación del concepto de la ética en el deporte sino que provee de un ambiente competitivo en el que puede fomentarse el balance de género.

¿Conoces otros ejemplos de equidad de género que se estén generando en el mundo?

Acerca del autor

Arianne Lira

Licenciada en Letras Latinoamericanas por la UAEMex. Amante de la literatura, cine, teatro y admiradora de Beauvoir, Castellanos y Nin. Interesada en temas de género y cultura en general. Correctora de estilo y redactora en expoknews.

Comentarios

  • DE NUESTRAS PROPIAS IDENTIDADES COMO SERES HUMANOS-PERSONAS EN LA TIERRA
    …se considera que todas las personas, seres humanos, es decir, una vez nacidos y reconocidos por las leyes como tales, son y deben ser tratados y considerados mediante los mismos derechos civiles; ahora ¿ que alguien pregunta, por ejemplo, si una mujer morfológicamente es igual que un hombre…? Pues no, aquí decimos que no porque cada cual – con su polaridad y órganos respectivos – desempeña su papel complementario al otro para la reproducción de la especie humana: la mujer, cuando ha encarnado como tal, aporta su óvulo, mientras que cuando el ser humano encarna en calidad de hombre o varón, lo hace mediante el único espermatozoide correspondiente y útil, es decir, cada cual tiene su función, distinta, por cierto, y complementaria como hemos señalado; es evidente – de otro lado – que uno y otro son muy diferentes por constitución consiguiente y al efecto, cumpliendo así las leyes naturales que nos rigen y que vamos conociendo en gran extensión; ;por lo demás recordar que no existen dos seres humanos iguales, puesto que no existen como tal dos huellas digitales, ni dos vibraciones corpóreas ni tampoco dos iris idénticos; somos, por tanto, únicos, y, a la vez, completamente diferentes a cualquier otro ser humano, a cualquier persona. Saludos.

  • Varias de las cosas que mencionas no tienen que ver con la igualdad de género, sino que son sexistas. Ayuda solo para mujeres que consumen drogas? La mayoria de los consumidores son hombres, lo dicen las estadisticas, acaso ellos merecen menos atención solo porque son mas? Decir que las mujeres consumidoras merecen mas atencion solo porque son mujeres es sexista, y denigra al varón solo por ser varón

Dejar un comentario