Fundaciones Empresariales

¿Cuál es el aporte de las fundaciones empresariales para alentar prácticas incluyentes?

Por: Emilio Guerra Díaz

Este viernes y sábado como capacitador de la Fundación Merced tuve la oportunidad de estar en Chiapas, en particular, en San Cristóbal de las Casas, para dictar un curso de Voluntariado para organizaciones civiles.

La exposición del subtema referente a “La importancia del voluntariado en México y el mundo” motivó a los participantes a discursar sobre muy varios puntos de vista para vincular la acción voluntaria a los movimientos y fenómenos sociales contemporáneos, como son la posición de los indignados, los incrédulos en el aparato gubernamental, diversas corrientes políticas y puntos de vista feministas.

El aporte de todos los participantes construyó una reflexión colectiva: involucrarse como voluntario tarde o temprano te lleva a percibir que tu acción voluntaria va más allá del trabajo inmediato en el que se colabora y trasciende. Este sentido de ir más allá se ubica en que la acción voluntaria te lleva a concebirte como un ciudadano con lo que su significado implica y tiene hoy en pleno siglo XXI.

El voluntario que se asumirá como ciudadano gracias al voluntariado, no lo hace sólo ya en su comunidad, sino se percibe además que forma parte de todo un sector que tiene un poder fuera de la esfera económica y de la política: la ciudadanía.

Durante este curso se nos cuestionó por qué México tiene el tipo de filantropía, ciudadanía y voluntariado que a diferencia de otros países parece ubicarse hasta el último furgón de un gran tren mundial. Lejos de que en este espacio abordemos algunas de las causas, más bien queremos recuperar una inquietud que Carmen Villa planteaba por participar el programa de becas “Por los que se quedan” de BBVA Bancomer y su fundación: ¿Cuál es el papel o responsabilidad, o bien si no se quiere decir con esa carga, el aporte que puede hacer la empresa y su fundación a la creación de ciudanía?

Sin duda, todo parte de la visión que habrá de darse a los programas que la fundación perfila para apoyar y hacia qué proyectos destina sus recursos de inversión. Toda fundación empresarial, estará en condiciones de solicitar que se incluyan dentro del proyecto susceptible a apoyar, indicadores que permitan a la organización operativa además de atender a la población objetivo, lograr que los beneficiarios sean parte de la solución que se propone, pero además, alentar el trabajo comunitario como un medio para que familiares y miembros de la comunidad hagan suyos los procesos cognitivos y el desarrollo de las tareas y actividades que plantea el proyecto.

Sin embargo, este propósito puede enriquecerse todavía aún más con incorporación de prácticas que alienten la ciudadanía como cursos de resolución de conflictos, tolerancia y valores, el papel de la mujer en la comunidad y en el desarrollo, derechos humanos y por qué no, también sobre las responsabilidades comunitarias que todos tenemos en nuestro entorno.

De esta manera se está en posibilidades de percibir que la fundación empresarial logra hacer mucho más que financiar un proyecto. Cuando éste se evalúa por al menos 3 de los protagonistas: la propia fundación financiadora, la organización operativa, pero sobre todo, con los beneficiarios; habrá que revisar los impactos: qué cambió en la población, qué se produjo y que nuevas actitudes dejó en la comunidad.

En lo personal he testificado por ejemplo en un grupo de mujeres artesanas en Oaxaca objeto de apoyo de Sociedad Mexicana Pro Derechos de la Mujer (Semillas), que varias de sus integrantes cuando preguntamos qué logros adicionales tuvo un proyecto financiado y ellas contestaron: “mi marido no me daba dinero, yo ya gané mi propio dinero con este proyecto; ahora él me pide prestado”, “antes no tenía voz en la comunidad, ahora puedo hablar y dar mi opinión y expresar mi punto de vista” y alguno de los hijos adolescentes de una madre involucrada en el proyecto señaló “comprendo que hombres y mujeres tenemos los mismos derechos”.

Click sobre la imagen para ampliar

Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario