Gobierno

¿Ayudará el Impuesto ecológico? (II)

Está ampliamente estudiado que el efecto del programa Hoy No Circula sobre el tránsito y sobre la contaminación ha sido limitado, debido a que la gente adinerada y la clase media (que son los que tienen poder adquisitivo para comprar automóviles) incrementaron el parque vehicular del DF: los primeros compraron más coches y, los segundos, adquirieron una carcacha de bajo precio para utilizarla el día en que su auto de diario no circula.

El desarrollo tecnológico ha hecho posible que los coches consuman menos combustible y a la vez emitan menos contaminantes. Aun así, la autoridad local, en lugar de hacer más estrictos los parámetros de la verificación para mantener la restricción de no circular un día, modificó el programa para que las unidades nuevas circulen todos los días, buscando incentivar la renovación del parque vehicular. El resultado es que ahora tenemos la calcomanía cero, la doble cero y la triple cero, y mucho congestionamiento. Para mitigar el tránsito se amplió el año pasado el Hoy No Circula a los sábados.

Como ya se comentó en un artículo anterior, hoy se paga anualmente un derecho de forma conjunta con la Tenencia por la utilización de vialidades. Se considera que para reducir el congestionamiento de tránsito, la tasación de dicho derecho debe ser en función del peso o de las dimensiones de los automóviles: los vehículos pesados deben pagar por circular más que los pequeños (bajo la lógica de que éstos desgastan e incluso destruyen los pavimentos). Si fuera por dimensiones, los autos grandes deberían pagar más porque utilizan mayor espacio público.

El pago de este derecho debe ser lo suficientemente alto para inhibir el uso del automóvil, pero contemplar descuentos por día no circulado de lunes a sábado: si alguien decide no circular un día, entonces tendría un descuento de 17%; si no circula dos días a la semana, el descuento es de 34%. En el extremo, si alguien no circula de lunes a sábado tendría 100% de descuento.

Dependiendo de los días que alguien decida no circular portaría una calcomanía de color. Hay muchas personas que sólo necesitan el coche un día o dos a la semana. Por lo mismo, no deberían pagar lo mismo que quienes usan el vehículo a diario.

Domingos y días festivos podrían circular libremente todos los vehículos así como durante los horarios nocturnos, a partir de las 10 pm y hasta las 6 am.

Con esta forma distinta de regular los días que no se circula sería innecesario el programa Hoy No Circula. Si a este derecho se le complementa con el impuesto a la contaminación que se expuso la semana pasada, tendríamos dos instrumentos claramente diferenciados de política pública que ayudarían, por un lado, a reducir la contaminación y, por el otro, el tránsito.

Recapitulando: se propone un impuesto a la contaminación proporcional a la cantidad de gases contaminantes emitidos y un derecho por uso de vialidades proporcional al peso o al tamaño de los vehículos, con descuentos en función del número de días que se circule.

Si estas dos propuestas se llegaran a implantar, ya no sería necesaria la verificación ni el programa Hoy No Circula.

A diferencia de lo que ocurre con la Tenencia, estas contribuciones deben establecerse en ley y etiquetar la recaudación al cuidado del medio ambiente y al mantenimiento de vialidades.

Fuente: Excelsior.com.mx
Por: Raúl Cervantes
Publicada: 17 de noviembre de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario