Ciudadanía en Construcción

¿Y la institucionalidad del premio, Apá?

“La necesidad de protagonismo

es una concesión de la vanidad”

Pablo Hernández

Para Mauricio Guerrero Martínez,

por lo que aquí se relata

Por Emilio Guerra Díaz

Finalmente se tomó la decisión: Adelantar la ceremonia que se había venido realizando en los últimos cinco años en diciembre para que fuese en el marco del Día Internacional del Voluntario (5 de diciembre). Se escogió, en cambio, la última semana de noviembre, poco antes de que termine la administración y como el 28 de cada mes los devotos de San Judas Tadeo le rinden honores, pues quizá con su anuencia todo saldría bien.

Total con un poco de suerte y una que otra simpatía todo se justifica. Desde la oficina de Margarita: invitaciones preventivas, “aparte el día”; luego le avisamos. “Mándenos su lista de invitados por correo electrónico… luego le informamos cuándo será”. Finalmente el lunes 26 ya tienen “humo blanco”: será el miércoles 28, ahora sí a avisar… “Qué no falten las organizaciones para que el salón no se vea vacío…”, “Hablen para confirmar asistencia, insistan…”, pues un evento precipitado puede poner en riesgo el éxito de hacer la última entrega del… ¿premio panista?, del ¿premio de gobierno? O del ¿Premio Nacional…?

Para algunos, la meritocracia justifica esa decisión: “La Primera Dama hizo tanto por la sociedad civil que merece entregar el premio” dijeron algunos cuando se especuló que sucedería. Otros más señalaron “pues, que lo entregue Calderón y Margarita porque tenemos ciertos temores y dudas sobre si la próxima administración dará continuidad al premio…” y también se comentó “…pues Enrique Peña Nieto y su esposa tendrán muy poco tiempo para encabezar una ceremonia tan relevante, total tienen 5 años más para entregarlo…” Sea cual fuesen las perspectivas o razones para que se adelantara la ceremonia de entrega el hecho demuestra conductas patrimonialistas en lugar de dar paso a su institucionalización.

Sin embargo, en este espacio (y a título personal) apostamos a la madurez tanto de nuestras autoridades como de algunas organizaciones civiles para edificar su independencia y fortalecer la complementariedad para precisamente defender la institucionalidad del Premio Nacional a la Acción Voluntaria y Solidaria (PNAVS) como una distinción pública.

Institucionalizar un premio, un programa o a una organización significa diluir y acotar liderazgos personales, protagonismos desbordados y tentaciones para saciar los egos que se manifiestan en los “yo-yos” que evaden cualquier escrúpulo. No se trata (y nunca será ese el propósito terminar con los liderazgos individuales, estos son necesarios). El reto es  generar condiciones, políticas, normas, códigos éticos, reglas del juego que sean explícitas y que se erijan en ley, en guía para el buen actuar. No es lo mismo: “Cuando las personas mandan sobre la institución” que “cuando la institución manda sobre las personas”.

El actual premio que reconoce a voluntarios y a voluntariados en México no fue una graciosa concesión del gobierno calderonista. Su historia data desde el año 2000, poco antes de iniciar los trabajos para celebrar en todo el mundo el 2001 Año Internacional de los Voluntarios, proclamado por la Organización de las Naciones Unidas por resolución (52/17) de la Asamblea General del 20 de noviembre de 1997. Se propuso entonces reconocer de manera global el aporte que hacen los voluntarios al desarrollo comunitario y social en todos los países.

Los Voluntarios de la ONU fueron designados como los coordinadores para impulsar la celebración. De tal suerte se propusieron una serie de actividades para ser realizada por los gobiernos y por sus grupos voluntarios organizados.

En México diversas organizaciones jugaron un importante papel para promover la celebración. Una de ellas fue el Centro Mexicano para la Filantropía, quien designó a Mauricio Guerrero Martínez como su coordinador. A mi juicio y conociendo la historia de cerca considero que a él se debe la paternidad del premio cuyo primer nombre fue Premio Nacional al Voluntario. Cómo una acción de esa envergadura no puede ser realizada por una sola persona o institución, se creó un comité donde rápidamente se sumaron la hoy extinta Asociación Mexicana de Voluntarios, la Cruz Roja Mexicana, Cáritas Mexicana y Club Rotario, entre otros.

Se establecieron los criterios y reglas para postulación y en sus dos primeras ediciones se entregaron 5 reconocimientos: Uno a un grupo voluntario, uno a una mujer adulta voluntaria y otro a un hombre adulto; y los otros dos restantes a una mujer y un hombre joven. Vicente Fox, siendo Presidente de la República aceptó entregar el Premio en la Residencia Oficial de Los Pinos.

Ese comité y otras instituciones promovieron un concurso del cartel de Voluntariado donde fungió como Presidente del Jurado el inolvidable y admirado Arq. Pedro Ramírez Vázquez. También se promovió la emisión de un timbre postal conmemorativo y un billete alusivo al Voluntariado para el mes de diciembre, en cuyo diseño aparece una imagen de un extraordinario voluntario, Jorge Font.

Incluso desde ese año e inspirados en la legislación española, un grupo de entusiastas personas voluntarios y algunas organizaciones pusieron en la agenda la necesidad de discutir si era oportuno y necesario impulsar una Ley Federal de Voluntariado en México. Recién, una asociación política nacional, México Coherente, ha revivido el tema y elaboraron una propuesta de ley. Ahora buscan consensar y sumar, pero ya daremos un espacio especial para analizar ese proyecto.

Como era natural, las instituciones participantes en esas primeras ediciones propusieron trasladar la organización del Premio a la Asociación Mexicana de Voluntarios. En esa fecha se tenía que renovar la presidencia de su Consejo Directivo y por la falta de institucionalidad en el proceso, los deseos de una persona por encabezar a dicha organización se impusieron a cualquier regla y no hubo elecciones, más bien, designación.

Al tiempo aquella fue una pésima decisión porque en ella se fraguó el caos que reinó en las siguientes ediciones del premio y se presentaron una serie vicios: Protagonismos desbordados, inclusión de otros actores ajenos a la acción voluntaria y cuotas de representatividad de otros sectores como sindicatos y uniones con intereses particulares y partidistas. Por ello en subsecuentes ediciones ya se andaba premiando a todos y por cualquier motivo. Para que nadie se enojara por los candidatos que habían propuesto y que no fueron seleccionados en los primeros lugares, se dieron un sinnúmero de menciones honoríficas que parecían ser más relevantes que los reconocimientos más apegados a la convocatoria.

En alguna futura oportunidad editorial se podrían compartir más detalles de esta historia, pero lo cierto es que el premio entró en crisis y una ceremonia de entrega ante la ausencia del Presidente, un comentario desafortunado fuera de discurso marcó el fin. Distintas personas se dieron a la tarea de rescatar el premio luego de que poco a poco se apagó la llama de la AMEVAC.

Para ello se acercaron al gobierno federal y distintas personalidades de la administración federal para reconstituir el premio. Así nació la redición con el actual nombre de Premio Nacional a la Acción Voluntaria y Solidaria, más preciso y más acotado. Sólo entrega 3 distinciones, hombre, mujer y grupo voluntario, categorías en las cuales este miércoles se entregaron a: Lolita Ayala, Olivetti Paredes y Brigada de Rescate y Socorro Alpino, A. C. (grupo voluntario). Nada más que en esta ocasión faltó el Ejecutivo Federal quien delegó la responsabilidad a Margarita Zavala, en calidad de Presidenta Nacional del DIF, Salomón Chertorivsky y Alejandro Poiré.

Ese acercamiento y atinada colaboración permitió construir un premio público, el cual por esa característica debe entenderse como la participación de sociedad civil y gobierno. El Premio evolucionó de ser un premio de sociedad civil para sociedad civil a uno público. Para dar mayor claridad al significado de “público” recurramos a otro certamen: el Premio Nacional al Periodismo. Antaño quien lo daba era el gobierno en turno y por lo tanto seleccionaba sólo a periodistas amigos, los incómodos o críticos ni siquiera podían aspirar a siquiera una mención. El paso de un premio de gobierno a uno público demanda correlación, corresponsabilidad y nuevas reglas que alejen el partidismo y el oficialismo.

Antes de dar la vuelta a este capítulo, valdría la pena hacer una sencilla recomendación a la siguiente administración que seguramente dará continuidad al PNAVS porque han dado señales de interés por la sociedad civil y porque hoy la sociedad civil es más fuerte que hace 15 años. Actualmente el jurado está integrado por 20 personas, 13 de las cuales son representantes de una instancia pública, 6 son miembros de organizaciones de sociedad civil que conocen del tema y la última persona en conformar el jurado es uno de los reconocidos en la edición inmediata anterior. La recomendación consiste en crecer por lo menos en 2 a los representantes de sociedad civil para darle un mayor perfil de premio público como lo entendemos ahora.

Ciudadanos trabajando

Modelo Fortaleza

La Fundación Merced presentó la obra “Construyendo madurez institucional de las OSC, El modelo Fortaleza de la Fundación Merced”, editado por el Indesol. Este programa destaca siempre la necesidad de que toda organización incorpore a voluntarios tanto en programas, servicios y proyectos, como también en los consejos directivos y patronatos.

Encuentro de Redes y Alianzas

El Consejo Regional Sureste de Organizaciones de la Sociedad Civil de Coahuila en colaboración con la Fundación Merced Coahuila e Indesol organizaron el Encuentro Fortaleciendo Redes y Construyendo Capacidades donde participaron entre otros, Javier García de Confío, asociación fortalecedora que ayuda al desarrollo institucional de OSC;

Nuevo Manual de Voluntariado

El Centro Mexicano para la Filantropía dará a conocer en la segunda semana de diciembre su más reciente publicación: “Voluntariado en Organizaciones sin fines de lucro. Manual para una gestión eficaz”. Para la realización de esta obra el Cemefi contó con el apoyo de la Fundación ADO. El manual, además de desarrollar prácticamente todos los temas que giran alrededor de la constitución de un Programa de Voluntariado, incluye una extraordinaria herramienta para llevar un registro de horas aportadas por los voluntarios y una estimación económica que permite a la institución saber el ahorro de recursos económicos que le reporta su actividad voluntaria.

Próximos eventos

DIF Tamaulipas instituye el Premio Estatal de Voluntariado

Poliforum

Ciudad Victoria, Tamaulipas

El 5 de diciembre se conocerá a la persona ganadora del Premio Estatal de Voluntariado que ha establecido el gobierno de Egidio Torres Cantú y la Sra. Pilar González de Torre, Presidenta del DIF Estatal como una manera de reconocer la contribución de sus voluntarios.

DIF Coahuila y Fundación Merced Coahuila entregarán premios

Saltillo, Coahuila

La Fundación Merced Coahuila y el Sistema DIF Estatal entregarán el “Premios Trasciende 2012” y el “Reconocimiento a las Mejores Prácticas de las OSC” en evento especial en la primera semana de diciembre. Además de reconocer, la alianza entre estas instituciones, está trabajando para fortalecer a organizaciones en todo el estado.

Ezer, La Casa del Voluntariado

ITESM

Chihuahua, Chihuahua

Esta institución ha organizado la Feria de Voluntariado 2012 la cual se llevará a cabo en el campus del Tec este sábado 8 de diciembre. Habrá diversas actividades para reclutar nuevos voluntarios; informar sobre el quehacer del voluntariado en el estado y reconocer a destacados colaboradores.

No te olvides de visitar www.hacesfalta.org.mx por si quieres participar como voluntario en una organización de tu comunidad.

Afíliate a la Amevol, sé parte de este gran movimiento. Columba García te dará información [email protected]


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

  • Mi querido Emilio gracias por reconocer en ese espacio las gestiones que hice desde CEMEFI con Rodolfo Elizondo en un principio y después con la oficina de Martha Fox para que se pudiera instituir el Premio Nacional al Voluntario, en el marco del Año Internacional.
    El premio ha sido un elemento importante en la promoción de la cultura del voluntariuado ya que ha permitido reconocer un gran número de iniciativas realizadas por mexicanos preocupados y ocupados en construir un mejor país .
    Esta fuerza es testimonio de la grandeza de nuestra gente, los miles de hombres y mujeres qie donan tiempo y talento para hacer acciones por el bien común.

    Un abrazo lo mejor; gracias nuevamente por poner en blanco y negro el hecho, por dedicarme la columna pero sobre todo por brindarme tu amistad por mas de 10 años MG

  • Que interesante conocer personalidades tan grandes y las bases del Premio Nacional del voluntariado,, me enorgullece y alaga ver su esfuerzo por tales gestiones,, yo aplique este año :), por lo que ver como se ha ido desenvolviendo nos hace prevalecer y motiva a esos grandes ejemplos que dan todo muchos de ellos sin pedir nada a cambio,, gracias por esos esfuerzos estimado amigo Mauricio, esa acción por México es una acción de mucha importancia y relevancia la cual admiro con mucho respeto y cariño.

  • Efectivamente, es importante que existan este tipo de instancias para reconocer el trabajo que realizan miles de personas y grupos voluntarios; sin embargo, el hecho de que el Jurado Calificador tenga tan pocos integrantes de la sociedad civil hace que los resultados no sean los más justos; y me refiero concretamente al Premio Individual que en esta ocasión se entregó a Lolita Ayala; es claro que, con el equipo de comunicadores que la rodea, su postulación fuera impecable e irrefutable; de acuerdo a las bases de la convocatoria, todo era perfecto! Pero desafortunadamente los servidores públicos no han podido atestiguar cómo es que “ayuda” su “Sólo por Ayudar”!
    Las organizaciones que acuden en busca de este tipo de insumos, lo reciben en condiciones por demás indignas; hay que comprar contenedores, hay que enviar cuando menos a dos personas que “arreen” el producto que no son sino los desechos de los locatarios de la Central de Abastos; tienen que hacer colas interminables, muchas veces hasta de 8 horas, y por tanto, pagar una cuota de estacionamiento exhorbitante.
    Hay que pagar horas extras por este trabajo, mientras esperan, pero después, en la organización, es cuestión de pagar horas extras al personal que deberá seleccionar lo útil de lo que se recoge, que se reduce las más de las veces a un 2 o 5 % de lo que se recibe, en condiciones verdaderamente indignas; los brazos navegan entre verduras y frutas pútridas. Como si fuera poco, entonces habrá que pagar propina a los servidores de Limpia, para que se lleven el desecho…. No todas las organizaciones han invertido tiempo en un estudio de costo-beneficio; si lo hicieran, esta organización ya no existiría!
    Qué gana Lolita Ayala con este premio?? Imagen!!! La Reina de Televisa ahora es la ganadora del Premio Nacional a la Acción Voluntaria y Solidaria! Después de que ella es la ganadora, quién podrá aspirar a serlo??? Quién puede obtener en cuestión de minutos ayuda para los damnificados???
    Habrán que replantearse los términos de la convocatoria; Voluntaria? Gestora? Logradora Digital? Con un llamado está resuelto el problema!!! Todos participan!!!
    De qué planeta es Lolita Ayala para que, además de sus horas comprometidas con Televisa le dé tiempo de hacer todo lo que dice la postulación que se presenta? Cuántas horas tienen los días de la premiada como para que le alcance para todo lo que se dice??? Humanamente imposible, si ella lo hiciera!!!
    En mi humilde opinión, la señora lo que tiene es el mérito de la popularidad que a pulso se ha ganado, de manera que nadie se niega a hacer lo que solicita para que los demás hagan, y que ella salga frente a los medios entregando cobijas, trastes, ropa, alimentos…., porque fue la gestora, la promotora, la que aprovechando la plataforma de información a nivel nacional, logra que los demás aporten…
    Logra que los demás hagan!!! Eso vale! Pero acreedora al Premio Nacional a la Acción Voluntaria y Solidaria en categoría individual??? Me lo cuestiono!!!

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]