Voluntariado, más allá del servicio social – ExpokNews

¿Cómo llevar el Voluntariado, más allá del servicio social? Te invitamos a leer lo siguiente…

Por: Emilio Guerra Díaz

El presente texto fue presentado en la mesa “La Institucionalización del Voluntariado universitario: UNAM”, el XVIII Congreso de Investigación sobre el Tercer Sector que se llevó a cabo los días 26, 27 y 28 de septiembre pasado en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Dicho evento es promovido por el Centro Mexicano para la Filantropía.

Aún cuando la desaparición del servicio social Universitario (y las formas análogas que se han estructurado en torno a él) no se estima próxima, lo cierto es que esa figura requiere un fuerte replanteamiento ya que dicho programa ha quedado obsoleto y está siendo rebasado por iniciativas de voluntariado universitario. Urge revisar la ley respectiva para darle mayor vigor y flexibilidad. En cambio, en el terreno del voluntariado, desde nuestro particular punto de vista, antes de requerir una ley, se requiere una política pública o al menos que el tema se encuentre presente en la agenda pública.

Aspectos legales

Servicio Social

Si bien el servicio social nació con Lázaro Cárdenas como una forma de retribución social de aquellas personas que habían recibido una educación estatal, pronto se adentró al terreno de la obligación. Así todo estudiante tiene el compromiso de entregar 480 horas de servicio a determinadas dependencias, proyectos y programas públicos. Como se sabe, el Congreso de la Unión expidió con fecha 26 de mayo de 1945, la Ley Reglamentaria del artículo 5º constitucional relativo al ejercicio de las profesiones en el Distrito Federal, reformada por decretos del 2 de enero y 23 de diciembre del año de 1974, y del 22 de diciembre de 1993.

Voluntariado

Hasta ahora en la República Mexicana sólo existe la ley de Voluntariado de Querétaro donde la Alianza Mexicana de Voluntariado jugó un importante papel para disuadir primero su expedición, luego ante la imposibilidad de detener los trabajos, realizó una serie de recomendaciones para relajar el rigor con el que se trataría a las organizaciones que convocasen personas voluntarias.

Las limitaciones que presenta la única ley de voluntariado hasta ahora expedida en nuestro país, tuvieron el propósito inicial de salvaguardar los derechos de los voluntarios y escaló a la tentación de controlar a las organizaciones que los convocan, tener un registro estatal y establecer una serie de requisitos que más bien desalentarían a cualquier organización que tuviese la intención de incorporar personas al voluntariado.

Sin embargo, dicha ley ha quedado en extremo limitada ya que no abarca otras formas de servicio voluntario fuera del propósito estipulado en ese marco legal. Así han sido marginados los voluntariados de base (es decir, grupos no organizados formalmente bajo alguna asociación u organización), los voluntariados de fe, los juveniles, los de intercambio internacional, los universitarios, etc.

Cada vez más evidentes los límites del servicio social

Como se ha visto, el servicio social se ha estructurado en el mundo del obligariado. A diferencia del servicio social, el servicio voluntario está ofreciendo a los jóvenes estudiantes amplias posibilidades de desdoblamiento personal en intereses futuros en torno a su profesión y detonan liderazgos sociales que encausan inquietudes y soluciones a problemas comunitarios.

Las dos grandes vertientes que abrevan a la promoción del voluntariado en las universidades son, por un lado, añejas prácticas que se identifican con las iniciativas de catedráticos que en afán de llevar el conocimiento teórico a la práctica y de que la población estudiantil tuviese contacto con la realidad social, organizaban jornadas extra muros que recibieron diversos nombres: Intervención participativa, prácticas de campo, jornadas de servicio, investigación-acción, etc. Desde hace varios lustros todas ellas han sido recogidas en el concepto de “Aprendizaje Servicio Activo”.

La otra forma inició quizá, hacia finales de la década de los noventa, cuando el concepto de “responsabilidad social” (RS), llegó a las universidades e instituciones de educación superior. La integración del concepto RS con el adjetivo universitaria modificó sustancialmente el papel que juegan las estructuras administrativas de cada casa de estudio.

Así “desde arriba” se tiene la visión de que la universidad debe adoptar comportamientos institucionales respecto al servicio, no sólo social sino también aparece el voluntariado universitario. Al respecto conviene señalar el importante papel que jugó Elizabeth Manning dentro del sistema Universidad del Valle de México, pues fue pionera en promover la creación de una cátedra, primero optativa, que se impartía para todas las carreras a mediados de su formación.

El proyecto creció hasta que la materia Vinculación con la Comunidad se hizo obligatoria y su programa se extendió a dos semestres. En los primeros años el plan de estudios incluía la vinculación de estudiantes con organizaciones de la sociedad civil para que conocieran al tercer sector, sus necesidades, dinámicas, contribuciones y retos. Posteriormente la propuesta fue sumar a los alumnos al trabajo de alguna asociación civil o institución de asistencia privada para colaborar con los conocimientos de su carrera con los requerimientos de la organización y generar proyectos.

Es así como hoy se distingue en la promoción del voluntariado universitario que a las dos vertientes: Aprendizaje servicio activo y responsabilidad social universitaria. Se suman las propias iniciativas de los alumnos que al amparo de su casa de estudios generan distintas posibilidades del voluntariado que expusimos hace algunos años en el seminario organizado por el Dr. Miguel Ángel Márquez en la FCPyS. Ahí señalamos que existen varias posibilidades de desarrollo del voluntariado en los campus universitarios y de instituciones de educación superior, a través de alguna de las siguientes tipologías:

• “Cuando la universidad es el espacio donde las y los alumnos se unen para realizar por su cuenta acciones voluntarias…”, (pueden ser mutualistas o de heteroayuda con una participación social no tutelada).
• “Cuando la universidad asume una actitud proactiva y apoya a los esfuerzos voluntarios de las y los estudiantes… (la acción voluntaria no está tutelada pero hay espacios de participación de los beneficiados, que en muchos casos son los propios estudiantes universitarios que se inscriben en programas de voluntariado de OSC ya que son atraídos también por la posibilidad de realizar voluntariado de intercambio internacional).
• “Cuando la universidad integra el voluntariado a sus planes de estudio y fomenta desde la academia o investigación prácticas voluntarias en la comunidad o en vinculación con organizaciones de la sociedad civil.
• “Cuando la universidad estructura sus propios programas de voluntariado o filantropía, donde invierte ya recursos para su institucionalización (hay plena tutela de la participación social por autoridades universitarias a menudo asignadas a la dirección o coordinación de servicio social y eventualmente si es que existe a la fundación universitaria) cfr. Guerra Díaz, Emilio; Manual de Marketing Social y Voluntariado para organizaciones juveniles de la sociedad civil, Ed. IMJUVE y Fundación para la Prosperidad y Estabilidad del Suroeste, A. C., pág. 64-84., México, 2016.
• “Cuando la universidad correlaciona diversos voluntariados que nacen bajo el amparo universitario… (así interactúan distintos voluntariados universitarios: ‘Amigos de los museos’, ‘Sociedad Astronómica’, ‘Amigos de la orquesta sinfónica”, etc.).
• “Cuando la universidad fomenta la interacción de organizaciones de la sociedad civil de manera sistemática y sostenida para dar a conocer sus actividades y propósitos, reclutar personas como voluntarias a través de ferias de voluntariado y servicio social, invitación a foros y seminarios actividades complementarias a la enseñanza en las aulas, etc.
• “Cuando la universidad incluye en el programa a mentores y tutores, y en un esfuerzo de mayor profundidad, a los miembros de patronatos universitarios. Dentro del primer enfoque, de mentores y tutores, trascienden los programas de fortalecimiento y desarrollo institucional en los que académicos e investigadores se ven relacionados con organizaciones de la sociedad civil para colaborar en distintas necesidades que aquellas tienen…
• “Cuando la universidad crea una fundación para allegarse de recursos económicos adicionales para llevar a cabo un programa de becas, preservación de patrimonios de distinta índole o bien, para administrar el voluntariado universitario donde la misma comunidad universitaria es beneficiaria” cfr. Guerra Díaz, Emilio; Horizontes del Voluntariado Universitario, en: www.expoknews, septiembre 1° de 2018.

Las posibilidades que el voluntariado universitario ofrece a los jóvenes prospera allende donde el servicio social es estéril.

El servicio voluntario universitario es primo hermano del internacional y del juvenil por lo que advierten más recursos como, por ejemplo, el intercambio internacional, la realización de servicio social prolongado (propio de los jóvenes por disponer de mayor tiempo).

Así los jóvenes pueden, a través del voluntariado, hacer un alto en el camino e invertir un mes en una zona natural protegida, seis meses en un programa comunitario o bien, un año en el servicio voluntario en otro país. Es el caso de Denisse Álvarez voluntaria de AMIVAC que recientemente partió a Bruselas, Bélgica para involucrarse en un año de servicio en L’Arche (dice Nicolás Aguilar, “Una institución que acompaña a personas con discapacidades para hacerlas sentir aceptadas por la sociedad”).

Qué beneficios le traerá ese voluntariado: Un sin número de anécdotas, experiencias, aprender o perfeccionar otro idioma, conocer y acercarse a culturas milenarias, establecer nuevas amistades, reafirmar su origen y arraigo, etc. Además de las habilidades, competencias y destrezas que aplicará al servicio voluntario. Todas ellas oportunidades que no ofrece el servicio social.

Las diversas posibilidades que abre el voluntariado universitario se potencian hoy además con la adopción de ubicar a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como una guía para actuar. Así desde una cátedra, un laboratorio social, un taller sociológico o de trabajo social, una investigación, una actividad de aprendizaje extra aulas o una decisión institucional desde la rectoría o dirección, los ODS son incorporados en el diseño de iniciativas voluntarias y sus indicadores y metas dan sentido al esfuerzo solidario.

El voluntariado ofrece a las universidades mayor versatilidad en la vinculación de jóvenes con sus problemas locales y así acercan de manera contundente a las universidades con la comunidad, en donde el servicio social se ha quedo pequeño.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible están inspirando a miles de jóvenes por todo el país, sea de manera individual o asociada como el caso organización como My World, World Vision, la Asociación Mexicana de Voluntariado Internacional, AIESE, la Alianza Mexicana de Voluntariado, Techo, Hábitat para la Humanidad, Construyamos, etc.

En el siguiente cuadro se comparan las Implicaciones del ámbito “obligariado” del servicio social en contra parte del servicio voluntario situando el análisis en la persona que ofrece su tiempo por compromiso o por libre albedrío.

Cuadro 1. Comparación de las características del Servicio Social y el Servicio Voluntario

Servicio social Servicio voluntario

• Las actividades donde participará están previamente definidas. La o el Prestador de SS no participa en su diseño.
• Persiste la idea ganar-perder. Quien gana es la organización que recibe el producto del prestador del servicio; quien pierde es él o ella.
• El servicio social puede contribuir sin duda al desarrollo de habilidades y competencias para él o la prestadora.
• Experiencia profesional está condicionada a que el programa incluya realmente al prestador en actividades afines.
• La gestión del programa es ajena al estudiante.
• Respecto al tiempo están comprometidos a dar (480 horas) es una cuenta regresiva para ya concluir.
• La evaluación de resultados la realizan primordialmente la organización que recibe el beneficio de este servicio.
• Desde el enfoque del estudiante la realización del servicio social puede ser una experiencia significativa, pero dependerá de las autoridades involucradas.
• En sus intereses, el estudiantado pretende realizarlo de la manera más cómoda, rápida y que demande menor esfuerzo. • La persona voluntaria participa en el diseño del proyecto, con lo que se involucra directamente y por tanto el proyecto “es suyo”.
• Participan activamente en la gerencia de los recursos y en la administración del proyecto.
• Como voluntario las y los estudiantes toman de decisiones comunitarias y participativas.
• Propician el involucramiento de otros actores tradicionalmente apáticos.
• Tienen voz y sus percepciones y opiniones tienen relevancia.
• Fomentan la participación ciudadana.
• Contribuye al incremento del capital social.
• Ganan experiencia en el desarrollo de proyectos y en movilizar recursos.
• Respecto al tiempo, su gratuidad se encamina a favor de la comunidad. Experimentar sentirse útiles propicia que donen más tiempo.
• La experiencia de involucrarse en el voluntariado es una experiencia significativa la mayoría de las veces.
• Ser voluntario aporta a su currículo ciudadano y puede ser la diferencia para un reclutador profesional.
• El Voluntariado le abre nuevas oportunidades y aprende a resolver problemas.

Como conclusión se tiene que la esencia y límites que hoy presenta el servicio social muestra su obsolescencia y la imposibilidad de sacar mayor provecho para las partes involucradas en el servicio social. Por ello es importante promover el avance del voluntariado universitario a través de programas que incluyan todo el abanico aquí expuesto.
Muchas gracias.

——
Emilio Guerra Díaz es sociólogo. Concluyó estudios de Maestría en Administración y Emprendimiento Social en la Universidad ORT. Actualmente está realizando su tesis de grado sobre “Una propuesta de evaluación de los impactos y los efectos de la acción social voluntaria; Voluntariados Corporativos y de organizaciones de la sociedad civil”. Fue Director de la Alianza Mexicana de Voluntariado y ahora consejero. También participa en el Directorio de Confío, Construyendo Organizaciones Civiles Transparentes, A. C. y Voluntariado Fomento a la Lectura. Es autor de 3 manuales de gestión de voluntariado y articulista semanal en www.expoknews.com en la columna “Ciudadanía en Construcción” que aborda temas sobre el desarrollo del voluntariado en México.

Ciudadanos trabajando

UADY llevó a cabo foro “Jóvenes por los ODS”

En una intensa e interesante jornada, el programa de Voluntariado de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) en colaboración con la Alianza Mexicana de Voluntariado, la Red Mexicana del Pacto Mundial de las Naciones Unidas y My World, llevaron a cabo el foro “Jóvenes por los ODS”. La dinámica resultó harto interesante debido a que se fomentó la participación del auditorio que podía interactuar con los conferencistas. En particular se abordaron los ODS4 Educación de Calidad, meta 4.4; ODS5 Igualdad de Género, meta 5.5; ODS10 Reducción de las desigualdades, meta 10.2; ODS13, Lucha contra el Cambio Climático, meta 13.b y ODS16, Paz y Justicia, meta 16.3. La dinámica consistió en que un especialista en el tema fue cuestionado sobre aspectos puntales y luego los jóvenes interactuaron con ellos elaborando propuestas. Un informe de esta actividad fue elaborado por My World, quien desde obtenerlo escriba a contacto@amevol.org.mx

En la UNAM se llevó a cabo el XVIII Congreso de Investigación sobre el Tercer Sector

El Dr. Miguel Ángel Márquez Zárate, co-organizador y anfitrión por parte de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, recibió diversas felicitaciones por la realización de esta edición que coincidieron en señalar que ha sido uno de los Congresos de Investigación del Tercer Sector mas nutrido en asistentes. Esta iniciativa del Centro Mexicano para la Filantropía incluye también la entrega de reconocimientos a mejores tesis de licenciatura y posgrado que abordan la temática concerniente al sector social, sociedad civil, filantropía, responsabilidad social y por supuesto, voluntariado.

Justy Elyser Tato recibió Doctorado Honoris causa por méritos filantrópicos

Elyser Daniel Tato Camargo, conocido por sus amigos como Justy, ha sido investido por el Claustro Doctoral de Lideres de Excelencia como Doctor Honoris causa en reconocimiento a su compromiso humanitario y su noble y original labora altruista, así como su contribución a la promoción ética de la filantropía empresarial, a responsabilidad social corporativa y la sustentabilidd en México. La ceremonia se llevó a cabo el pasado 30 de septiembre en Quintana Roo. La Alianza Mexicana de Voluntariado expresa su felicitación a Justy por esta merecida distinción.

AMVIAC continúa apoyando jóvenes que incursionan en el Voluntariado Internacional

Denisse Álvarez es una joven que ha sido apoyada por la Asociación Mexicana de Voluntariado Internacional, A. C. que experimentará un año de servicio voluntario en Bruselas, Bélgica. Colaborará en el proyecto L’Arche. Otros jóvenes que tuvieron experiencias similares son Marcela Ledesma, Andrea Moreno, Renata Toledano y Mauricio Narváez.

MY World México #AccionXODS

My World compartió en sus redes sociales que el joven Oliver de #MYWorldKids lideró la cruzada de reforestación en Puebla que se llevó a cabo el pasado fin de semana. En conjunto con autoridades estatales y más de 490 voluntarios convocados por la organización sembraron 4,300 árboles.

Próximos eventos

Delegación de Amevol será abanderada para representar al país en la Conferencia de Augsburg 2018

Debido a que la Alianza Mexicana de Voluntariado ha sido una de las organizaciones protagonistas de las reuniones internacionales que se llevan a cabo por la International Association for Volunteer Efforts (IAVE por sus siglas en inglés) y su presidenta, Susana Barnetche y Pous es la representante nacional; la Secretaría de Gobernación abanderará a la delegación que participará en la 25ª Conferencia Internacional a celebrarse los días 18 al 20 de octubre en Augsburg, Alemania. La ceremonia se llevará a cabo el día 11 de este mes.

Como recordará el lector, Susana Barnetche y Amevol jugaron un papel determinante para que México fuese sede de la reunión de 2016. Un importante testimonio de ese evento ha sido publicado por Fred Sadia, quien llegó extremadamente afectado en su salud a México y perdió la conferencia, pero salvó la vida por las personas que le ayudaron. Dicho pasaje de la vida de Sadia puede ser consultado aquí.

Singular partido de futbol a beneficio de damnificados de Sinaloa

Un partido amistoso entre el Combinado Nacional de la Asociación Mexicana de Fútbol de Amputados contra el Club Monarcas de Morelia se realizará el próximo martes 9 de octubre a las 10:00 horas en el Estadio del Club Monarcas.

Partido organizado por la empresa de Retail Dportenis con el apoyo de InspiraRSE Consultores en Responsabilidad Social y facilidades de la comunidad de amputados, evento en el que jugadores convencionales que forman el club de primera fuerza participarán en una terapia restrictiva que facilitará un juego en igualdad de condiciones.

Los organizadores están interesados en sensibilizar y motivar a la sociedad acerca de las necesidades y retos que afrontan las personas con discapacidad que actualmente representan un porcentaje importante en la población mexicana. Demos Pasos en Acción por un México más equitativo y próspero para la comunidad de discapacitados.

Juegos Cooperativos para la paz, en noviembre

Una nueva edición de talleres de “Juegos Cooperativos para la Paz” se llevará a cabo en Kibbutz (Amexhe, cerca de Querétaro), del 16 al 19 de noviembre, con un taller de Danzas Cooperativos un día antes (15-16 de noviembre). En esta ocasión Edhuca ha invitado a Mercedes González Ubilla, fundadora de ReLaJo Nicaragua, con su metodología “Lúdica para el Desarrollo”. La especialista ofrecerá el taller Juegos para la CooperaVida 2: DESATA la vida, HACKEA tu alegría. Las personas interesadas pueden acceder a mayor información en en el blogspot de Edhuca: http://edhucamexico.blogspot.mx Edhuca fue fundada por Frans Limpens, quien ha creado un gran prestigio en materia de educación en derechos humanos y experto pedagogo.

Comité organizador de los juegos Tokio 2020 convoca voluntarios

En 2020, del 24 de julio al 9 de agosto, se llevarán a cabo los próximos Juegos Olímpicos en Tokio, Japón, pues el comité organizador ha abierto la convocatoria para las personas que deseen colaborar en las actividades que ahí se desarrollarán tanto en la edición tradicional como también en la justa paralímpica. Según se sabe la fecha límite será en diciembre próximo, según informó Masa Takaya, responsable del programa. Interesados pueden localizar Facebook y Twiter respectivo: #Tokyo2020 y @Tokyo2020 y en el sitio: https://tokyo2020.org/en/special/volunteer/method/ …@Olympics @Paralympics

Publicaciones

IAVE publica el segundo número de Volunteering Together

International Association for Volunteer Efforts (IAVE por sus siglas en inglés) comunicó que el segundo número 2 de la Revista Volunteering Together ha sido publicado en su sitio y está a disposición de los interesados aquí.

Presentará libro “Ellas también procuran fondos” en el 8º Encuentro Nacional de Socios en la Filantropía 2018 Tras el fondo

Los días 25 y 26 de octubre se llevará a cabo el 8º Encuentro Nacional de Socios en la Filantropía 2018 “Tras el fondo”, iniciativa de Fundación Majocca de Ángeles Conde Acevedo y Salvador Sánchez Trujillo. Entre las actividades que tendrán lugar se encuentra la presentación del libro “Ellas también procuran fondos”, donde María Contreras comprometida profesional colabora con uno de sus capítulos que se titula: “Se un líder de 360 grados para procurar fondos”. En esta ocasión la sede será Pachuca, Hidalgo.

Acerca del autor

Emilio Guerra