Ambiental

Vik Muniz reconstruyó la bahía de Río con basura

La bahía de Río de Janeiro reconstruida a partir de miles de pedazos de basura es la última instalación del artista plástico brasileño Vik Muniz, en construcción cerca del Museo de Arte Moderno de Río durante la conferencia de la ONU Río+20.

Hay que subirse a una pasarela a 10 metros del suelo para poder apreciar la bahía de Guanabara recompuesta con material reciclado: botellas y bolsas de plástico, latas de cerveza y refrescos, envases de leche en cartón y envoltorios diversos.

La instalación de 30 x 40 m comenzó el viernes y continuará hasta el fin de la cumbre, que reunirá del 20 al 22 de junio a más de 130 jefes de Estado y de Gobierno del mundo entero. El público de la Cumbre de los Pueblos, una cita alternativa organizada por la sociedad civil en el parque de Flamengo, donde se encuentra el museo, aporta los desechos.

La gente puede contentarse con observar la obra o participar colocando ella misma el material dentro, con la orientación de monitores, explicó Vik Muniz, de 50 años de edad. “Es una construcción estética colectiva a partir de cosas feas y el objetivo es invitar al público a la creación de esta imagen”, agregó el artista, que vive entre Nueva York y Río. “No voy a cambiar el mundo con eso, pero es un espacio de meditación en la ciudad, la ocasión de interrogarse sobre qué podemos hacer con esos materiales a los cuales no damos importancia”, expresó.

Muniz es conocido por utilizar alimentos y basura reciclada en sus obras. El artista de Sao Paulo hizo, por ejemplo, tres réplicas de Leonardo da Vinci: una Mona Lisa con mermelada y otra con pasta de maní, y La Última Cena con azúcar, alambres y salsa de chocolate.

En un documental nominado al Oscar, Waste land, Muniz hizo descubrir al mundo a las personas que seleccionan desechos para reciclar en el basurero de Gramacho, el mayor de América Latina y cerrado este mes para siempre. El filme fue proyectado en una gran exposición consagrada al artista brasileño en la colección Lambert, en Avignon (sureste de Francia). “Hice algo parecido en Avignon: de lo alto de una pasarela instalada en la iglesia de los Celestinos, podíamos descubrir un paisaje de ramas, flores secas y aromáticas, bajo el modelo del sembrador de Van Gogh. Olía muy bien, a la Provenza”.

Fuente: entornointeligente.com
Publicada: 18 de Junio de 2012

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]