Ambiental

Urge ONU a frenar la deforestación

Ven principal amenaza en cambio de uso de suelo.

Presume Semarnat que disminuye la tasa de pérdida de áreas boscosas

A cinco años de que concluya el plazo para cumplir el Objetivo del Milenio en materia de freno a la deforestación, México no ha logrado detener sus elevadas tasas de cambio de uso de suelo y pérdida de superficie boscosa, advirtió Mara Angélica Murillo, directora adjunta de la Oficina Regional para América Latina del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

En el marco de la presentación del reporte Objetivos de Desarrollo del Milenio: Avances en la Sostenibilidad Ambiental, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), indicó que la expansión de la agricultura industrial a gran escala y de la actividad ganadera continúan representando la amenaza más seria para los bosques.

“El principal problema para los países de la región y para México en particular es el cambio de uso de suelo, que no ha desaparecido. Quizá no al mismo ritmo acelerado, pero se siguen perdiendo bosques”, comentó en entrevista.

Por su parte, el Secretario de Medio Ambiente, Juan Rafael Elvira, reconoció que la deforestación sigue avanzando en México pero aseguró que se ha logrado contener su crecimiento.

“En México, como en el resto de la región, tenemos todavía un gran reto por la pérdida de la superficie boscosa. No obstante, ha habido avances. La tasa anual de deforestación se ha reducido de 350 mil hectáreas anuales a finales del siglo pasado a 260 mil entre 2000 y 2005”, señaló.
La deforestación, subrayó, está directamente asociada con la pobreza, por lo que para frenarla se requiere no sólo mayor vigilancia, sino estrategias integrales de desarrollo.

“Si queremos que Latinoamérica y México en particular avancen en la protección de los recursos forestales será a través de programas de desarrollo social, de mejora en el nivel de vida, en el nivel de ingresos. Si eso viene acompañado de financiamiento de países desarrollados a la protección de bosques, es una de las mejores soluciones”, apuntó.

Región crítica
En su reporte, la CEPAL advierte que la deforestación en América Latina avanza a un ritmo que duplica al del promedio mundial.

“La pérdida de cobertura boscosa sigue aumentando, principalmente en Mesoamérica y América del Sur, debido a la expansión de actividades económicas cuya rentabilidad supera la de aquellas que son compatibles con la preservación de los bosques”, indica.

“Entre 1990 y 2005, América Latina perdió cerca de 69 millones de hectáreas de bosques, equivalentes al 7 por ciento de la cobertura boscosa regional”.

Las consecuencias de la deforestación, alerta, incluyen la pérdida de biodiversidad, la desestabilización de los suelos, el deterioro del ciclo hidrológico y la merma del efecto de sumidero del bióxido de carbono, y son casi irreversibles.

Recuerda que en 2000, los Estados integrantes de la ONU establecieron los Objetivos de Desarrollo del Milenio, cuyas metas deberán alcanzarse en 2015, tomando como a 1990 como año de referencia.

Las metas del Objetivo del Milenio relacionado con la sostenibilidad ambiental, detalla, incluyen revertir la pérdida de recursos del medio ambiente, reducir la pérdida de biodiversidad y garantizar el acceso de toda la población al agua potable.

Reforma, Nacional, pag. 2
Puede leer la nota completa dando Click sobre la imagen para ampliar

urge

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]