Beber un vaso pequeño de esta bebida aumenta la posibilidad de generar cáncer, ¡entérate!

¿Cuántos vasos de refresco bebes al día? ¿Dos, tres o hasta un litro? Es hora de preocuparse.

De acuerdo con un nuevo estudio, citado por CNN, el hecho de tomar un vaso de refresco o jugo por día, (unos 100ml) genera un 18% de riesgo de contraer cáncer y un aumento del 22% en el riesgo de cáncer de mama.

Para llegar a esta conclusión, en la investigación se evaluaron a más de cien mil adultos franceses y se concluyó que existe una correlación estadística entre el consumo de bebidas azucaradas y el riesgo de todos los cánceres combinados.

Según Ian Johnson, investigador de nutrición y becario emérito, Quadram Institute Bioscience, “tal vez sorprendentemente, el mayor riesgo de cáncer en los consumidores más pesados de bebidas azucaradas se observó incluso entre los consumidores de jugo de fruta puro. Esto justifica más investigación”.

Mathilde Touvier, la autora principal del estudio afirmó que los hallazgos muestran que reducir la cantidad de bebidas endulzadas que bebemos sería beneficioso para nuestra salud.

«“Lo que observamos fue que el principal impulsor de la asociación parece ser realmente el azúcar que contienen estas bebidas azucaradas”.

Touvier y su equipo observó que el azúcar parecía ser el principal impulsor del enlace.

«El alto consumo de bebidas azucaradas es un factor de riesgo para la obesidad y el aumento de peso”, dijo, y “la obesidad es en sí misma un factor de riesgo para el cáncer”.

Además los aditivos, como el 4-metilimidazol, que se encuentra en las bebidas que contienen colorante de caramelo, podrían desempeñar un papel extra en la formación del cáncer.


Tomar un vaso de refresco o jugo por día, (unos 100ml) genera un 18% de riesgo de contraer cáncer y un aumento del 22% en el riesgo de cáncer de mama.

Twittea esta frase.


¿Cómo evitar el riesgo?

Es recomendable seguir las pautas de salud pública. Además, es necesario limitar las bebidas azucaradas a un máximo de un vaso al día.

La American Beverage Association habló de las medidas de seguridad en las bebidas azucaradas y dijo: «es importante que las personas sepan que todas las bebidas, ya sea con azúcar o sin ellas, son seguras de consumir como parte de una dieta balanceada.

Dicho esto, las principales compañías de bebidas de Estados Unidos están trabajando juntas para respaldar los esfuerzos de los consumidores por reducir el azúcar que consumen de nuestras bebidas al ofrecer más opciones con menos azúcar o cero azúcar, paquetes más pequeños e información clara sobre calorías desde el principio”.

Refrescos de dieta

Para contrastar, los encargados de la investigación decidieron comparar el riesgo entre los refrescos de dieta y los normales; no encontraron algún vínculo.

Sin embargo, no quiere decir que todos debemos cambiar el consumo de refresco con azúcar a uno de dieta, sino que al ser una bebida que los participantes del estudio no consumen tanto, hubo un bajo indicador.

Además, en un estudio publicado en enero encontró que beber dos o más de cualquier tipo de bebida endulzada artificialmente al día estaba relacionado con un mayor riesgo de accidentes cerebrovasculares por coágulos, ataques cardíacos y muerte prematura en mujeres mayores de 50 años.

Catherine Collins, dietista del Servicio de Salud del Reino Unido dijo que «durante demasiado tiempo el nutrimento de los edulcorantes se ha visto como un riesgo para la salud que se ha mantenido en la cultura popular”.

“Todos los edulcorantes actuales en uso han pasado por rigurosas pruebas de seguridad antes de ser aceptables para el uso humano”,

La investigación arrojó también que el consumo diario de bebidas azucaradas y endulzadas artificialmente y los primeros casos de cáncer reportados por los participantes fueron validados por registros médicos y vinculados a las bases de datos nacionales de seguros de salud.

Responsabilidad de las empresas refresqueras

Tras las investigaciones y los resultados que se dieron a conocer, se concluye que el refresco causa cáncer. Pero, ¿por qué las compañías refresqueras no informan de esta situación?

Es necesario que toda la población entienda a qué se arriesga al consumir un producto, sobre todo si es un país- como México- que se encuentra en primer lugar en obesidad infantil y en segundo en obesidad en adultos.

Así como en las cajetillas de cigarros se advierte el daño que puede ocasionar el producto y la limitación de publicidad en la televisión, la industria refresquera debería tener la responsabilidad de informar a sus consumidores de los riesgos que pueden contraer.

¿Será que pronto las empresas refresqueras tomen la decisión de comunicar los riesgos de consumo?

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Comentarios

  • un articulo sin duda con información de utilidad, pero satanizando al refresco o jugos. ¿que pasa si en lugar de un refresco 0 calorías tomo un vaso de agua de limón o x fruta, o te, o café, con 2 cucharadas de azúcar? Si el problema es el azúcar, ése debería ser el foco del articulo, y no las bebidas.

  • El estudio se hizo con refrescos. No se señala si el azúcar procesada sufra alguna transformación.