Noticias

Un mundo al revés

Por CaRloS Muñoz

Esto sólo pasa en nuestro querido y alrevesado México:

• La gente camina sobre las calles.
• La gente anda en bicicleta, en muchas ocasiones, sobre las banquetas.
• Las mamás caminan sobre el arroyo con sus hijos pequeños y las más de las veces, los llevan del lado por el que transitan los automóviles.
• Las mamás atraviesan de lado a lado las calles casi arrastrando a sus hijos, cuando lo conveniente sería hacerlo cargándolos.
• Los peatones cruzamos las calles a pie, en lugar de usar los puentes para tal efecto.
• Coches estacionados frente a la señalización de NO ESTACIONARSE.
• Coches en sentido contrario en el carril del autobús en un eje vial.
• La gente no enciende las direccionales de sus autos previa vuelta.
• En una larga fila para acceder a una calle muy estrecha y congestionada, nunca falta el “astuto” que se mete a la fuerza aunque le cueste más de un recordatorio a la progenitora.
• En horas pico, las “autoridades” nunca están para agilizar el tránsito, pero sí están puntuales en los retenes para catear vehículos “sospechosos”.
• Las calles de la ciudad han sido privatizadas, sí, privatizadas por delincuentes ataviados con gorra y franela que colocan diferentes y ridículos objetos a fin de evitar el libre acceso para estacionar los coches en la “vía pública”.
• Los mexicanos pagamos sin quejarnos los sueldos de niños y adolescentes que laboran como cerillos en centros comerciales, de personas mayores en la misma situación, el despachador de gasolina, el policía de los estacionamientos, la propina del que cambia el aceite del coche, los incrementos en los costos de los productos de primera necesidad, todos los impuestos “impuestos” por las autoridades, los estratosféricos sueldos de nuestros súper gobernantes y fomentamos también la evasión de impuestos por parte de piratas y ambulantes.
• La gente se estaciona en lugares para personas con alguna discapacidad, sobre las líneas peatonales y en la entrada del vecino.
• La gente tiene uno, dos y hasta tres perros en departamentos y aunque hay individuos que tienen perros en casa, nunca los pasean, los asean o los alimentan adecuadamente.
• Las calles son repavimentadas durante las horas pico de tránsito.
• Los camiones repartidores de gas, basura y otros, se estacionan sobre avenidas sin colocar señalizaciones de precaución a una distancia prudente de la unidad.
• La gente conduce a baja velocidad por los carriles de alta velocidad en vías como el Periférico, Circuito Interior, Insurgentes, las carreteras, etc.
• Los comunicadores en medios electrónicos, hacen todo, hasta comedia (y de la mala), menos comunicar correctamente a sus audiencias.
• La gente arrastra su silla al sentarse o levantarse de algún lugar, cuando lo correcto es levantarla para no hacer ruidos insoportables.
• Antes era válido el dicho: El que paga manda, ahora, es al revés, el proveedor de algún producto o servicio hasta te regaña si no le parece lo que le solicitas.
• Somos un país donde no hay deportes y conste que no considero al fútbol nacional como un deporte, sino como un mero negocio de marcas y televisoras.

La lista sería mucho más larga, pero por razones de espacio no me extiendo más. Así que sólo le pregunto a mis estimados lectores:

¿Qué les parece si desde hoy nos comportamos justamente al revés de lo aquí enlistado, es decir, con responsabilidad, para que este país funcione mucho mejor en el presente y en el futuro?


Carlos Muñoz

Comunicólogo egresado de la Universidad Anáhuac, cuenta con estudios de posgrado de Especialidad en Mercadotecnia y de Maestría en Responsabilidad Social en su Alma Máter.

Es Director de Comunicación de la Asociación Mexicana de Comunicadores (AMCO) y anteriormente se desempeñó como Gerente de Relaciones Públicas en el Hipódromo de las Américas.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]