El arte callejero puede llegar a ser una gran fuerza de cambio (o si no, pregúntenle a Bansky) y al mismo tiempo contribuir a los atractivos de una ciudad.Una muestra de esto es la campaña de guerrilla que Peter Gibson, también conocido como Roadsworth, realiza en Montreal (Canadá) para promover la cultura del ciclismo.

El «nombre artístico» de Gibson es un juego con el nombre del William Wordsworth y la palabra «road», que en inglés significa camino. Por lo tanto, se trata de ser un poeta de las carreteras, que pone sus obras en calles, estacionamientos, banquetas y otros lugares públicos urbanos para que los peatones se paren a observarlos.

Según su página web Roadsworth nació en 2001 con el objetivo de pedir más espacios para ciclismo y cuestionar la cultura del automóvil en general. Tres años después, el artista fue arrestado mientras realizaba una de sus obras, pero su condena resultó ser bastante leve, tal vez gracias al apoyo del público.

Acerca del autor

ExpokNews