RSE

Tres proyectos de energía solar que llevan internet a escuelas rurales

Hace un tiempo te contamos sobre Zaya, una ONG que trabaja para acercar las nuevas tecnologías a niños de zonas rurales de Asia y África. También destacamos la iniciativa Luces para aprender, que lleva energía solar a más de 60 mil escuelas en Iberoamérica, y 500rpm, que enseña a fabricar molinos de viento en colegios de Argentina. En un mundo donde todavía 4.500 millones de persona no tienen acceso a Internet, son muchas las organizaciones que colaboran con comunidades aisladas para acortar la brecha digital y lograr una mayor igualdad social.

Conectarse a la red facilita la comunicación, el trabajo y el aprendizaje. Sin embargo, esto se vuelve prácticamente imposible en zonas donde ni siquiera hay acceso a la electricidad. Buscando sortear estos obstáculos, existen innovadoras propuestas que integran energías alternativas y conectividad para mejorar las posibilidades educativas en los lugares más remotos.

A continuación, repasamos tres innovadores proyectos que acercan el servicio a escuelas aisladas de África para ofrecer nuevas y mejores posibilidades de aprendizaje.

Laboratorio móvil de la Fundación Maendeleo

laboratorio

Bajo el proyecto Mobile Solar Computer Classroom (‘aula computacional solar móvil’), la organización con sede en Estados Unidos y Uganda, Fundación Maendeleo, recorre el país africano a través de un aula informática móvil que se abastece con energía solar. Este laboratorio funciona desde 2008, trasladándose hacia escuelas alejadas de los centros urbanos y ya fue utilizado por unos 23 mil ugandeses.

Cuenta con una plataforma de aprendizaje diseñada para distintos tipos de habilidades, donde los alumnos pueden tomar sus clases a través de juegos y otras herramientas didácticas. Gracias a este software, aprenden funciones básicas del teclado y el mouse, además de trabajar con programas de Microsoft Office e Internet.

El equipo está compuesto por dos camionetas Toyota RAV4, cada una de las cuales traslada 15 ordenadores, tres paneles solares, mesas y sillas plegables, entre otros accesorios. Para comenzar a utilizar las computadoras, las piezas fotovoltaicas son dispuestas en los techos de los vehículo y se conectan a una batería que alimenta a cada PC.

Hasta el momento, alumnos de más de 55 escuelas recibieron educación en computación gracias a esta innovadora iniciativa. Incluso, algunos de estos jóvenes ahora están siendo entrenados para convertirse en multiplicadores del proyecto.

Escuela con ‘Internet solar’ de Samsung

Escuela con ‘Internet solar’ de Samsung

Un proyecto similar al de la Fundación Maendeleo está siendo desarrollado por esta reconocida compañía de electrónicos, que propone aulas móviles abastecidas por energía solar para las zonas remotas de África. El primer prototipo ya está siendo probado al este de Johannesburgo y consiste en un contenedor trasladable equipado con escritorios, pizarra electrónica, cámaras filmadoras y computadoras portátiles con servicio de WiFi.

Esta iniciativa, hermana de ZubaBox de Computer Air International, se basa en un laboratorio de computación que puede ser llevado fácilmente a las zonas más aisladas del continente, donde por lo general no hay electricidad ni Internet. Los paneles solares en el techo del contenedor son capaces de ofrecer este servicio durante nueve horas seguidas, permitiendo el acceso a la red a un total de 21 alumnos por clase.

Según indican desde Samsung, este modelo de aula móvil tiene previsto replicarse y llegar a Sudáfrica, Kenia, Nigeria, Senegal y Sudán, alcanzando un impacto positivo en 2,5 millones de alumnos hacia 2015. Para esto, la compañía está trabajando junto a educadores locales, desarrolladores de contenidos y administradores escolares, buscando integrar Internet en los programas de las escuelas rurales.

WiFi para escuelas rurales de Sudáfrica desde Microsoft

microsoft

El gigante informático anunció a principios de este año su voluntad de llevar WiFi a escuelas rurales de África a través de un ambicioso plan de energía solar. Bajo el nombre de Mawingu, esta iniciativa pertenece al proyecto 4Afrika, que busca facilitar el acceso a la red en distintos países del continente para mejorar su economía y competitividad.

A través de Mawingu, Microsoft está experimentando con paneles fotovoltaicos y ‘espacios en blanco’ del espectro radioeléctrico en la provincia sudafricana de Limpopo, con el objetivo de otorgar WiFi a bajo costo a cinco escuelas rurales que todavía no cuentan con este servicio. Para esto, la compañía está trabajando en asociación con la universidad local y distribuyendo en los colegios beneficiarios computadoras portátiles y proyectores.

El uso de ‘espacios en blanco’ ya superó su prueba piloto en Kenia y Tanzania, demostrando ser una solución viable para la conectividad a alta velocidad en zonas rurales, aún cuando éstas son abastecidas con energía solar. Además de beneficiar a las cinco escuelas sudafricanas en las que se está realizando el proyecto, Mawingu pretende aprovechar esta misma tecnología para proporcionar Internet a un 80 por ciento de los habitantes del país hacia 2020.

Fuente: Proyectos solares llevando internet a escuelas rurales.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario