RSE

¿Son rentables las actividades sociales con pocos beneficiarios?

Grupo Modelo demuestra que los grandes resultados, giran en torno a la calidad.

Es frecuente que las empresas que buscan tener acciones de responsabilidad social con la comunidad quieran reportar grandes números, teniendo la percepción de que mientras más beneficiados, mejores resultados; sin embargo esto no siempre es cierto.

Marcela Cristo, directora de Fundación Grupo Modelo, en su más reciente proyecto de voluntariado, aseguró que “las actividades deben de ser de impacto social concreto, que realmente transformen la dinámica de las familias en todo el país.”

Es decir, la cantidad de beneficiados no se vuelve tan relevante como el impacto real que la actividad tiene. Se puede hablar de relativamente pocos beneficiados si se trabaja con ellos un proyecto que genere un resultado profundo y a largo plazo.

escuela

Un buen ejemplo de esto es el proyecto de Grupo Modelo en el que, a través del programa de voluntariado, se remodeló la escuela primaria Mariano Matamoros, catalogada como de alto rezago social y ubicada en la comunidad San Antonio Chel, Yucatán. El proyecto tuvo el objetivo de lograr que los niños contaran con un espacio adecuado y diferente para desarrollar sus habilidades y conocimientos.

Esta primaria cuenta con un modelo educativo multigrado, es decir, un sistema escolarizado en el que conviven alumnos de diversos niveles, asesorados cada uno por un profesor.

niños escuela

Actualmente 20 niños yucatecos asisten a esta escuela de lunes a viernes. Sin embargo, las condiciones en la que se encontraba no eran las más adecuadas; las áreas verdes, la infraestructura y los materiales didácticos carecían de adecuaciones para asegurar una calidad educativa.

A través de un trabajo en equipo, en un ambiente de convivencia, voluntarios de Fundación Grupo Modelo, alumnos, padres de familia y directores de plantel, reacondicionaron mesas, sillas, materiales didácticos, colocaron alumbrado nuevo, y limpiaron y pintaron las instalaciones del centro educativo.

El panorama del plantel hoy es completamente distinto y permitirá que los niños cuenten con las condiciones adecuadas para mantener su atención en la educación y disponer de todas las herramientas para desarrollar sus capacidades.

voluntarios

“Cuando los niños supieron la noticia, se sintieron muy contentos. Ellos sabían que existía la oportunidad de que vinieran junto con papá y mamá y que así todos pudiéramos trabajar en la rehabilitación de su escuela; por supuesto que estuvieron encantados. Estamos buscando que los niños interactúen con sus papás y su comunidad”, señaló Iván May, director del plantel.

Desde 1998, Fundación Modelo se ha dado a la tarea de desarrollar e implementar programas educativos, sociales y comunitarios en alianza de organizaciones de la sociedad civil, que junto con los voluntarios contribuyan al desarrollo de las comunidades y concreten objetivos de colaboración.

De esta manera lo que realmente importa, más allá del número de beneficiados, es el impacto que la iniciativa tenga en la comunidad y en la calidad de vida de las familias.

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact