RSE

Soluciones contra la obesidad ejecutiva

Nutrición

Sugerencias de peso para desactivar la bomba de tiempo.

07:00 Con pereza se abren los ojos y se va a la ducha.

08:00 Se inicia el camino a la oficina con un café, cigarro, jugo o yogurt en el estómago.

12:00 Tacos, tortas o sándwich para la hora del almuerzo, no hay tiempo para más.

15:30 Es hora de cerrar tratos con carnes rojas y unos tragos

18:00 La jornada laboral casi termina y no se ha bebido agua pero si café.

21:00 Cena pesada rica en carbohidratos y grasas con refresco.

Itinerarios como éste propician que para el año 2020, de cada cien mexicanas, 53 serán obesas, 33 tendrán sobrepeso y 14 estarán en su peso normal. De igual forma, por cada centenar de varones, 38 estarán obesos, 45 con sobrepeso y apenas 17 lograrán su peso normal.

Estas cifras se obtuvieron en un estudio prospectivo publicado en la revista Nutrición y salud pública de la Universidad de Cambridge.

La presión laboral, no comer cuatro veces al día, ingerir alimentos sin valor nutricional son algunos de los factores que causan diferentes tipos de estrés, situación que de mantenerse de manera prolongada hace que el organismo produzca una hormona llamada cortisol.

“El cortisol consume la proteína muscular del cuerpo y al mismo tiempo favorece la aparición de cúmulos de grasa en abdomen y en la cara, por lo que el vientre se inflama como manzana y el rostro se hace redondo”, explicó Araiza, Entrenador en jefe en Functional Street Training México (FUST).

Medidas radicales

El entrenador Araiza dijo que lo que nunca deben estar en la dieta son: 1) comida barata y de fácil acceso (pizzas, hamburguesas, por ejemplo); 2) alimentos procesados (enlatados, congelados y los que están listos para meterse al microondas para consumirlos); 3) refrescos y azúcares refinadas; 4) lácteos (cualquier tipo de leche causa gastritis, colitis y dificulta que se pueda bajar de peso); 5) harinas (pan de caja, dulce) y 5) cereales procesados (están empacados en caja de cartón).

El coach recomendó

1. Si se tiene el conocimiento de que los alimentos procesados, como los anteriormente descritos, hacen daño, el entrenador Araiza sugirió responder a la pregunta: ¿Cuál es el costo y cuál el beneficio de consumirlos?

2. Consumir tres litros de agua natural al día. Si bebes café, alcohol o cualquier otro líquido deberás consumir 300 mililitros (vaso y medio) adicionales de agua por cada taza o trago ingerido. Esto es porque cualquier líquido con sabor u otra sustancia causa un efecto diurético en el organismo y provoca la deshidratación.

3. Habitualmente, los puestos de alta dirección ofrecen como parte de las prestaciones la posibilidad de realizarse un check up. Es útil aprovechar esto para saber cómo está funcionando el corazón, los niveles de colesterol, triglicéridos y otros indicadores que pueden alertar oportunamente de la presencia de alguna enfermedad.

Opciones para activarse

1. Acudir a una clase aeróbica grupal sistematizada que utiliza ritmos de música acordes a las diferentes intensidades de esfuerzo que se hacen durante la sesión.

2. Caminatas a paso veloz de manera continua en lapsos de 20 minutos, por lo menos 3 veces por semana.

Fuente: El Financiero

Asesoría en RSE

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario