RSE

Sin lugar para los oportunistas

Con gran cobertura mediática, el pasado 1ero de noviembre de 2010 fue presentada globalmente en sociedad la Norma ISO 26000 -creada por la International Standard Organization (ISO)-, que proporciona orientación sobre cómo poner en práctica e integrar la Responsabilidad Social en cualquier empresa u organización del mundo que desee abrazar esta modalidad de gestión.

Por tratarse de un proceso que duró cinco años hasta la presentación oficial de la norma, involucró a muchísima gente alrededor del planeta en las discusiones, y motivó cuantiosas reuniones de trabajo hasta arribar al consenso final sobre el texto de la ISO 26000, no es de extrañar que se hayan suscitado algunas confusiones en el trayecto.

Trataremos de aclarar algunas cuestiones por esta vía, a fin de arrojar algo de luz sobre este asunto:

* La primera y más importante aclaración es que la ISO 26000 NO ES CERTIFICABLE. Desde la propia International Standard Organization (ISO) se han esforzado por señalar con claridad que la ISO 26000 “como norma internacional no es un estándar de sistema de gestión. No es la intención que sea para efectos de certificación, o uso regulatorio o contractual. Cualquier oferta para certificar, o para ser certificada con la norma ISO 26000 sería una tergiversación de la intención y el propósito y una desviación de esta norma internacional”.

* Por lo tanto, al no ser un estándar de sistema de gestión, la ISO 26000 no especifica exigencias cuya buena aplicación por parte de una organización podría ser verificada o certificada.

* ¿Qué brinda entonces esta nueva norma? Una guía acerca de qué es la Responsabilidad Social y cómo las organizaciones pueden operar de una manera socialmente responsable.

* La aprobación de esta norma es el resultado del consenso internacional logrado por el voto de los representantes de los principales grupos de interés en materia de Responsabilidad Social, cuyo Borrador Final de Norma Internacional (FDIS) fue aprobado por el 94% de los países.

No se trata de un dato menor. Una gran comunidad de naciones (a través de múltiples representantes de los sectores Industria, Gobierno, Trabajo –sindicatos-, Consumidores, Organizaciones No Gubernamentales y Servicios, Apoyo a la Investigación y Otros) ha venido trabajando de manera conjunta, desde 2005 hasta la fecha, para consensuar los contenidos finales de esta norma de orientación voluntaria. Y –más destacable aún- los países en vías de desarrollo han tenido notable participación y voto en las discusiones y reuniones.

Todo el proceso revela, por un lado, la importancia que el mundo le ha dado a disponer de un marco conceptual común para definir alcances e implicancias de la Responsabilidad Social (no solamente de las Empresas, sino de cualquier organización). Pero además la norma constituye una eficaz herramienta pues agrega información sobre antecedentes y tendencias de la Responsabilidad Social; principios y prácticas relativas a la Responsabilidad Social; cómo identificar y participar con los grupos de interés o stakeholders; o bien cómo integrar e implementar un comportamiento socialmente responsable en cualquier organización, dentro de “su esfera de influencia”.

Por lo antes señalado, recomendamos –particularmente a las empresas- prestar mucha atención y tener cuidado para evitar a los oportunistas que seguramente prometerán una certificación de la ISO 26000, inexistente en este caso.

Pero también les recomendamos abrazar esta valiosa herramienta, aprovechar todo su potencial y sus contenidos, dado que aspira a la mejora de las prácticas de Responsabilidad Social y de sustentabilidad sin distinción del tipo de organización que se trate y a escala global.

De por sí, esto constituye un desafío más que loable.

Fuente: IARSE.org
Publicada: 30 de Noviembre 2010

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]