RSE

Se acuerda una normativa jurídicamente vinculante sobre el mercurio

Más de 140 países han aprobado medidas para controlar el uso de este metal altamente tóxico con el fin de reducir la cantidad que se libera en el medio ambiente

El acuerdo fue pactado después de toda una noche de negociaciones. El portavoz de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Nick Nuttall, ha explicado que “en la mañana del 19 de enero se ha acordado un tratado que supone un punto de de partida para librar al mundo de un metal altamente peligroso para la salud.”
La normativa, conocida como el Convenio de Minamata, en recuerdo a la ciudad japonesa que sufrió uno de los peores casos del mundo de la intoxicación por mercurio, será ratificada por los países en una conferencia diplomática a finales de este año.

La convención regulará las siguientes áreas:

• La alimentación y el comercio de mercurio;
• El uso de mercurio en productos y procesos industriales;
• Las medidas que deben adoptarse para reducir las emisiones procedentes de la extracción de oro artesanal y en pequeña escala;
• Las medidas que deben adoptarse para reducir las emisiones de las centrales eléctricas y las instalaciones de producción de metales.

Cinco días antes de la reunión, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Medio Ambiente (PNUMA) publicó un informe advirtiendo de que los países en desarrollo se enfrentan a unos riesgos para la salud y el medio ambiente cada vez mayores por la creciente exposición al mercurio.

Las principales razones del aumento de emisiones se derivan de un crecimiento de la pequeña minería y la quema de carbón. Como resultado de la rápida industrialización, el sudeste de Asia es el mayor emisor regional y representa casi la mitad de las emisiones anuales globales del elemento químico.

Efectos perdurables

El mercurio, un metal pesado de color blanco plateado, es líquido a temperatura ambiente y se puede evaporar fácilmente. Se encuentra en depósitos de cinabrio y también en formas naturales de una amplia gama de rocas, entre las cuales se encuentran la piedra caliza y el carbón.

El mercurio puede liberarse al medio ambiente a través de una serie de procesos industriales, que incluyen la producción minera, del metal y cemento y la quema de combustibles fósiles. Una vez liberado permanece en el ambiente durante mucho tiempo, ya que circula a través del aire, el agua, el suelo y los seres vivos y pueden extenderse a gran distancia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que “el mercurio es altamente tóxico para la salud humana y representa una amenaza especial para el desarrollo del feto y las primeras etapas de la vida del niño. La inhalación del vapor de mercurio puede producir efectos nocivos en los sistemas nervioso, digestivo e inmunológico, además de dañar los pulmones y los riñones, lo que puede ser fatal.”

La evaluación del PNUMA señaló que la concentración de mercurio en los océanos se ha duplicado en el último siglo y estima que 260 toneladas de este metal tóxico se han desplazado desde el suelo a ríos y lagos.

Otra característica que el informe puso de manifiesto es que el mercurio tiene mayor concentración a medida que avanza en la cadena alimenticia, alcanzando sus niveles más altos en los peces consumidos por los seres humanos.

Fuente: Sustainlabour

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]