Ambiental

Recicla para dar alegría

reciclaLes presentamos a Rodrigo Amaud Bello, ganador del premio Universitario del Valle de México (UVM) por el Desarrollo Social 2010. Un joven oaxaqueño emprendedor que en el proyecto Techamos Una Mano, consigue mejorar sustancialmente la situación de muchas familias de bajos recursos.

Esto gracias a que, con la participación voluntaria de alumnos del Instituto Blaise Pascale construye, para familias de escasos recursos que viven en condiciones de miseria, casas de concreto aplicando un método de construcción innovador cuya clave radica en la reutilización de residuos sólidos.

¿En qué consiste Techamos Una Mano?

El objetivo es sustituir casas de lámina en comunidades marginadas por casas construidas mediante una técnica ecológica innovadora desarrollada por nosotros mismos.

Para elaborar los muros utilizamos cajas de tetra pak (leche y jugo) y botellas de PET (botes de refresco), recopilados por los alumnos, y madera, malla metálica y revestimiento de concreto los cuales conseguimos mediante donaciones privadas. De tal forma que las casas con piso, muros y techo de concreto por lo que es un espacio más limpio, seguro y digno en donde las familias pueden vivir.

Techamos Una Mano es proyecto que tiene muchas partes positivas, en lo social tenemos la participación voluntaria de los jóvenes alumnos y la mejora en la calidad de vida de la familia beneficiada; por otra parte en lo ambiental se da la reutilización de los residuos sólidos para la para la construcción de los muros de la casa. ¿Cuál de todas estas es para ti la más importante?

Techamos una mano existe gracias al trabajo de voluntario y al esfuerzo de los alumnos del Instituto Blaise Pacale, en este sentido creo que la participación de jóvenes en acciones para mejorar su comunidad es lo más valioso y además es algo que perdura en ellos.

¿Qué impacto tiene en la formación de los alumnos el participar en el proyecto?

El hecho de que puedan canaliza su energía y entusiasmo en algo que impacta social y ambientalmente su entorno es algo que los marca y los hace mejores ciudadanos, pues a través de esto los chavos pasan de ser simples espectadores a ser actores del cambio social que es tan necesario en Oaxaca.

El eje ejecutor de Techamos Una Mano se centra en el trabajo realizado por los alumnos desde sus escuelas, para ti, ¿qué papel juegan los jóvenes y las instituciones educativas en el desarrollo social del México contemporáneo?

Se ha dicho muchas veces que los jóvenes son el futuro de México, yo en cambio considero que los jóvenes son también el presente. Cuando se conjunta la energía de los jóvenes con la experiencia de los adultos se pueden lograr grandes cosas y son las instituciones educativas el espacio desde donde se pueden impulsar y desarrollar las ideas de los estudiantes que contribuyan al desarrollo de nuestro estado y por supuesto de nuestro país.

Llevan ya construidas seis casas desde que iniciaron con Techamos Una Mano, ¿Cuáles son los planes a futuro para el proyecto?

Por supuesto incrementar el número de casa y por tanto de familias beneficiadas. Es muy importante el reconocimiento que acabamos de recibir por parte de la UVM, pues nos abrirá las puestas para conseguir más recursos. Hasta ahora nuestra limitante para construir no ha sido la obtención de los residuos necesarios para la construcción, sino los recursos para la adquisición del cemento, la madera y demás material que requerimos.

Fuente: Revista El Colegio, p 7.
Reportero: Ricardo Sánchez Zorrilla.
Publicada: Diciembre de 2011.

Click sobre la imagen para ampliar

recicla-1

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario