Noticias

Realizan restaurantes adecuaciones a instalaciones por segunda vez

El presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF), Carlos Roberts, aseveró que están verdaderamente consternados, toda vez que la industria ha recibido “uno de los peores golpes en su historia”, pues es la segunda ocasión en poco tiempo que tienen que hacer adecuaciones en las instalaciones de los restaurantes.

Ello, dijo va en contra de la economía de cada una de las cadenas y de las unidades productivas.

Destacó que la primera vez fue cuando se dispuso la medida de los no fumadores y ahora esta otra medida que se ha instrumentado, debido a la influenza humana, sin embargo agregó que son adecuaciones que se deben llevar a cabo si quieren seguir operando.

Roberts Avalos expuso que la epidemia de influenza humana A (H1N1) que afecta al país, en particular al Distrito Federal, provocó ya una reducción en las ventas del sector restaurantero mayor al 90 por ciento en las últimas dos semanas, además de que afectó a más de 25 mil trabajadores en la capital mexicana.

“Jamás habíamos tenido una situación que reflejara caídas de ventas de más del 90 por ciento en varios días consecutivos de cierre obligado” y aseguró que la disposición de vender comida sólo para llevar no funcionó.

Sin embargo, subrayó que aunque las medidas sanitarias impuestas afectó al sector, todos los negocios de venta de comida afiliados a la AMF, que representan el 24 por ciento de las franquicias en el país, acatarán las disposiciones oficiales sanitarias a partir de hoy.

“Se nos ha pedido unas disposiciones especiales como mantener una distancia de 2.25 metros entre comensal y comensal”, pero esto va ser posible en algunas instalaciones y en otras no, lo que va a permitir que las autoridades con este pretexto de llevar a cabo la vigilancia vayan a amedrentar a algunos de sus afiliados.

El presidente de la AMF manifestó su preocupación y aclaró que se está consciente de la emergencia sanitaria y desde luego tienen la firme convicción de ser respetuosos de la disposición oficial, pero -dijo- esto finalmente se mide en pesos y centavos.

Agregó que el asunto es que ahora hay muchos empresarios franquiciantes que se están viendo en verdaderos problemas para hacerle frente a sus compromisos económicos: La situación del pago de la nómina y de los pagos y costos duros de un restaurante.

“Todo esto se ha complicado para las franquicias de restaurantes y en general del sector restaurantero, pues no todos tienen un fondo de contingencia para poderle hacer frente a esta emergencia.

Resaltó que en el sector de las franquicias se cumplirán las disposiciones sanitarias porque en estos días se han preparado para la reapertura, para que los clientes acudan a los mismos con toda la confianza, por lo que sería lo menos deseable que la autoridad llegue a realizar suspensiones o clausuras.

No es que el sector de los restaurantes y en particular el de las franquicias no estemos haciendo las cosas como debe de ser, por el contrario las estamos acatando, el único llamado es que esto le pega directamente a la economía de un restaurante, porque son negocios que tienen que producir riqueza para poderla distribuir a lo largo y ancho de la propia sociedad.

Al hacer un primer balance de la situación entre las franquicias restauranteras Roberts Avalos explicó que además de la epidemia de la influenza A H1N1, el sector fue afectado por la disminución de la deducibilidad que ahora es tan sólo de 12.5 por ciento.

Ello, abundó, tiene un impacto mínimo en los números de las empresas, aunado a la aprobación de la Ley de Protección a los No Fumadores, con la cual los restauranteros tuvieron que hacer modificaciones importantes a sus negocios, y a la crisis económica mundial que afecta al país desde mediados del año pasado.

Esto, dijo, “es un duro golpe a la economía de los restaurantes en general y para las franquicias que se dedican a la venta de alimentos”.

De acuerdo con el comunicado de los 850 conceptos de franquicias en el país 167 son restaurantes entre los que se cuentan los restaurantes, restaurantes bar de comida típica y taquerías, restaurantes de hoteles, torterías, restaurantes de comida rápida, pollos y sandwiches, pizzas y hamburguesas.

Tan sólo en el Distrito Federal funcionan más de mil 500 unidades de franquicias de restaurantes las cuales fueron afectadas, pues durante varios días tuvieron que cerrar sus puertas por la contingencia de salud pública.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]