portada-21 julio-02

Cada vez que un usuario abre una cuenta en un servidor de correo o en una red social, llena los campos necesarios y selecciona la casilla marcada con «He leído y acepto los términos y condiciones», por lo que esta frase debe haberse convertido ya en la mentirá más popular en el mundo. La verdad es que aceptamos los términos de las plataformas sin leer previamente nada sobre la política de privacidad, las restricciones de contenido, los derechos y obligaciones de los usuarios o las conductas consideradas abusivas dentro de ese espacio.

Probablemente es gracias a ello que constantemente surge la polémica sobre quienes acceden a los datos personales de los usuarios, el uso que se le da a la información y los derechos que cada red tiene sobre lo que se publica en ellas. Por eso, aunque lo lógico sería pensar que todas regulan de alguna manera el contenido inapropiado como el de extrema violencia o el sexualmente explícito, es importante saber que no todas ellas cuentan con los mismos criterios para hacerlo, y en cuanto se refiere a la pornografía difieren bastante.

Facebook

Esta red social prohíbe terminantemente compartir contenido pornográfico o cualquier otro contenido sexual en el que este implicado algún menor.

Dentro de su política, la red señala que marca límites a la exhibición de desnudos, aunque asegura que respeta el derecho a compartir contenido personal como fotografías de esculturas o escenas familiares que muestren un bebé amamantando.

Instagram

Al formar parte de Facebook, este espacio para compartir imágenes se rige por la misma política sobre el contenido sexual, lo que incluso ha ocasionado descontento por parte de algunos usuarios que se manifiestan en contra de las medidas de eliminación de contenido y suspensión de cuentas tomadas contra los usuarios que comparten imágenes de desnudos.

Algunas de las críticas contra Instagram sugieren que esta red en particular tiene problemas con el cuerpo humano, ya que recientemente eliminó la fotografía de una chica aparentemente a causa de su talla.

La política para censurar imágenes de mujeres en las que pueden observarse los pezones ha causado también un intenso debate sobre su éstas deben o no ser consideradas pornográficas y hay quienes la relacionan con el supuesto conflicto de la red con las imágenes del cuerpo humano. Aunque de acuerdo con Kevin Systrom, cofundador de la red social, estas políticas sólo buscan que Instagram sea un lugar más seguro para niños y adolescentes.

Twitter

La red de los 140 caracteres elimina las imágenes obscenas o pornográficas de las fotos de perfil y encabezado de los usuarios y de las imágenes colocadas como fondo dentro de los perfiles, sin embargo al estar incapacitado para regular el contenido de sitios externos, no examina los links que comparten sus usuarios dentro de los tuits, por lo que éstos pueden estar ligados a contenido pornográfico sin consecuencias dentro de la red social.

Twitter no tolera la explotación sexual de menores por lo que los enlaces o imágenes que la promueven son retirados sin previo aviso y se reportan al Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC, The National Center for Missing & Exploited Children). Las cuentas que promueven o que contienen actualizaciones con enlaces a contenidos relacionados con la explotación sexual de menores son suspendidas de forma permanente.

¿Qué hay del resto?

Aunque Tumblr carece de una política de prohibición para el contenido sexualmente explícito, la red social no promueve dentro de sus resultados de búsqueda aquellos perfiles que lo comparten, lo que ocasiona descontento por parte de algunos usuarios, algunos de los cuales afirman que dichas medidas no parecen estar muy claras dentro de su normatividad, mientras que otros han señalado que las etiquetas bloqueadas por la red no están ligadas necesariamente al contenido pornográfico.

Vine, por su parte se ha reservado el derecho de eliminar este contenido de su plataforma, pero convenientemente también se ha deslindado de la responsabilidad de hacerlo, por lo que a diferencia de Facebook que define aquello que es considerado ofensivo, la regulación de Vine depende únicamente de la subjetividad de su equipo.

Pinterest se ha limitado a prohibir todo tipo de desnudos entre el contenido que sus usuarios comparten a través de sus tableros, ya que todos ellos son completamente públicos, aunque esta política no aplica para pinturas y esculturas consideradas artísticas.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.