Prácticas responsables RSE

¿Qué es un comedor escolar?

¿Por qué un comedor escolar puede ser una buena estrategia de RSE?

Todos queremos lo mejor para nuestros hijos, buscamos que hasta cuando no estemos cerca de ellos, se encuentren en las mejores condiciones y cuenten con lo más adecuado para tener un desarrollo pleno, tanto físico como mental.

Sabemos que para que esto ocurra, la alimentación es uno de los aspectos fundamentales, y aunque los pequeños puedan consumir muchos alimentos altos en energía a lo largo del día, esto no significa que estén ingiriendo los nutrientes que necesitan.

En la actualidad, el ritmo de vida es cada vez más acelerado y demandante, el trabajo y las múltiples ocupaciones limitan nuestra atención. Por otro lado, es importante cuidar en todo momento la alimentación de los niños que se encuentran en etapa de desarrollo; ante este panorama, qué mejor que contar con un aliado para asegurar la calidad de la alimentación de los pequeños, incluso cuando no estamos cerca.

Un comedor escolar puede ser esa garantía, para que los padres de familia sepan que sus hijos se encuentran en un lugar donde se cuidará su alimentación y obtendrán los nutrimentos necesarios para realizar todas sus actividades. Pero partamos por explicar qué es un comedor escolar.

¿Qué es un comedor escolar?

Aunque las escuelas fueron espacios creados originalmente para el aprendizaje y la educación, con el tiempo, se han ido adaptando cada vez más a los estilos de vida actuales, logrando satisfacer otras necesidades, como la de una correcta nutrición.

Un comedor escolar es un lugar que forma parte de los servicios que oferta la escuela, con el propósito de que los niños puedan tomar sus alimentos en tiempo y forma adecuada en caso de que los padres de familia no puedan estar con ellos debido a ocupaciones de trabajo.

El comedor puede servir desde desayuno, almuerzo, comida, hasta merienda, dependiendo de los horarios de la institución.

Un comedor escolar debe de cumplir con estándares de calidad y manejar menús especiales de acuerdo a la edad y las necesidades nutricionales de los niños, contribuye a la adquisición de hábitos alimenticios sanos y se vuelve además, un espacio de sana convivencia y socialización.

Según la Asociación Española de Pediatría, el comedor escolar desempeña una importante función alimentaria, una cualidad gastronómica y una función educativa, “contribuyendo a la construcción de hábitos alimentarios que favorecen el desarrollo y la promoción de la salud”.

Un comedor escolar tiene múltiples beneficios:

  • Ofrece un espacio seguro para los niños
  • Se asegura de dar una alimentación equilibrada y variada.
  • Los niños se adaptan al menú y aprenden a comportarse en la mesa.
  • Favorecen las relaciones sociales

El tema de alimentación, principalmente infantil, es una causa recurrente en la RSE. Por tanto, los comedores escolares pueden ser una excelente estrategia y objeto de inversión social. A continuación te presentamos un caso de éxito.

Comedores Escolares de Fundación Monsanto

Monsanto, a través de su Fundación tiene el objetivo de generar un impacto positivo en las comunidades donde vive y tiene operaciones, y busca contribuir a mejorar su calidad de vida, por medio de programas que atienden directamente sus necesidades.

Fundación Monsanto cuenta con un programa de Comedores Escolares en comunidades vulnerables. Consiste en la construcción de las estructuras de alta calidad que incluyen servicio de drenaje, tubería con acceso a agua potable, mobiliario, electricidad, aparatos de refrigeración, almacén de alimento, estufas, aire acondicionado y todo lo necesario para que estos puedan funcionar.

El programa de Comedores Escolares de Monsanto pretende contribuir a la seguridad alimentaria de niños y niñas en situación vulnerable que asisten a la escuela, muchas veces presentando cuadros de desnutrición.

Como parte del proyecto se proporciona capacitación a alumnos, padres, madres y maestros en materia de nutrición, así como de preparación de alimentos saludables, tratando temas de porciones, higiene, grupos de alimentos, etc.

Como hemos visto con los recientes acontecimientos, ninguno de nosotros estamos exentos de vernos afectados por un desastre natural. Por ello, los comedores de Fundación Monsanto también fueron creados para utilizarse como albergues de estudiantes y de la comunidad en caso de desastres; ya que las aulas no cuentan con las condiciones adecuadas para fungir como refugios temporales.

Este programa se hace en colaboración del Patronato Pro Educación Ahome y los miembros de cada comunidad educativa. Los comedores son instalados en distintas escuelas de las regiones donde la empresa tiene presencia.

De acuerdo con Monsanto, los comedores “permiten ofrecer a los niños un espacio digno para que puedan disfrutar sus alimentos y potenciar sus procesos de aprendizaje”.

Las instalaciones del comedor permiten conservar la calidad de los alimentos de forma adecuada ante las altas temperaturas que se presentan en ciertas temporadas y zonas del país.

“Necesitamos que cada agricultor salga a trabajar tranquilo, con la certeza de que sus hijos están bien alimentados y seguros, porque entre estos niños seguramente estarán los agroindustriales del futuro”.

Esta iniciativa se alinea perfectamente con la estrategia de sustentabilidad de la compañía de contribuir al desarrollo de las comunidades donde tiene presencia y causar un impacto positivo en la alimentación y hábitos alimenticios de niños y familias.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact