Los códigos de conducta pueden ayudar a comunicar los valores de una empresa. Aunque, existen ciertas limitaciones que se deben tomar en cuenta antes de crearlos

Los códigos de conducta son una declaración formal en donde se registran los valores y estándares éticos de una empresa y organización. Este tipo de guías ayudan a diseñar y establecer el tipo de normas de comportamiento en términos de RSE.

De acuerdo con el portal Small Business, es un documento que guía el juicio de la dirección, creando un marco de trabajo común sobre el cual se basan todas las tomas de decisión. Esto ayuda a crear un entendimiento cohesivo de los límites dentro de una organización y los estándares para interactuar con los grupos de interés externos.

Estos códigos de conducta tienen el objetivo de enfocar gran parte de los esfuerzos de las empresas en mejorar el comportamiento en materia de responsabilidad socialy  una vez firmado por las partes interesadas, se convierten en un acuerdo legal.

¿Qué contenido debe y no integrar?

Tomando en cuenta que estos códigos hacen referencia a la protección de los derechos fundamentales, laborales, medioambientales y prácticas contra la corrupción y el soborno, los encargados de redactarlos deben considerar integrar contener normas relacionadas con estos temas.

Además deben tener directrices determinadas en las relaciones entre los colaboradores y la organización, estableciendo sanciones responsables en caso de la realización de ciertos comportamientos que van en contra de los valores y principios estipulados por la empresa.

código de conducta

Sin embargo, aunque una empresa logre fijar códigos de conducta, estos no pueden ir en contra de la legislación, el diálogo social o la negociación colectiva.

La Audiencia Nacional establece los siguientes límites al contenido de estos códigos:

a) el deber de comunicación previa a RRHH de la realización de la participación como ponentes en cursos o seminarios externos.

b) la obligación de obtener la autorización previa de la empresa para cualquier interlocución o contacto con periodistas y medios de comunicación de cualquier clase y para toda divulgación e información sobre la entidad en cualquier tipo de medio de comunicación o red social, incluyendo noticias, informes, datos económicos y/o financieros, datos contables, objetivos de negocio, logotipos, fotocopias, etc.

c) la obligación de obtener la previa autorización de la dirección de RRHH y al responsable para intervenir en conferencias, congresos, jornadas, reuniones, seminarios, cursos y otros actos similares, así como las clases en universidades o instituciones de enseñanza, tanto las de carácter puntual como aquellas que son impartidas de forma permanente, tanto de carácter público como privado, ya sea esta onerosa o gratuita.

Cuando una organización o compañía decide desarrollar un código de conducta debe tomar en cuenta que este deberá ser implementado en todas las áreas; sobretodo en la que se encarga de desarrollar las iniciativas de responsabilidad social, ya que de ella de pende que esta código sea implementado de manera adecuada.

Los códigos de conducta también le permiten a la empresa reaccionar ante posibles riesgos y compartir con sus grupos de interés que sus valores no solo se comparten de manera externa, también interna.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.