RSE

¿Qué es un bioplástico y son todos biodegradables?

sustentabilidad coca cola

Plant Bottle Ciel Horizontal

En los últimos años hemos visto una gran cantidad de innovaciones tecnológicas en lo que se refiere a empaques sustentables. Estos avances van desde los materiales usados hasta el diseño y la posibilidad de reducir la basura que se genera al terminar de usarlos. Sin embargo, en ocasiones los consumidores solo vemos un empaque “verde” y desconocemos exactamente qué características lo hacen una mejor opción.

Una de las tendencias que cualquier consumidor puede identificar es el paso hacia plásticos más sustentables, comenzando por la famosa Plant Bottle de Coca-Cola y pasando por otros productos menos vistosos, como las bolsas del supermercado que dicen ser biodegradables. Estos plásticos suelen tener etiquetas que los definen como “biodegradables” o “bioplásticos”. ¿Sabes cuál es la diferencia entre estos dos conceptos?

¿Qué es un producto biodegradable?

De acuerdo al diccionario, un producto biodegradable es aquel que “puede descomponerse en elementos químicos naturales por la acción de los agentes naturales, como el sol, el agua, las bacterias, las plantas o los animales.” Es decir, es un objeto o sustancia que puede regresar a formar parte de la naturaleza, por lo que no genera residuos. Los plásticos hechos de petróleo no pueden ser biodegradables, porque los microorganismos no pueden descomponerlos.

¿Qué es el bioplástico?

Un bioplástico es aquel que contiene elementos orgánicos. Pero, ¡cuidado! no todos los bioplásticos son biodegradables. Este es el caso de la famosa Plant Bottle, que está hecha de un 30% de plantas, mientras que el 70% restante es PET tradicional. La bondad de este empaque es que utiliza una cantidad menor de plástico pero aun así puede ser reciclada.

Sí existen los bioplásticos biodegradables, como el PLA o poliácido láctico, que se construye con moléculas de ácido láctico y puede deshacerse con agua y dióxido de carbono. Sin embargo, el proceso para que este material se degrade es muy específico y tiene que darse en las instalaciones adecuadas. Si acaba en un vertedero, se quedará ahí miles de años como un plástico normal. Es por eso que muchos cuestionaron la popularidad de las bolsas biodegradables de los supermercados.

La única forma en la que ayudamos al planeta, tanto las empresas como los individuos, es consumiendo menos plásticos, ya que en la actualidad no existe la infraestructura para que los bioplásticos sean una alternativa viable. Para empezar, si quisiéramos sustituir por completo al plástico tradicional, tendríamos que contar con una gran cantidad de recursos naturales.

Con información de:
Sustainable Brands

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]