¿Protege Google a acusados de acoso sexual? – ExpokNews

Tras las acusaciones de acoso sexual, la empresa protegió a varios ejecutivos de alto nivel y hasta recibieron dinero, ¡entérate!

Personas del medio del espectáculo, entretenimiento, futbolístico y corporativo se han visto envueltas en problemas en su conducta sexual, incluso, han sido señalados y denunciados por sus víctimas.

Por ejemplo, dentro de la empresa del gigante tecnológico Google, se han presentado diversos casos de acoso sexual y comportamiento inapropiado  en los últimos años y que según afirma el diario New York Times, estos han sido premiados por Google, incluyendo al inventor de Android, Andy Rubin, quien recibió 90 millones de dólares para dejar la empresa.

Se trata de un caso polémico debido a que la empresa ha sido criticada por la existencia de brecha de género, donde las mujeres se ven vulnerables a sufrir de este tipo de acoso debido a que la mayoría de las autoridades son hombres y así, ellas tienen una posición de desventaja.


¿Protege Google a acusados de acoso sexual?

Twittea esta frase.


El periódico estadounidense dice que tanto Rubin como otras dos personas más que se encuentran dentro del alto mando de la empresa no solo escaparon de algún castigo, sino que fueron compensados o promovidos, a pesar de que la firma tecnológica sabía de los reportes en su contra.

Se trata de declaraciones que rodean a Amit Singhal su expresidente, quien recibió dinero al salir de la empresa en 2016 y David C. DRummond, quien actualmente es vicepresidente de Alphabet, la compañía padre de Google.

¿Protege Google a acusados de acoso sexual?

¿Protege Google a acusados de acoso sexual?

De acuerdo con la información de NYT, en 2013, Rubin forzó a una trabajadora a practicarle sexo oral en una habitación de hotel. Por su parte, Google aceptó la credibilidad de la historia, y el entonces presidente de la empresa, Larry Page, le pidió a Rubin renunciar, pero al salir recibió 90 millones de dólares.

Sin embargo, un vocero de Rubin dijo que no existió esa agresión y dijo que «cualquier tipo de relación que el señor Rubin haya tenido en Google fue consensual y no involucró a ninguna persona que se reportara directamente a él».

Por su parte Singhal fue señalado hace tres años por una colaboradora, ella dice que la manoseó en un evento. Google creyó su historia, pero en vez de despedirlo, la firma permitió que dimitiera y además recibiera un bono económico como despedida. Dos años después, Singhal se unió a Uber, pero poco tiempo después fue despedido al no haber informado sobre su involucramiento en una investigación sobre acoso.

En respuesta, Eileen Naughton, cabeza de Recurso Humanos de Google dijo: «investigamos y tomamos acciones, incluyendo la terminación. En años recientes, hemos adoptado una línea particularmente dura contra la conducta inapropiada de personas en posiciones de autoridad. Estamos trabajando duro en mejorar cómo lidiamos con este tipo de comportamiento».

De acuerdo al NYT, las protecciones extendidas a Rubin y a otros ejecutivos acusados de agresiones parecidas contrasta con la forma en la que Google trata a los empleados que violan políticas del departamento de Recursos Humanos, al ser despedidos y en ocasiones no reciben indemnización.

Después de la evidencia, Google admite casos

La evidencia que el New York Times puso en la mesa, obligó al consejero delegado de Google, Sundar Pichai, a reconocer que durante los últimos dos años despidió a 48 empleados acusados de acoso. Entre los empleados despedidos, 13 ocupaban puestos altos en la gestión de Alphabet.

Pichai comunicó por medio de una carta que tomaba muy en serio los casos de abusos y que se encontraba revisando todas las quejas para adoptar la acción apropiada en cada caso.

«Hemos adoptado una línea respecto a conductas inapropiadas en cargos de autoridad».

Todos ellos, menos el creador de Android, fueron despedidos sin recibir compensaciones económicas. Cabe mencionar que Rubin empezó a trabajar para el gigante tecnológico en 2005, cuando la empresa que desarrollaba el programa que da vida a los dispositivos móviles Android y fue adquirida por 50 millones.  A él se le consideró parte fundamental de la empresa, donde estuvo contratado hasta 2014.

Dentro de la investigación de NYT, se citan otros casos, como el de David Durmmond, responsable legal de Alphabet, por una relación extramatrimonial con una empleada que fue invitada a dejar la empresa. También se cita a Richard DeVaul, director del programa de investigación y desarrollo Google X, por tratar de aprovecharse de una aspirante a un empleo.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.