Ambiental Noticias RC y Sostenibilidad RSE

Propósito antes que ganancias ¿son las B-Corps el futuro?

A medida que más empresas se certifiquen como Corporaciones B de mentalidad ética, algunos expertos dudan de que la tendencia produzca cambios en una escala significativa.

Ser B o no ser B, esa es la pregunta que las empresas con mentalidad ética en todo el mundo se hacen cada vez más.

De acuerdo con Eco-Business, desde la moda hasta las finanzas, miles de empresas han optado por certificarse como Corporaciones B, aquellas que equilibran las ganancias con el propósito, comprometiéndose a cumplir con altos estándares en temas desde el tratamiento del personal hasta el impacto ambiental.

El concepto, que comenzó hace 14 años en los Estados Unidos, todavía es pequeño, pero está creciendo en popularidad a medida que los líderes empresariales se alejan de la visión de que las empresas existen solo para maximizar las ganancias para los accionistas.

El año pasado, el número de B Corps aumentó en un 25% a medida que se registraron empresas como la marca estadounidense de zapatos TOMS y The Guardian Media Group, propietario del periódico británico.

Una vez formada en su mayor parte por negocios más pequeños específicamente establecidos para hacer el bien, la categoría ahora incluye a las principales corporaciones mundiales, como el brazo de Norteamérica del gigante del yogur Danone.

La marca de belleza brasileña Natura, propietaria de The Body Shop de Gran Bretaña, fue la primera compañía que cotizó en bolsa en lograr la certificación en 2014, abriendo camino para otros.

El logro de la certificación fue un momento de orgullo para nosotros. En muchos sentidos, ser una Corporación B es una indicación de que estamos en el camino correcto hacia el desarrollo sostenible al tiempo que generamos una conciencia de lo que podemos hacer para que la sociedad progrese.

Luciana Villa Nova, gerente de sostenibilidad de Natura.

Ahora hay 3.243 corporaciones B en 75 países, desde grandes multinacionales como el gigante francés de alimentos y bebidas Danone hasta pequeñas empresas sociales como la marca de café británica Cafédirect.

B Lab, la organización estadounidense sin fines de lucro que respalda la certificación, tiene como objetivo impulsar a las empresas a la acción: uno de sus objetivos declarados es ayudar a las personas a distinguir entre un buen negocio y un buen marketing.

El costo relativamente alto y los requisitos estrictos para convertirse en una B-Corp significa que atrae a las empresas con un compromiso genuino, dicen los defensores.

Pero algunos expertos sostienen que el esquema no tiene ni el alcance ni la autoridad para lograr un cambio en una escala significativa.

Si bien el número de B Corps está creciendo, sigue siendo una pequeña proporción de los 27,5 millones de empresas en Europa, o alrededor de 5,9 millones en los Estados Unidos, según datos del gobierno.

B Corp, si bien es ético y trata de hacer algo bueno, también podría proporcionar sin mayor esfuerzo una buena reputación, no como aquellos que ya son social, ambientalmente responsables. Sería como buscar un atajo.

Michael O’Regan académico que está investigando B Corps .

Por lo tanto, no es la “fuerza para el cambio radical” necesaria para abordar los problemas apremiantes del mundo, dijo O’Regan, profesor titular de la Universidad de Bournemouth.

‘Walk the talk’ 

Las empresas reciben una puntuación en varios factores, desde cómo tratan a los trabajadores hasta la ética y la transparencia, y se les otorga una puntuación de 200 que luego se hace pública.

Dado el tiempo y los recursos necesarios para lograr la certificación, que cuesta entre $ 500 y $ 50,000 al año, la mayoría de las empresas están muy comprometidas, dijo Chris Turner, director ejecutivo de B Lab UK.

A alguien no se le podría otorgar la certificación si no está viviendo lo que predica.

Chris Turner

También requiere que las compañías realicen un cambio legal en el negocio para consagrar su compromiso con su misión, que varía según el lugar donde se encuentre la compañía.

Por ejemplo, las empresas en los Estados Unidos deben reincorporarse a la estructura legal de una corporación de beneficios, mientras que las empresas en Gran Bretaña pueden reescribir los artículos de una empresa para incluir un compromiso de bien social o ambiental.

Este requisito es crucial para ayudar a separar a “las compañías que están dispuestas a jugar un juego limpio de las que están dispuestas a poner su dinero en donde únicamente respaldan las acciones con su boca.

Luke Fletcher, socio de Bates Wells, un bufete de abogados de Londres y B Corp.

Sin embargo esta no es la única forma en que las empresas pueden medir e informar su impacto.

Ya hay muchas compañías de datos que miden el desempeño ambiental, social y de gobierno (ESG) de las compañías que usan sus propios estándares, aunque existe un movimiento para estandarizar las obligaciones.

La Global Reporting Initiative, una organización sin fines de lucro con sede en Amsterdam, por ejemplo, ha estado ayudando a las empresas a informar sobre el desempeño de la sostenibilidad durante 23 años.

El año pasado, más de 180 directores ejecutivos prominentes en los Estados Unidos firmaron una promesa que establece que las empresas no solo deben priorizar a los accionistas sino hacer más para proteger el medio ambiente, apoyar a las comunidades e invertir en los empleados.

La Directiva de Informes No Financieros (NFR) de la Unión Europea ya exige que algunas grandes empresas informen anualmente sobre su impacto ambiental o social.

O’Regan dijo que esta “sopa de letras” de los creadores de estándares de sostenibilidad fue una distracción y pidió un régimen global estandarizado.

“Las responsabilidades de ESG se han globalizado”, dijo. “Necesitamos respuestas globales y más regulaciones obligatorias de informes y divulgación”.

Esta historia fue publicada con permiso de la  Fundación Thomson Reuters,  el brazo caritativo de Thomson Reuters, que cubre noticias humanitarias, cambio climático, resiliencia, derechos de las mujeres, tráfico y derechos de propiedad. Visita http://news.trust.org/climate.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

1 comentario

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]