Noticias

Programa de recompra de IKEA puede ser permanente en EE.UU.

Programa de recompra de IKEA puede ser permanente en EE.UU.
Escrito por ExpokNews

El programa de recompra de IKEA es una nueva manera de apoyar la economía circular para 2030.

En el municipio de Conshohocken, Pensilvania, hay un programa de recompra de IKEA al menos hasta finales de este mes. Esto forma parte del esfuerzo de la empresa por convertirse en un negocio circular para 2030, es un programa piloto que comenzó el 30 de agosto y se extenderá hasta el 19 de septiembre.

Jennifer Keesson, gerente de sostenibilidad de IKEA en EE.UU., en respuesta a las preguntas enviadas por correo electrónico para esta historia, escribío:

“Esto significa transformar el actual modelo de negocio lineal y diseñarlo para que sea más circular, ofreciendo productos con la reutilización, la reparación, la reutilización y el reciclaje en mente desde el principio, utilizando sólo materiales renovables, reciclados y reciclables, eliminando los residuos e introduciendo servicios como la recompra y la reventa, que proporcionan a nuestros clientes nuevas formas de extender la vida de su producto.”

De acuerdo con greenbiz, la empresa eligió la sede de Conshohocken para el programa piloto porque en ella se encuentra su sede norteamericana.

Programa de recompra de IKEA

Con el programa, los clientes pueden vender sus muebles de IKEA poco usados a cambio de crédito en la tienda. Los artículos se revenderán en la sección “tal cual” de la tienda, una sección de su espacio comercial que suele ofrecer artículos -como la selección de muestras de suelo, piezas descatalogadas y devoluciones de clientes- con descuento.

A finales del año pasado, antes del Black Friday, IKEA anunció un programa de recompra por tiempo limitado en 27 países. Durante ese periodo, miles de clientes enviaron formularios en línea con detalles sobre los muebles que querían que IKEA recomprara.

A cambio, IKEA realizó más de 480.000 presupuestos —el valor estimado que un cliente recibiría por el/los artículo/s— en la herramienta online durante la semana del Black Friday, y repartió vales por un total de 2,5 millones de dólares, según la empresa.

El piloto de Conshohocken funcionará de forma similar al experimento del año pasado. La tienda ya acepta el envío de formularios y permite que los clientes lleven sus muebles.

En EE.UU., queríamos asegurarnos de que los equipos de nuestras tiendas locales estaban preparados para implantar el programa de recompra de IKEA con éxito.

Jennifer Keesson, gerente de sostenibilidad de IKEA en EE.UU.

Este proyecto piloto permitirá a la tienda poner a prueba su proceso, solucionar cualquier problema, y aprovechar las lecciones aprendidas para lanzar este servicio de forma más amplia en los Estados Unidos.

Aunque hemos incorporado las enseñanzas de los programas de recompra y reventa implantados en otros mercados, en EE.UU. la ejecución debe llevarse a cabo tienda por tienda…

Nuestro objetivo es aprender del proceso en general en todos los aspectos —desde la presentación inicial de los clientes hasta la colocación de los muebles en la zona tal y como están y todo lo demás— y ver cómo podemos ajustarlo mejor para el futuro.

Jennifer Keesson, gerente de sostenibilidad de IKEA en EE.UU.

Ampliación del programa

Con el tiempo, IKEA U.S. planea extender el servicio de recompra a otros mercados de Estados Unidos, y su objetivo final es que la recompra y la reventa sean permanentes en todas las tiendas.

Ya existen algunos programas de recompra permanente en todo el país por parte de IKEA. El de Canadá se puso en marcha en 2019, y hay programas de devolución en Australia y España.

Para que IKEA EE.UU. llegue a este punto, tendrá que seguir vadeando las regulaciones de cada estado relacionadas con la forma de manejar la reventa de artículos de propiedad anterior.

Programa de recompra de IKEA puede ser permanente en EE.UU.

IKEA señaló que en EE.UU. la normativa varía según el estado y a veces incluso según la ciudad o el pueblo. Señaló normas específicas como la de exigir a las empresas que conserven los artículos durante siete días antes de revenderlos o la de exigir a los empleados que manipulan artículos de segunda mano que se tomen las huellas dactilares o faciliten su número de la Seguridad Social.

“Algunas ciudades exigen incluso que se entreguen a la policía declaraciones sobre los artículos que se recogen, incluso cada día”, dijo Keesson, quien señaló que la empresa ha estado trabajando con los municipios para encontrar soluciones.

“Este es un viaje y una transformación para todos”, dijo Keesson a Fast Company. “No solo para los minoristas, sino para los clientes, la política y el gobierno”.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario