RSE

Ponen en duda el futuro de los autos eléctricos

De acuerdo a un estudio presentado por la firma consultora Accenture, el futuro de los automóviles eléctricos podría estar comprometido. Pese a que el gran público se encuentra deseoso de fuentes sustentables para el transporte, la falta de demanda podría ser lo que lleve a los vehículos eléctricos a fracasar.

El informe Changing the game: plug-in electric vehicle pilots (Cambiando las reglas del juego: resultado de las pruebas piloto de vehículos eléctricos), analizó una serie de ensayos realizados en vehículos eléctricos en distintas partes del mundo, centrándose en unidades totalmente eléctricas (EVs), que dependen exclusivamente de la carga desde la red eléctrica.

Sumado a esto, países desarrollados aún no están generalizando el uso de estaciones de recarga de electricidad, ya que no existen suficientes autos en el mercado como para crear toda una red de abastecimiento del fluido.

El gran reto al que se enfrentan los autos eléctricos es al costo de sus baterías y al qué hacer con ellas después de su vida útil. Más que una posibilidad pareciera que hoy en día sólo serán una moda pasajera que dejará espacio para los autos impulsados por hidrógeno.

Desafíos

El análisis identificó tres desafíos fundamentales:

-Costos: la inversión en infraestructura para estaciones públicas de recarga es bastante débil, debido a los altos montos que dicha inversión implica y a las preferencias de los consumidores de recargar las baterías desde el hogar.

-Control: la carga poco frecuente por parte de los consumidores limitaría la capacidad para controlar el impacto de esta nueva modalidad en los flujos de energía.

-Escala: hay muy pocos vehículos eléctricos en las áreas piloto, lo cual dificulta poner a prueba las distintas tecnologías existentes y la integración entre éstas.

Cómo Recargarlos

Dos son las premisas para las estaciones de recarga eléctrica:

-Una infraestructura de suministro privado, que incluya mecanismos como la recarga premium para ayudar a gestionar la demanda y servicios de intercambio de baterías que reduzcan la tensión en la red de suministro.

-Un modelo de “punta a punta”, donde un solo proveedor de servicios ofrezca contratos de servicio a largo plazo, que eliminen el costo de la batería del precio de compra del vehículo e incluyan el intercambio de baterías como opción.

Fuente: Publimetro.com.mx
Publicada: 21 de septiembre de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario