Entendiendo la Responsabilidad Social RSE

Cómo crear una política de código de vestimenta

tips para crear un codigo de vestimenta en tu empresa

La vestimenta de tus colaboradores influye mucho en la imagen que quieres dar de la empresa.

Así como la ropa que elegimos define nuestro estilo, las prendas que usan tus colaboradores en la oficina determinan el ambiente de tu empresa.

Dependiendo del sector al que se dedique tu negocio o la imagen que quieras dar, cambia el tipo de vestimenta que tanto tú como tu equipo de trabajo utilizará. Puede ser casual, formal o libre, dependiendo mucho de la personalidad de cada empleado.

Aunque la mayoría de las personas agradecen trabajar en un lugar donde tengan permiso de elegir el atuendo que deseen, lo cierto es que muchas veces es necesario implementar un código de vestimenta para evitar problemas. Si recibes a un cliente importante en la oficina y quieres que algunos colaboradores en particular usen ropa menos informal o se arreglen un poco más, podrían molestarse por considerar que estás atacando su estilo o discriminándolos. Con un código de vestimenta, este tipo de conflictos pueden ser evitados, pues tendrás una regla legítima que te respalde y que ponga sobre aviso a tu equipo.

consejos para hacer un codigo de vestimenta

Te presentamos los consejos de Small Business para que tu compañía tenga su propia política de código de vestimenta, y definas la clase de atmósfera que quieres en tu lugar de trabajo.

Describe cómo quieres que sea el ambiente de la empresa

¿Trabajas en finanzas o en una editorial? ¿Clientes o personas externas visitan la oficina con frecuencia? La industria a la que se dedica tu negocio es fundamental para marcar el estilo que tendrán.

Si trabajas con en medios de comunicación, puede que el estilo sea más casual y solo tengan que poner más esfuerzo en su atuendo en ciertas ocasiones. Si tu negocio es una agencia de publicidad o relaciones públicas, es más probable que exijas una vestimenta no seria, pero sí formal para dar una imagen más profesional.

Ten en cuenta los riesgos de la oficina

Las condiciones de un lugar de trabajo pueden representar un peligro o inconveniente con ciertas prendas o accesorios. En la cocina de un restaurante, por ejemplo, la joyería pequeña puede caer en los alimentos, y el no usar una red o gorro aumenta la probabilidad que un pelo aterrice en la comida y una queja llegue desde el comedor.

¿Tu negocio tiene una fábrica o planta de manufactura? Entonces no solo te enfoques en darles el uniforme adecuado para que trabajen, también debes pedirles que, si tienen el cabello largo, lo recojan en una coleta o chongo para evitar que se atore en alguna máquina.

Explica el porqué del código de vestimenta

Si expones las razones por las que es necesario que tus colaboradores se vistan de una manera u otra, estarán seguros que la empresa no lo hace como simple muestra de autoridad, sino que se preocupa por su bienestar y, al mismo tiempo, le interesa que comprendan sus motivos.

Asimismo, recuérdales que una oficina tiene que mantener un perfil profesional para que los clientes y otros grupos de interés sigan estimando confiable a la compañía.

Haz una lista de lo que sí y lo que no

Es importante que indiques desde un principio la vestimenta que está permitida y la que no. No des instrucciones muy generales, sé específico para que no haya malentendidos y todos los colaboradores tengan claro lo que pueden vestir y lo que puede ameritarles una llamada de atención.

Playeras con palabras o imágenes ofensivas, prendas rotas, faldas o vestidos muy cortos, zapatos inadecuados (plataformas muy grandes o calzado informal), colores chillantes, etcétera.

ejemplo de codigo de vestimenta empresarial

El arreglo de la apariencia física también importa

La ropa no es lo único que necesitan cuidar tus colaboradores. El peinado y el estilo de maquillaje también son asuntos que debes tocar en tu código de vestimenta. Según la industria a la que se dedique tu negocio, decidirás qué normas implementar en esta política, no obstante, hay algunas reglas que pueden aplicar a la mayoría de las empresas

Un maquillaje llamativo o muy colorido puede ser perfecto para una reunión o fiesta, pero en el trabajo puede ser un distractor o alguno de tus clientes puede verlo como falta de formalidad. Lo mismo sucede con los peinados o tintes de cabello extravagantes. Hay que ser discretos en el arreglo personal.

Habrá consecuencias para quien no respete el código

Cuando anuncies el código o se lo hagas saber a un nuevo colaborador, señala que pasará si alguien ignora el reglamento. Al principio puede ser solamente una llamada de atención, pero si la persona continúa haciendo caso omiso, es cuando se tomarán medidas más severas.

Si un colaborador insiste en romper con el código y ya ha sido advertido un par de veces antes, será necesaria una suspensión o, únicamente en una situación grave, la terminación del contrato.

Revisa tu código antes de publicarlo

Este paso es esencial para garantizar que todo quede bien definido y no haya confusiones. Puedes solicitar la ayuda de otra persona para que indique si hay algo que no se entienda o se necesite complementar.

Aquí aprovecha para verificar que en ningún momento el código de vestimenta de tu empresa caiga en políticas que discriminen por género, raza, origen o creencia religiosa.

ejemplo de politica de vestimenta para empleados

Con estas bases, ya puede empezar a escribir la política de código de vestimenta de tu compañía. Recuerda ser inclusivo, responsable y no establecer normas cuyo único objetivo sea demostrar poder o autoridad.

 

Acerca del autor

Alejandra Ramírez

Licenciada en Escritura Creativa y Literatura, egresada de la UCSJ. Ha trabajado para el medio editorial y la Secretaría de Cultura, y también ha colaborado como redactora de contenido en revistas digitales de entretenimiento.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact