RSE

PEMEX guarda silencio en el caso Repsol-Sacyr

Tras la conclusión del conato de rebelión en torno a la participación accionaria de la petrolera española Repsol, ésta se mantiene en manos de sus gestores anteriores, aunque su valor en el mercado la acerca a una Oferta Pública de Acciones (OPA) cuando mejoren las condiciones financieras en las bolsas.

El diario El País indicó que ante el riesgo de una OPA, la solución más satisfactoria consistirá en aumentar la participación de capital español en Repsol, pero eso, en las actuales condiciones, no es posible.

Mientras tanto, en México los directivos de PEMEX y las áreas involucradas en la operación se reportan indispuestos para informar sobre las acciones que la paraestatal tomará frente a la problemática de su participación dentro de la petrolera española y la malograda sociedad con Sacyr.

Uno de los pocos funcionarios disponibles manifestó que PEMEX dejará de emitir cualquier tipo de respuesta o comunicados sobre el tema, hasta después del próximo 5 de enero, cuando su consejo de administración se reúna.

Sacyr tuvo que refinanciar la mitad de su participación en Repsol —10 por ciento—y entregar a los bancos acreedores la otra mitad.

Éstos a su vez lo vendieron a Repsol por 2 mil 565 millones de euros (tres mil 370 millones de dólares), aproximadamente 5 por ciento por abajo del precio de cierre de mercado.

Expuso que la operación cierra aparentemente el conflicto accionarial, pues Luis del Rivero, impulsor de la alianza con Pemex, fue desplazado de la presidencia de Sacyr.

Anotó que, a corto plazo, la operación puede considerarse satisfactoria para Repsol “porque resuelve casi de un plumazo el engorroso problema de contar con un accionista con urgencias para financiar sus acciones”.

Sin embargo, el rotativo consideró que una vez controlada la rebelión y conjurada la hipótesis de que PEMEX pudiera gestionar Repsol, algunos comportamientos quedan sin explicación pública.

“No se entiende el papel de Pemex, puesto que obviamente se aliaba con un accionista débil dentro de la petrolera”, dijo.

Refirió que los hechos han demostrado que el factor principal en el enfrentamiento corporativo era precisamente la debilidad de Sacyr, que tenía que refinanciar su participación a fecha fija, el 21 de diciembre pasado.

Agregó que a los gestores de Repsol y al accionista que los sustenta, en este caso La Caixa, les bastaba con esperar pacientemente a que venciera la fecha fatídica para Sacyr.

Subrayó, no obstante, que tampoco está claro el papel del gobierno español, “porque Pemex, un grupo público, difícilmente habría actuado sin el nihil obstat (aprobación oficial) español”.

Monto de la venta

3,370 millones de dólares.

Sacyr a la baja

5% reducción en su participación.

Fuente: Impreso.milenio.com
Publicada: 22 de diciembre de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario