Academia

Patrones y empleados deben generar mejores condiciones laborales, coinciden especialistas

Las cifras oficiales reportan poco más 2 mil enfermedades de trabajo al año; sin embargo, estudios de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) calculan que se presentan muchas más.

“Hemos realizado estudios en un solo centro de trabajo y encontramos alrededor de 5 mil enfermedades relacionadas con las actividades laborales”, asegura Mariano Noriega, investigador de la maestría en Ciencias de la Salud de los Trabajadores de la UAM Xochimilco.

“Además, en tanto las cifras oficiales reportan dos accidentes de trabajo por cada 100 trabajadores, nosotros hemos encontrado que se presentan al menos 41 accidentes por cada 100”, afirma.

Para el especialista, además de que existe un subregistro, se siguen reportando los mismos padecimientos, a pesar de que en la actualidad hay nuevos, de los cuales algunos tienen que ver con las condiciones actuales de los oficinistas, quienes cada vez son más sedentarios y están mucho más estresados.

“Es necesario hacer un registro real y sistemático de lo que está pasando en el País con las enfermedades y accidentes de trabajo. Se necesita un instituto que dé información clara sobre lo que sucede en México”, indica Noriega.

Así que, si su trabajo le exige estar sentado durante horas frente a la computadora y es muy estresante, seguramente ya es víctima de las enfermedades del oficinista: colitis, gastritis, desgaste laboral, dolor cervical, obesidad, síndrome del túnel carpiano, conjuntivitis y trastornos psiquiátricos, de acuerdo con Salomón Cohen, maestro en Administración de Organizaciones de Salud.

El sedentarismo y el estrés provocan obesidad, así como colitis y gastritis, en tanto el uso frecuente y por largos periodos de tiempo de la computadora puede causar síndrome del túnel carpiano, conjuntivitis y dolor cervical debido a malas posturas.

Quienes pasan más de 12 horas sentados, alerta Cohen, sufren de dolores de espalda.

La obesidad, la gastritis y la colitis también son causadas por el consumo de fast food, y es que a algunos trabajadores la carga de trabajo les impide comer a sus horas e incluso se saltan comidas.

“Se alimentan con comida pobre en fibra y rica en grasa e irritantes, así que también están en riesgo de desarrollar males cardiovasculares”, advierte Cohen, también subdirector médico en el Laboratorio Médico Polanco.

Desgaste

De acuerdo con un artículo de la Red Mundial de Salud Ocupacional, muchas personas desarrollan síntomas del llamado desgaste laboral, término que describe los efectos agotadores de la exposición prolongada a las condiciones estresantes de trabajo.

“Las enfermedades gástricas, la cefalea, las alteraciones del sueño y del estado de ánimo, la depresión se encuentran entre los primeros síntomas de estrés. Al mismo tiempo, el trabajador puede volverse vulnerable a las enfermedades infecciosas”, refiere el artículo.

Según el documento, se han obtenido datos de que el estrés laboral prolongado está asociado a diferentes tipos de afecciones crónicas, entre ellas enfermedades cardiovasculares, reumáticas y trastornos psicológicos.

De acuerdo con Noriega, estos padecimientos se producen por las condiciones de trabajo.

“Hay medidas sencillas que podrían modificar sustancialmente las condiciones de los trabajadores. Es necesario, por ejemplo, adaptar el equipo, las máquinas, el mobiliario. La idea es que las actividades laborales sean más accesibles”.

Para el experto, además, es básico ofrecer contrataciones estables y mejores salarios, pues eso tendría un impacto importante en la disminución del estrés.

Cohen considera que todas las empresas deberían contar con un programa que ofrezca a los trabajadores actividad física y de relajamiento, como el yoga.

“La idea es que los trabajadores dejen de pasar horas sentados frente a la computadora experimentando mucho estrés”, indica.

Bajo control

Mantenga a raya los factores estresantes que pueden afectar su rendimiento laboral y atacar su salud.

Opciones

Echarle la culpa a la oficina de sus males no lo hará sentirse mejor; trate de emprender acciones para procurarse bienestar.

Aída Castillo, especialista de la Universidad Panamericana, da opciones.

Si pasa horas sentado, lo ideal es que se levante con frecuencia para estirar las piernas. Cada hora, descanse la vista cinco minutos.

Realizar actividad física le ayudará a combatir la obesidad. En lugar de refrescos o café tome agua natural, y limite alimentos grasosos y condimentados para no contribuir a la gastritis.

Fuente: Reforma, Vida, p23.
Autor: Natalia Vitela.
Publicada: 17 de Octubre de 2010.

Click sobre la imagen para ampliar

patrones

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]