Para una economía circular se necesita… – ExpokNews

¿Has escuchado el término de economía circular? ¿Qué características tendrá? ¡Te contamos!

¿Qué pasaría si todo el plástico se recicla? No habría tanta contaminación en mares ni desperdicio de este material e incluso se podría crear alternativas económicas y responsables.

Según el portal Tree Hugger, en el mundo el 14% de plástico se recolecta para poder ser reciclado y solo 2% realmente se recicla en un ciclo circular que forma parte de la economía circular. ¿A qué nos referimos con este término? ¡Te lo contamos!

La economía circular…

La Fundación Ellen MacArthur define a la economía circular como una alternativa reparadora y regenerativa, la cual pretende conseguir que los productos, componentes y recursos en general mantengan su utilidad y valor en todo momento. Este concepto distingue entre ciclos técnicos y biológicos; en pocas palabras es una solución atractiva y viable que ya han empezado a explorar distintas empresas.

La economía circular se basa en tres principios:

  • Diseño de residuos y contaminación.
  • Mantener los productos y materiales en uso.
  • Regenerar sistemas naturales.

Muchos de nosotros estamos acostumbrados a solo usar y desechar, pero ahora debemos poner acción para crear una cultura de reutilización en la que cada artículo o material que utilizamos en lugar de desecharlo, se regenere.

Los defensores y las ONG han presionado durante mucho tiempo a las principales marcas para que asuman una mayor responsabilidad por los artículos de un solo uso que venden, argumentando que a las empresas les ha costado demasiado tiempo asegurarse de que sus envases sean reutilizables o reciclables.

¿Qué se necesita para lograr la economía circular?

Para una economía circular se necesita que todas las industrias deben poner de su parte, y no seguir fomentando la economía lineal que ya existe, como el desarrollo de empaques de un solo uso donde, compramos, retiramos la envoltura y luego lo desechamos.

Por ejemplo, los expertos del portal afirman que lo que se debe cambiar realmente es la cultura alimentaria estadounidense y no solo en esa cultura sino en todas, ya que es la verdadera fuerza impulsora detrás de este desperdicio excesivo.

6 maneras de avanzar en la economía circular

Por otro lado, el portal Triple Pundit menciona algunos puntos importantes que han hecho avanzar a la economía circular en el último año:

1. Empresas optan por el envasado circular.
2. Algunas marcas toman conciencia sobre los residuos plásticos.
3. Directivos de empresas, gobierno y la sociedad civil se reúnen en un evento llamado CE100, para invertir e innovar con respecto a la economía circular.
4. Las marcas de moda se mueven hacia la economía circular, como Burberry, Gap, H&M, HSBC, Nike y Stella McCartney.
5. Empresas de café como Starbucks y McDonald’s se unen para brindar a sus consumidores tazas de café compostables.
6. Organizaciones apuestan para que el plástico de los océanos se convierta en nuevos productos.

¿Ejemplo verdadero?

Starbucks ahora ofrece una taza para servir el café, similar a la que tienen para las bebidas calientes, con un pico moldeado en la tapa para evitar el uso de popotes y plástico. Una buena idea, pero tal vez están reduciendo la cantidad de plástico en un cinco por ciento, incluso hasta menos.

Ecologistas expertos, advierten que la decisión de Starbucks de eliminar gradualmente los popotes de plástico de un solo uso, es un brillante ejemplo del importante papel que pueden desempeñar las empresas para detener el plástico excesivo en el océano.

Según Treehugger, los popotes son una porción muy pequeña del plástico que ingresa al océano, y ahora los clientes de Starbucks pueden sentirse mejor con ellos mismos y su buen trabajo para el medio ambiente porque no han tomado más popotes. Incluso con esto podrían generar más residuos plásticos de personas que ahora se sienten menos culpables.

Para que un economía circular se necesita inversión en tiempo y eduación a los consumidores y a las grandes industrias, además todos deben hacer un cambio ante esta mala cultura de desperdicio, y claro que se puede conseguir con mucha paciencia. ¿Tú qué opinas?

Acerca del autor

Marisol López

Comunicóloga titulada por la Universidad del Valle de México, apasionada por la web y otras herramientas que están en la red, amante de la radio y la tecnología.