Ambiental

La ONU, convencida de que la cumbre sobre el cambio climático tendrá “éxito”

Naciones Unidas está convencida de que la cumbre sobre el cambio climático del mes que viene en Copenhague concluirá con “un éxito”, pese a no alcanzarse un acuerdo vinculante, aseguró el secretario general de la Convención de la ONU para el Clima (UNFCCC), Yvo de Boer.

“Faltan pocos días para Copenhague y no me queda ninguna duda de que será un éxito. He leído las informaciones que auguran su fracaso antes de su inauguración y están equivocados”, señaló en conferencia de prensa el responsable del organismo mundial.

Boer resaltó que cada día que pasa “nuevos países anuncian su intención de proponer en la capital danesa reducciones concretas de sus emisiones de dióxido de carbono”.

Citó en particular los planes anunciados por Brasil y Corea del Sur, al tiempo que alabó el “increíble valor y liderazgo” del presidente de EE.UU., Barack Obama, quien se ha comprometido a garantizar el éxito de la cumbre organizada por Naciones Unidas.

De Boer señaló que la cumbre, que se celebrará del 7 al 18 de diciembre permitirá, alcanzar un “acuerdo político” que sirva de paso previo a la concreción en “los seis meses” siguientes de un tratado legalmente vinculante que sustituya en 2012 al Protocolo de Kyoto.

Asimismo, recalcó que prefiere que la comunidad internacional primero se ponga de acuerdo en relación “a la sustancia” del futuro tratado, y luego analice “el formato” en el que se deberá recoger el resultado del consenso.

La cumbre en Copenhague será “el punto de inflexión” en la lucha contra el cambio climático, al pasarse de las palabras a las acciones globales para reducir las emisiones de gases contaminantes, afirmó.

El responsable de la UFCCC habló con la prensa antes de participar en una reunión sobre cambio climático en la Asamblea General de la ONU, en la que también estuvo presente el secretario general del organismo, Ban Ki-moon.

Naciones Unidas considera que el acuerdo político que se obtenga en la capital danesa debe contener varios elementos básicos para que sirva como un paso intermedio hacia la firma de un tratado.

Entre ellos que los países industrializados, incluido EE.UU., se comprometan a reducir sus emisiones para 2020, al tiempo que economías emergentes como la de China aceptan reducir el ritmo de crecimiento de sus emisiones.

También se pide la concreción de los mecanismos financieros para ayudar a los países en desarrollo a adaptarse a las energías renovables y mitigar los efectos catastróficos del calentamiento global.

De Boer calcula que los países ricos deberían poner en marcha estos mecanismos con una aportación inicial de al menos 10.000 millones de dólares.

Según el Grupo Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, por su sigla en inglés), los países industrializados deben reducir sus emisiones entre un 25 y un 40 por ciento en 2020 respecto a 1990 para que el calentamiento global no supere los dos grados (sobre la época preindustrial).

Algunos científicos apuntan, sin embargo, que el aumento no puede ser superior a 1,5 grados, ya que hay países muy vulnerables, como ocurre con los microestados del Índico y otros costeros.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario