RSI

Nutren escándalos a Miss Universo

Donald Trump sabe sacar crédito para su franquicia con cada polémica

Las controversias que han ocurrido recientemente en el concurso más popular del planeta, Miss Universo, han generado, al parecer, popularidad, influencia y ganancias.

El propio Donald Trump, polémico propietario del certamen de belleza, reconocía en una entrevista al New York Times, hace algunos meses que cuando tomó la franquicia, ésta estaba enferma y que, en cambio, ahora era vista en más de 180 países.

Desde hacer posar a las concursantes en trajes mínimos o con poca ropa, hasta el hecho de haber aceptado a transexuales, como ocurrió este año, con Jenna Talackova, todo ha servido al millonario para aumentar su éxito.

“Creo que Trump es el rey de la mercadotecnia y ha sabido aprovechar estos escándalos para hacer de su negocio uno todavía más rentable que en el pasado.

“La verdad, es que hoy sigue en auge y muchas chicas sueñan con inscribirse y conquistar la corona”, afirma José Antonio Montes de Oca, experto en moda y en concursos de belleza.

En 2009, Miss República Dominicana, Ada Aimée de la Cruz, cuestionó públicamente la manera en como son elegidas las semifinalistas, ya que un panel designado por Trump, escoge a 6 de las 15 semifinalistas sin tomar en cuenta al jurado público.

El año pasado, Sheena Monnin, ex Miss Pensilvania en el Miss USA, afirmó que los resultados del certamen de belleza estaban arreglados, alegando que supo de las finalistas antes de tiempo.

Trump, no aceptó las acusaciones e inició acciones legales contra la joven, achacando el hecho a la cuestión de que Monnin no aceptaba concursantes transexuales.

Y es Talackova, la primera concursante transexual del certamen, con 23 años, había sido retirada de la competencia, comenzando una batalla legal que ha abierto el paso a muchos personas transgénero, y altos niveles de audiencia.

Pero hay otros escándalos, por ejemplo, en el 2011, cuando Miss Colombia, Catalina Robayo, con 22 años, se lució en unos de los actos previos a la gala de elección sin ropa interior, hecho que fue retratado por varios paparazzi.

Varios grupos manifestaron que debía ser retirada del certamen, aunque al final, Miss Colombia participó.

La ganadora de ese año, Miss Angola, Leila Lopes, ganó el cetro para más tarde descubrirse que había falsificado documentación, ayudada por un representante de dudosa reputación, para poder participar en el famoso concurso.

Respecto al alcohol, ha habido varios casos: en el 2006, Miss Estados Unidos, Tara Conner, había tenido problemas con el alcohol siendo menor de edad y dio positiva a la prueba de cocaína por lo que se pensó en retirarle la banda.

Fuente: reforma.com
Por: Fernando Toledo
Publicada: 03 de Julio de 2012

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario