Nuevo sello de confianza para empresas de e-commerce en México – ExpokNews

Este es el nuevo sello se confianza que las empresas de comercio electrónico deben de tener, ¡conócelo!

Hacer el súper por internet y comprar tecnología, comida, ropa o perfumerías en tiendas internacionales o nacionales está muy de moda en México y en el resto del mundo; y es que comprar en internet significa ahorrar tiempo y dinero, pues en la mayoría de las tiendas en línea se ofrecen descuentos y promociones que normalmente en una tienda física no hay.

Sin embargo, a pesar de que ahora muchas personas confían más en adquirir sus productos por esta vía, todavía hay desconfianza por parte de otros, puesto que piensan que sus tarjetas de crédito o débito pueden ser clonadas; así como también desconfían que no les llegue el producto e incluso piensan en que es inseguro dar datos importantes a las páginas de e-commerce.

Es por ello que se han creado sellos de confianza para que se garantice que las empresas de comercio electrónico cumplan con el buen uso de datos personales y mejores prácticas internacionales.

Los e-consumers son personas que tienen un mayor conocimiento sobre lo que buscan en línea y por tanto, también exigen mecanismos de confiabilidad por parte del ofertente. Los sellos de confianza son aquellos que garantizan al usuario que navega por una web que cumple con una serie de requisitos que la hacen fiable.

Nuevo sello de confianza para empresas de e-commerce en México

Éstos son mecanismos que no únicamente garantizan que el sitio de Internet visitado es seguro, sino que también controla su contenido, su actividad y la veracidad de lo que dice ofrecer.

Uno de los sellos de confianza creado en 2007 es el llamado Sello de Confianza AMIPCI, un sello que actualmente se le está dando un nuevo impulso para que éste garantice al consumidor que la tienda en línea donde desea comprar sí existe y de esta manera pueda saber a quién le está dando sus datos personales,

El presidente de la asociación AMIPCI, Enrique Culebro, dice que el nuevo sello está dirigido a micro, pequeñas y medianas empresas. Las grandes empresas que ofrezcan sus productos en línea también podrán recibir un sello si así lo requieren.

Se trata de una iniciativa que tendrá requisitos y compromisos legales y tecnológicos para operaciones en comercio electrónico con un mayor volumen.

Actualmente existen 300 tiendas en línea con el sello anterior de AMIPCI, según AI MX. Se espera que se otorguen 100 nuevos sellos en un futuro cercano.

De acuerdo con el vicepresidente de Servicios Financieros de AI.MX, “la reputación del comercio se vuelve uno de sus activos más importantes” ya que el sello de confianza se vuelve de vital importancia para quienes integran el sector del comercio electrónico en México.

El sello, además de verificar que el negocio ofrezca una descripción detallada de sus productos y servicios e información precisa sobre envíos y entregas, cambios y devoluciones, también ofrece una opción en la que si el consumidor tiene un problema con el negocio, pueda ponerse en contacto directamente con las autoridades que están involucradas en el proceso de aclaración, que son la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El sello de confianza cuesta 6 mil pesos anuales y las organizaciones que realicen comercio electrónico en México, pueden contratarlo a través de internet en la página de la asociación.

Cabe mencionar que en el 2016, la Asociación de Internet. MX, detectó que los ingresos del comercio electrónico aumentaron a 329 mil 850 millones de pesos, según el estudio de Comercio Electrónico 2017. Este crecimiento representa el 28.3% más en comparación con el 2015.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.