Ambiental

Nueva era en sustentabilidad; sistemas ahorradores en viviendas

La evolución tecnológica y la necesidad de contribuir al cuidado del medio ambiente han hecho indispensable la transformación de diversas industrias hacia la sustentabilidad. El sector vivienda no ha sido la excepción; desde hace ya varios años ha implementado diversas tecnologías para reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero.

Ante un panorama que demuestra que el sector habitacional es una de las industrias que más electricidad y agua consume debido a que es el encargado de satisfacer las necesidades básicas de la población, el primer paso fue hacer más eficiente el uso de los recursos.

La implementación de ecotecnologías que propician el bajo consumo de los recursos se convirtió en primera instancia en la solución debido a que, además de reducir el gasto de los insumos, propició importantes ahorros monetarios en la economía de las familias.

Principales ecotecnias

Lámparas ahorradoras. Son de los mecanismos más utilizados para reducir el consumo de electricidad. Se estima que, mientras los focos de luz incandescente consumen 100 watts y tienen una vida útil de 1,000 horas, este tipo de ecotencias consumen únicamente 23 watts y su tiempo estimado de vida asciende a 10,000 horas de duración.

Inodoro de bajo consumo. Para hacer ahorrador el inodoro, se le instala un sistema regulador de agua, mismo que permite dos tipos de descargas, una que va de uno a tres litros y una segunda que suministra entre tres y seis litros dependiendo del proveedor con el que se adquiera el servicio. Se estima que este tipo de tecnología propicia un ahorro de alrededor de 10 litros por descarga.

Regaderas. Permiten el suministro de 4 litros de agua por minuto, mientras que los sistemas tradicionales suministran entre 6 y 10 litros del vital líquido por minuto.

Calentador solar. Esta ecotecnología es quizá uno de los sistemas un poco más complejos debido a que consta de tres sistemas principales: un colector solar plano, que es el encargado de recopilar la luz solar y transferir el agua; un termotanque, que almacena el agua caliente, y un sistema de tuberías, que suministra el agua a su destino final.

Nuevos sistemas

Con el paso del tiempo, la sustentabilidad habitacional ha ido evolucionando en respuesta a la cada vez más creciente necesidad de preservar los insumos. Hoy en día existen modernos sistemas tanto de captación de recursos como de generación de los mismos.

Electricidad (panel solar). Uno de los sistemas más utilizados para la generación de luz es la realizada a través de un panel solar, mismo que se encarga de recopilar la energía del sol mediante celdas fotovoltaicas. La energía recopilada es transmitida a través de materiales semiconductores que la transforman en electricidad y la almacenan en un circuito exterior por medio de células fotovoltaicas que se combinan para dar el voltaje deseado y así poder suministrarla en cantidades necesarias al usuario final.

Agua (captación pluvial). La captación pluvial es ideal para hacer eficiente el uso de estos recursos debido a que, a través de un sistema de tuberías instaladas en el techo de la vivienda, se recopila el agua de lluvia y se almacena en una cisterna que, a su vez, tiene instalado un microsistema que filtra los minerales y residuos tóxicos. Después, el dispositivo de almacenamiento es conectado con la red de tubería tradicional de la vivienda para su suministro.

Hoy en día, las nuevas construcciones están implementando el denominado diseño bioclimático: a través de la propia arquitectura de la casa busca elementos que optimicen el uso de los recursos.

Entre los principales elementos se encuentra la implementación de ventanas que permitan la transmisión de luz al interior de la vivienda y que con ello se evite encender mayor tiempo los sistemas de iluminación.

A pesar de que en un inicio el costo de una vivienda con ecotecnologías suele ser entre 20 y 25% más costosa que una casa sin estos servicios, está comprobado que a corto plazo los ahorros son mayores por la disminución en el pago de los recibos de agua y luz.

Fuente: El Economista, Vivienda, p. 16, 17.
Por: Magali Roldán.
Publicada: Agosto de 2011.

Click sobre la imagen para ampliar

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario