Los vínculos laborales también hay que vivirlos de manera presencial. Una forma de potencializar estas relaciones consiste en compartir información de mutuo interés.

Está comprobado que los mejores negocios y oportunidades de empleo provienen de las relaciones personales. Si bien existen otras fuentes, lo cierto es que la vinculación persona a persona sigue teniendo su encanto y su fuerza. Por lo tanto, conviene conocer las mejores estrategias para aprovechar estas relaciones al máximo.

Antes que nada es importante aclarar que el networking no significa convertirse en un socialité. Los eventos sociales pueden ser parte de esta actividad de negocios, pero no son la tarea principal, sino una consecuencia del seguimiento a las redes de contacto.

Aclarado ese punto de partida, podemos revisar juntos las cinco recomendaciones básicas de Adecco (empresa líder mundial en Recursos Humanos) para hacer un buen networking:

Acepta invitaciones. Ponte en frente de la gente que te ayudará a encontrar nuevos contactos. Nada como conocerlos personalmente y dejarte conocer.
Vende con sutileza. Evita la tentación de convertir una conversación familiar o casual, en una entrevista o una venta improvisada. Lleva un discurso ya preparado que suene genuino y sutil.
Haz rendir a las oportunidades. Si en una conversación se da la ocasión de hacer negocio, asegúrate de estar preparado para concretar una venta exitosa (este discurso es conocido como elevator pitch o conversación del ascensor).
Comparte la hora de la comida. El almuerzo proporciona un buen tiempo de apertura para invitar a un posible socio a charlar sobre negocios. El llamado lunch business puede resultar productivo y enriquecedor.
Seguimiento. La clave para aprovechar cualquier encuentro cara a cara es el seguimiento. Por ejemplo, si vas a realizar una conexión a través de LinkedIn, asegúrate de personalizar la invitación y mencionar el reciente encuentro. El seguimiento demuestra tu profesionalismo e interés en aprender más sobre la oportunidad acontecida.

Finalmente, revisemos cinco errores a evitar en nuestras estrategias de networking:

1. Abusar de Internet. Algunos trabajadores dependen demasiado del correo electrónico y redes como LinkedIn, pero no hay nada como la reunión cara a cara, ya sea para el almuerzo o beber café.
2. Ser descuidado y vago en tu comunicación. Comparte con tus contactos los objetivos específicos del negocio que buscas concretar para que sepan, específicamente, de qué manera te pueden apoyar. Asimismo, personaliza tu mensaje basado en la experiencia de tu contacto. Evita los correos electrónicos en masa.
3. No actualizar tus redes sociales. Mantente cercano mediante el envío de actualizaciones ocasionales acerca de tus intereses, campo de trabajo y logros profesionales.
4. Ser egoísta. Buscar contactos sólo para tus propios fines es un gran error; también debes ayudar a conseguir y ampliar la red de tus mismos socios. Esto demostrará iniciativa e interés hacia tus contactos, con lo que lograrás que se sientan valorados. No olvides el valor del ganar-ganar.
5. Hacer mal uso de tu red de contactos. No difundas con demasiada frecuencia la información de tu red de contactos: puedes desgastar tu propia imagen. Sé prudente y no arriesgues innecesariamente tu información personal ni la de tus contactos.

Aplicando estos breves consejos estarás listo para hacer del networking una actitud de vida en beneficio de tu desarrollo profesional.

Comunicado de Prensa

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario