Ambiental Notas

Negocios Verdes, el crecimiento de una nueva industria

Construcción Sustentable
Escrito por ExpokNews

Construcción Sustentable

Las empresas cuya apuesta se centra en productos y/o servicios que buscan solucionar algún problema ambiental, hoy en día se han convertido en una industria rentable, con ganancias millonarias a nivel mundial. Lo asombroso de dicho desarrollo -y consolidación- es que se ha logrado en sólo dos décadas.

Solemos asombramos de los cambios tecnológicos radicales que ha vivido nuestro mundo en los últimos años, pero nos resultan todavía invisibles los avances logrados en la economía a favor del medio ambiente.

Para dimensionarlos, hay que recordar que apenas en 1992 se celebró la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro. Ahí se definió el concepto desarrollo sostenible, se habló de fuentes alternativas de energía y se hizo el primer escrutinio sobre patrones de producción contaminantes. Pasaron todavía cinco años más (1997) para que el Protocolo de Kioto y sus objetivos de reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEl) fueran adoptados, y otros ocho (2005) para que entrara en vigor.

Múltiples renuencias, obstáculos y una profunda crisis económica después, hoy, en pleno 2013, el verde abarca todos los sectores, además de haberse vuelto la industria per se de mayor crecimiento en el mundo.

Ya en 2010, según el reporte Polltica medio ambiental, apoyo al crecimiento y generación de empleos, elaborado por la Comisión Europea del Medio Ambiente, el mercado verde mundial generaba un millón de millones de euros al año, y el pronóstico es que se triplicará para 2030. La ecoindustria, nada más en la Unión Europea, representaba hace tres años cerca de 2.5% de su Producto Interno Bruto (PIB), con un crecimiento anual de casi 8%, con lo cual daba empleo a 3.4 millones de personas, es decir, 1.5% del total de los trabajos existentes en la eurozona.

Para lograr la meta global establecida en el Protocolo de Kioto -no aumentar más de 2° C la temperatura del planeta-, se requiere una inversión global adicional de cerca de 175000 millones de euros, por lo que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha establecido que la progresión hacia una economía cada vez más sustentable generará durante las próximas dos décadas entre 15 y 60 millones de empleos adicionales (Hacia el desarrollo sostenible: Oportunidades de trabajo decente e inclusión social en una economía verde, Iniciativa Empleos Verdes, 2012).

De acuerdo con las proyecciones de la misma OIT, llegará un momento en que al menos la mitad de la fuerza de trabajo a nivel global, equivalente a 1 500 millones de personas, se verá afectada por la transición verde. Ocho serán los sectores que desempeñarán un papel central en el cambio: agricultura, silvicultura, pesca, energía, Industria manufacturera, reciclaje, construcción y transporte.

Actualmente, el sector de las renovables, uno de los más rentables, emplea a cerca de cinco millones de trabajadores,
más del doble que la cifra de 2010. La eficiencia energética, particularmente en la industria de la construcción, es otra fuente prometedora de empleos. En Estados Unidos, tres millones de personas llenen trabajos relacionados con
productos y servicios ambientales. En España, por ejemplo, hay más de medio millón de empleos en este sector, que contribuye con 2.4% al PIB del país.

En las economías emergentes y en desarrollo, los beneficios serán superiores que en los países Industrializados,
ya que pueden pasar directamente a la economía verde en lugar de reemplazar la Infraestructura obsoleta de uso intensivo de recursos. Brasil, por ejemplo, acaba de crear así tres millones de empleos, 7% del total de su mercado laboral.

Aun así, estudios recientes de la Comisión Europea (CE) indican que los sectores ecológicos en Europa han tenido mucho mejor comportamiento que los tradicionales. A principios de 2012, la CE destacó que el ritmo de creación de empleo en la ecoindustria fue de 2.7% anual entre 2000 y 2008, frente a 1% de promedio del conjunto de la economía.

Procesos e industrias

Hay que distinguir entre las empresas verdes de cualquier sector y la Industria propiamente verde. Las primeras son fabricantes o maquiladoras que se han preocupado por desarrollar e Implementar procesos productivos sustentables en sus operaciones, para optimizar el uso de sus recursos, minimizando sus impactos ambientales. Al ser más sustentables, obtienen no sólo ahorros significativos; también certificaciones medioambientales y prestigio entre sus consumidores. Prácticamente las grandes trasnacionales de todos los ramos son reconocidas como tales en numerosos rankings mundiales (Toshiba, Jir, Cemex, Wal-Mart, Sony, etcétera).

Algunas de éstas, sin embargo, pertenecen a ambas clasificaciones, pues tienen patentes registradas no sólo para reducir la huella ambiental de sus productos, sino para licenciar a terceros. En este grupo mixto destacan: Toyota, Samsung, 3M, Honda y General Motors.

Las empresas verdes o limpias, en cambio, son aquellas cuyo core business es proveer soluciones de cualquier tipo para la reducción de emisiones GEl.

Cleantech Group, una firma de asesada en innovación en medio ambiente y energía, se ha dedicado a rankear a las empresas verdes exitosas (2012 Global Cleantech 100 Report). Sus requisitos son que las firmas sean privadas y que tengan fines de lucro, tienen que ser independientes y no deben estar inscritas en ninguna bolsa de valores importante. Estas condiciones logran que dicho conteo sea un termómetro de lo que realmente está pasando a nivel global en el terreno de la ecoindustria.

La tecnología limpia, definida por Cleantech Group, es aquella que ofrece un retorno de inversión competitivo, al mismo tiempo que provee soluciones a los retos globales ambientales. Las empresas son calificadas bajo tres criterios fundamentales: la innovación, el tamaño y crecimiento de su mercado, y la capacidad y recursos de la empresa para realizar su tecnología.

En 2012 hubo un total de 8 285 nominaciones de empresas por parte de cientos de expertos alrededor del mundo, 25% más que en el ranking de 2011 (5 177 compañías). Así, las primeras 10 empresas que tendrán mayor impacto en el mercado en los siguientes 10 años, fueron:

1) 1366 Technologies (Estados Unidos). Solar. Empresa desarrolladora de tecnología más eficiente para la fabricación de obleas de silicio para celdas solares.

2) Agilyx (Estados Unidos). Reciclaje. Desarrollador de una tecnología que convierte los residuos plásticos mixtos en crudo sintético y otros productos petroquímicos.

3) Alta Devices (Estados Unidos). Solar. Desarrollador de celdas solares con un solo cruce de película delgada fotovoltaica GaAs.

4) Amantys (Reino Unido). Red eléctrica inteligente (smartgrid). Desarrollador de productos electrónicos de potencia.

5) Amprius (Estados Unidos). Almacenamiento de energía. Productor de baterías avanzadas de iones de litio para electrónica.

6) Applied Solar Technologies India (India). Soiar. Desarrollador de soludoncs de energía para torres de telecomunicaciones, fuera de la red de energía solar fotovoltaica.

7) APTwater (Estados Unidos). Agua yaguas residuales. Creador de tecnologías de tratamiento de agua; servicios operativos para clientes industriales y municipales.

8) Aquion Energy (Estados Unidos). Almacenamiento de energía. Fabricante de baterías con tecnología de iones de sodio a temperatura ambiente.

9) ArrayPower (Estados Unidos). Solar. Desarrollador de una solución de bajo costo para la conversión de energía DC-AC, que reemplaza los inversores utilizados tradicionalmente en los sistemas de energía solar fotovoltaica.

l0) Altero Recycling (India). Reciclaje y residuos. Proveedor de gestión de desechos electrónicos y servicios de reciclaje. Otros rubros comprendidos en las 100 finalistas, son: biocombustibles y bioquímicos; eficiencia energética; celdas de combustible e hidrógeno; aire; transporte; agricultura y silvicultura; materiales avanzados, y combustibles convencionales.

Fuente: Revista Equilibrio No. 60
Publicada: Septiembre de 2013

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario