La Profepa anunció que vigilará que la industria automotriz en México cumpla con la normatividad ambiental.

Toyota

La Profepa multó con 2 millones y medio de pesos a Toyota México por importar y comercializar mil 87 vehículos sin haber obtenido certificados de cumplimiento ambiental para modelos nuevos año 2015 y 2016.

Inspectores de la Profepa practicaron una diligencia el pasado 2 de mayo con el propósito de verificar que los vehículos nuevos de la marca Toyota hayan sido importados y comercializados una vez obtenido el certificado de las NOM-042-SEMARNAT-2003 y NOM-079-SEMARNAT-1994.

Sin embargo, puntualizó la dependencia en un comunicado, se detectó que mil 87 vehículos automotores nuevos modelo 2015 y 2016 no contaban previamente con dichos certificados, y que éstos se obtuvieron de manera posterior.

Entre los vehículos con irregularidades se encuentran los modelos TACOMA Sport V6 TRD 4X2, D-Cab 4X4 y Sport V6 TRD 4X4, todos modelo 2015 y 2016.

Cabe señalar que el Certificado NOM de Cumplimiento Ambiental es un documento de validez oficial por medio del cual se hace constar que los vehículos y motores nuevos que la industria automotriz fabrica e importa para su comercialización en el territorio cumplen con los límites máximos permisibles de emisión de gases y de ruido, y cuya observancia es obligatoria para los fabricantes e importadores de vehículos y motores nuevos.

Se trata de la tercera sanción que impone la Profepa a la industria automotriz en lo que va del año por incumplir con los certificados.

En febrero, la Procuraduría sancionó a Volkswagen México con 168 millones 91 mil 334 pesos por comercializar 45 mil 494 vehículos modelo 2016 sin certificados ambientales, y en mayo multó con 18 millones 90 mil 547 pesos a la empresa automotriz Ford por vender 4 mil 690 vehículos modelo 2015 y 2016 sin tampoco contar con el certificado de cumplimiento ambiental.

«Es un comportamiento que estamos encontrando de manera común en la industria automotriz y esperamos que con las acciones de inspección que estamos llevando a cabo esto no vuelva a suceder», confió Arturo Rodríguez Abitia, subprocurador de Inspección Industrial de la Profepa.

«Estamos recurriendo a lo que la ley nos permite para inhibir estos comportamientos en el futuro pero es muy probable que en las próximas semanas escuchemos de otros casos de empresas automotrices que se encuentran en una situación similar».

Por su parte, Toyota México aseguró que procederá a realizar el pago de la sanción económica por faltas administrativas que asciende a 2.5 millones de pesos.

En una comunicación enviada a este medio, también anunció que ya cuenta con los certificados de normas ambientales de todos sus vehículos modelo 2017 «meses antes de iniciar su comercialización en el país para cumplir en tiempo y forma con los procesos administrativos requeridos por la autoridad».

Fuente: Reforma

Acerca del autor

ExpokNews