Durante el encuentro, que se extendió por tres días, participaron estudiantes, docentes, directivos y los ministros de medio ambiente de cada nación.

Hasta el Fab Lab -centro de innovación de la Universidad Anáhuac en la Ciudad de México- llegaron distintas delegaciones provenientes de Estados Unidos y Canadá con el objetivo de participar del primer encuentro de la Red de Ecoinnovación, iniciativa gestada en el marco de la Comisión de Cooperación Ambiental (CCA).

La CCA es una instancia que reúne a los tres países de América del Norte con el fin de alinear políticas y acciones ambientales, de manera de cuidar al planeta de forma colaborativa.

El encuentro, organizado por la Facultad de Responsabilidad Social de la Anahuác, se extendió por tres días y reunió a las universidades de Waterloo, Concordia y Simon Fraser, por parte de Canadá, Universidad de Oklahoma y su centro de innovación, desde Estados Unidos y las universidades Anahuác y Autónoma de Querétaro representando a México, además de los Ministros de medioambiente de cada país, se dio inicio oficial al funcionamiento de esta red pionera en el continente y en el mundo.

“Esta red que acabamos de lanzar busca fomentar la colaboración entre los centros de innovación de instituciones universitarias de los tres países para facilitar la transferencia de conocimiento y herramientas que impulsen la innovación de manera sustentable y en el marco de los valores de la responsabilidad social empresarial. La idea es poder inspirar a los jóvenes a interesarse por estos temas”, señaló Georgina O’Farril, Líder del Proyecto de la Comisión para la Cooperación Ambiental.

Desde el lunes pasado, día en que llegaron las distintas comitivas, los asistentes estuvieron trabajando en distintas áreas. Por un lado, los secretarios ministeriales se reunieron para alinear políticas y establecer tareas, mientras que los representantes de las universidades trabajaron, en las dependencias de la Anahuác, en la calendarización de actividades al 2020 de modo que la red se vaya fortaleciendo paso a paso.

“La Secretaría el Medioambiente nos invitó a participar de este proyecto de la CCA porque somos una universidad absolutamente innovadora, ya que tenemos el único doctorado de innovación y responsabilidad social que existe en el mundo. Esto también nos ha motivado a crear nuestro propio centro de innovación que se alineará con los valores que se han establecido en este trabajo colaborativo”, agregó Miguel Ángel Santinelli, Director de la Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anahuác.

El objetivo principal de esta medida se centra en impulsar innovaciones y negocios que no sólo se preocupen por tener buenas ventas, sino además de tener un impacto positivo en materia social y ambiental. Es por esto, que en esta instancia se presentaron tres proyectos seleccionados-de un total de 150 ideas presentadas por estudiantes universitarios de distintas instituciones de los países miembros -los que fueron evaluados por un jurado especializado en innovación sustentable.

Tras este primer encuentro de la red, el desafío de las universidades será continuar trabajando de manera colaborativa para potenciar el desarrollo de cada país y de la región. “Israel es uno de los países líderes en patentes y premios Nobel, pero nosotros también contamos con talento y capacidad para posicionarnos como referentes en innovación con impacto social y ambiental, por lo que es necesario seguir fortaleciendo el vínculo con Canadá y Estados Unidos y crear sinergia que impulse trabajos en conjunto”, finalizó Miguel Ángel Santinelli.

Cronología del trabajo colaborativo

Pese a que la CCA partió como un punto de encuentro entre los estamentos gubernamentales de cada país, el año 2018 se decidió incorporar a instituciones universitarias para apoyar el proceso de generar cambios dentro de la sociedad. De esta manera, en una reunión en Oklahoma, Estados Unidos se estableció una mesa de trabajo entre distintas las casas educativas invitadas, compromiso que se reafirmó en un segundo encuentro en Montreal y se consolidó esta semana en México.

“La tarea que asumimos como fundadores de esta red es provocar que se haga un diseño de gobernanza, de gestión y de presupuesto con el que vamos a trabajar de acá al próximo año, fecha en que la CCA dejará de patrocinar la iniciativa. Por tanto, la idea es volvernos sustentables en el tiempo, definiendo nuestra característica diferenciadora frente a los otros centros de innovación que hay en el mundo”, agregó Claudia Sánchez, Coordinadora Académica del programa de Licenciatura de Responsabilidad Social y Sustentabilidad de la Universidad Anahuác.

Este proyecto contará con apoyo financiero de la Comisión de Cooperación Ambiental hasta el año 2020, por lo que uno de los principales retos que tiene la red es generar un sistema de trabajo sustentable que les permita permanecer educando e innovando con responsabilidad social empresarial a través del tiempo.

Comunicado de prensa.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.