Ambiental

Recomiendan expertos tres medidas sustentables para habitantes de Benito Juárez

Vecinos afirman que su calidad de vida ha disminuido tras 9 años del boom inmobiliario, en el que se construyeron más de 35 mil viviendas, y con la obra de la Línea 12. Expertos aconsejan tres pasos para hacer de esta demarcación un lugar sustentable

La sustentabilidad es una forma de vida en la que el ser humano, consciente de preservar los recursos naturales y conservar el ambiente, satisface sus necesidades actuales sin poner en peligro la capacidad de resolver las de generaciones futuras.

En la actualidad, algunas familias juarenses ya enfrentan la escasez de agua que resuelven con la compra de pipas o han modificando sus hábitos, y aunque es cierto que con el boom inmobiliario y la actual construcción de la Línea 12 del Metro se ha mermado la calidad de vida en la delegación también algunos vecinos tienen hábitos que impactan negativamente en su bienestar.

La empresa mexicana Econstrucción (avenida Revolución No. 1911), especializada en promover el uso eficiente de los recursos no renovables y expertos en instalación de azoteas y muros verdes, y en la construcción de todo tipo de inmuebles sustentables, informó que vecinos de la colonia Del Valle se han acercado a ellos para recibir asesoría sobre medidas sustentables.

En entrevista para El Universal Del Valle, explicaron aspectos sobre la sustentabilidad en México y consejos prácticos para cuidar el medio ambiente y ahorrar en la economía.

“En México, desgraciadamente, a partir de las problemáticas en la zona metropolitana como es la escasez de agua o inundaciones, la gente ha empezado a cambiar su mentalidad por necesidad. Hasta el momento no hemos encontrado ningún desarrollador inmobiliario preocupado por este tema, excepto por el Infonavit, y aunque exista un marco legal con normas, este no se cumple, las inmobiliarias sólo quieren vender los más rápido posible”, explicó Alejandro Tazzer, fundador de Econstrucción.

Pasos para hacer del hogar un lugar sustentable

Ana Hinojosa, miembro de Econstrucción y quien da conferencias para concientizar a madres e hijos sobre el cuidado del agua, asegura que hacer del hogar un lugar sustentable “no está peleado con el confort y puede ser tan caro o tan barato como uno lo desee”.

Primero, debemos preguntarnos cuánto gastamos en luz, agua, gas, entre otros servicios, pues, asegura Ana Hinojosa, “es como ponernos a dieta”.

Debemos conocer antes de hacer modificaciones a nuestra vivienda cuánto desperdiciamos para saber cuánto hemos ahorrado al final del procedimiento.

Segundo, tenemos que cambiar nuestros hábitos, pues de nada funcionará utilizar mecanismos ahorradores cuando seguimos lavando el coche a manguerazos, aconseja la especialista.

“La sustentabilidad empieza por la gente, es algo necesario mas no una alternativa”, dice Ana, quien plantea consejos prácticos:

* Cambia los focos incandescentes por ahorradores
* Reutiliza el agua que desecha la lavadora para regar el jardín
* Utiliza una cubeta para recuperar el agua que se desperdicia en la bañera
* Pon una botella llena de agua en el tanque del baño para utilizar menos agua al jalarle al escusado
* Seca tu ropa al sol, no uses la secadora si no es necesario

En la página de Econstrucción, http://www.econstruccion.com.mx/, puedes encontrar más sugerencias sobre el cambio de hábitos.

Ahorra hasta 80% de agua

El tercer paso consiste en hacer modificaciones en el hogar, lo cual no significa necesariamente una remodelación. Se deben tomar en cuenta las necesidades, de acuerdo a la vivienda y el número de habitantes.

Una opción son las denominadas azoteas verdes, que consiste en un sistema integral compuesto por varias capas de materiales diseñados para proteger al inmueble contra daños ocasionados por la exposición al medio ambiente, y promover el crecimiento de vegetación en azoteas, terrazas y áreas abiertas poco utilizadas, de acuerdo con la página de internet de Econstrucción.

Si no hay posibilidad de realizar una modificación estructural en casa, los expertos recomiendan el uso de regaderas ahorradoras de agua o instalar adaptaciones en las salidas del líquido, que pueden costar entre 80 y 200 pesos.

“Investigaciones hechas por UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México y UAM (Universidad Autónoma Metropolitana) revelan que a diario una familia promedio desperdicia de 300 a 400 litros, siendo la regadera el lugar donde más se derrocha este recurso no renovable”, sostiene Ana Hinojosa.

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]