Gobierno

Lo social: el gran reto del Presidente electo

Debe quedar claro que, luego de la intensa campaña, los 52 millones de pobres siguen ahí.

Al momento de escribir este artículo está en marcha la jornada electoral. Sea cual sea el resultado, quien sea elegido tendrá que afrontar de inmediato, con decisión y responsabilidad, los enormes retos que tenemos como país.

Desde mi perspectiva, el mayor de todos se encuentra en la cuestión social. Para quien sea el presidente electo debe quedar claro que luego de la intensa campaña, los 52 millones de pobres siguen ahí —12 millones de ellos en condición de hambre—; que 2.5 millones de mexicanos se encuentran sin empleo, y que hay aún casi 25 millones que no cuentan con acceso a los servicios de salud.

No podrá obviarse que México es un país dolido e indignado ante las violencias y la injusticia; que los homicidios, los accidentes y los suicidios forman también parte consustancial de la agenda social, y que debemos ser capaces de impulsar una nueva generación de instituciones solidarias y sensibles ante el profundo dolor que existe en todo el territorio nacional.

El presidente electo no podrá omitir el hecho de que somos un país polarizado por la desigualdad, por lo que debemos demandarle que en sus primeros mensajes se establezca con claridad que la principal prioridad de la nueva administración será la de cerrar las inmensas brechas que nos dividen en lo económico, en lo social y hasta en lo cultural.

Sin duda, deberá comprenderse que la única manera de enfrentar con éxito estas cuestiones será a través de un pacto nacional para reconciliarnos en lo político, pero también darle a nuestro país un nuevo curso de desarrollo, teniendo en el centro de todas las decisiones públicas la meta de construir las condiciones necesarias para lograr la inclusión de todos.

El presidente electo tendrá la urgente tarea de iniciar, ya, un intenso proceso de diálogo para reconciliar al país; para sentar las bases de la gobernabilidad y la interlocución respetuosa con todas las fuerzas representadas en el Congreso, y para impulsar las reformas que serán necesarias en los próximos años para garantizar de manera integral y universal los derechos sociales para toda la población.

Todo esto requiere la claridad suficiente para comprender que de lo que se trata es de reconstruir al Estado desde el Estado. Que la gran disputa por la nación se encuentra en el restablecimiento de las capacidades de rectoría del desarrollo en las áreas estratégicas que establece la Constitución, y en la redefinición de los límites que deben existir entre el Estado y el mercado a fin de contar con mercados justos, eficientes y equilibrados.

Para lograr tal cometido, el presidente electo tendrá el desafío de comprender que, el día de ayer, las y los mexicanos elegimos, no sólo al jefe del Gobierno, sino al jefe del Estado, por lo que no podrá asumirse como el portador o representante de la visión o intereses de grupos, sino como el responsable de la articulación de un proyecto político y social capaz de cumplir y hacer cumplir con el mandato de la Constitución.

Quienes viven el hambre; el desamparo ante la enfermedad y el dolor de ser o convivir con alguna de las miles de víctimas que hay en el país, no tienen tiempo y, con ellos, México vive la urgencia de construir una nueva era para la justicia social.

Fuente: excelsior.com.mx
Por: Mario Luis Fuentes
Publicada: 02 de Julio de 2012

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]