Ciudadanía en Construcción

Lo esencial del voluntariado

Escrito por ExpokNews

Lo esencial del voluntariado

Por Emilio Guerra Díaz

Como se relató aquí, el 8 de septiembre se llevó a cabo la presentación del libro “Lo esencial del Voluntariado” del Dr. Luis Aranguren Gonzalo. En el acto participaron María Luisa Aspe, quien es Presidenta del Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristina (IMDOSOC); Susana Barnetche y Pous, Presidenta de la Alianza Mexicana de Voluntariado (AMEVOL), el propio autor, Luis Aranguren Gonzalo y Felipe Monroy, Director de Revista Vida Nueva.

En su primera intervención Susana Barnetche retomó el tema de la indignación que Luis Aranguren aborda en las primeras páginas del libro, que debe ser tomada como un motor para echar andar al voluntariado. Muchas personas entran a una organización a prestar servicio voluntario porque se han indignado y no cierran los ojos ante la adversidad ni se quedan de brazos cruzados. La sensibilización es otro elemento que incorpora al voluntario en su actuar. Si a alguien no le gusta lo que está pasando entonces participa para hacer el cambio. Recordó las palabras de Gandhi, “si quieres cambiar al mundo, empieza por ti mismo”.

María Luisa Aspe señaló que ha vivido diversas experiencias, una de ellas que compartió con sus alumnos, le hizo recordar que en una comunidad indígena en Chiapas donde se llevan a cabo prácticas aberrantes respecto al trato de la mujer, vio la indignación de sus pupilos. Recordó la frase que le dijo el obispo Samuel Ruiz: “Una vez que eres consciente de lo que has visto tienes dos opciones: O hacer algo y actuar en consecuencia, o traicionarte y traicionar a la realidad y no hacer nada”.

Luis Aranguren Gonzalo señaló que la indignación está presente en varias comunidades y anda por todo el mundo. Ésta se manifiesta en el terreno social, económico y cultural privando a muchas personas de derechos que otrora gozaba; la indignación está globalizada. Se expresa en la necesidad de vislumbrar un cambio social, “en muchas cosas ya hemos tocado techo”. La indignación moral se fundamenta en que determinados problemas no pueden pasar. Debemos luchar contra la indiferencia.

Por ello, el voluntariado, dijo Luis Aranguren, es una respuesta para trabajar organizadamente por la justicia social. Por ello es importante alentar su ejercicio en los jóvenes. Pero el voluntariado tiene que despertar el compromiso de la ciudadanía, que muchas más personas se involucren y que los voluntariados se vinculen con otras plataformas sociales. El Voluntariado promueve ciudadanía. Pero falta mucho, tanto en España como en México, el voluntariado es una realidad, pero debería ser una “realidad molesta”, molesta para los gobiernos para poder incidir en políticas públicas y recuperar la dignidad de las personas que se han visto excluidas.

A propósito del tema, Susana Barnetche recordó que la Alianza Mexicana de Voluntariado tiene este espacio en Expok, “Ciudadanía en Construcción”, porque se desea promover el sentido de ciudadanía que alienta Luis Aranguren tanto en sus comentarios como también en el libro. Barnetche afirmó necesitamos visibilizar aún más la acción voluntaria.

Para enriquecer el ambiente de la presentación del libro se interpretaron las canciones Yo vengo a ofrecer mi corazón de Mercedes Sosa, Color esperanza de Diego Torres, Gracias a la vida de Violeta Parra y Sólo le pido a Dios de León Gieco.

Fue una presentación un tanto diferente al igual que “sabrosa” y puede verse en el video que IMDOSOC subió a la red.

El libro está disponible en el propio IMDOSOC que está ubicado en Luis Ogazón 56, Col. Guadalupe Inn, en México D.F.

Ciudadanos trabajando

A ayudar a damnificados

El mes de septiembre, el mes patrio, cada vez nos pone más a prueba. Temblores, inundaciones y adversidades obligan a sacar lo mejor de la solidaridad mexicana. Ya decenas de voluntarios están apoyando a los damnificados que se han instalado en los albergues de Acapulco.

Este espacio se llama “Ciudadanos trabajando”, y es molesto a propósito del libro “Lo esencial del voluntariado” ver que mientras unos se ocupan de la emergencia a causa de los huracanes Isidora y Manuel, otros están difamando y aprovechan cualquier situación para que en lugar de participar critican las acciones de gobierno por otras simpatías y preferencias partidistas.

A veces Joaquín López Dóriga “se pasa” y abusa de su papel como comunicador. En Tercer Grado señaló “México es un país con una amplia cultura de protección civil siempre y cuando te avisen de las condiciones”. Este es un falso argumento que puede ser expuesto en dos sentidos. El primero de ellos, López Dóriga se deja llevar por la corriente de algunos que criticaron “el mediocre papel de los medios de comunicación que no informaron de la gravedad e intensidad de las lluvias”, o quizá se suma a culpar al gobierno, cuando en realidad la celebración del grito de Independencia distrajo la atención de todos.

Los efectos de los huracanes muestran lo contario, no hay la supuesta amplia cultura de protección civil en los mexicanos, porque no asumen una actitud proactiva respecto a que detectar riesgos, si hubiera la cultura los ciudadanos hubieran actuado sin esperar al gobierno (estatal o federal).

Se sigue construyendo en las riberas de los ríos, humedales y cerca de las lagunas y la calidad de la infraestructura deja mucho que desear. El segundo argumento que tumba la “fabulosa” frase del periodista es observar otras condiciones que motivan desastres: los sismos no avisan… se ha ensayado en este tipo de desastres pero no en los hidro-metereológicos.

Aquí no se toma posición partidista, pero invitamos a comprender las etapas de la emergencia. En estos momentos se tienen que atender las necesidades humanas y salvamento, basadas en un diagnóstico sobre la destrucción de la infraestructura. Cuando se conoce la magnitud y las posibilidades reales de accesibilidad a las zonas afectadas entonces se emprenden acciones de acuerdo a la estrategia que permite la situación. Luego vendrá la etapa de la reconstrucción.

Por ello convocamos a ser solidarios con los damnificados y enviar ayuda mediante organizaciones de voluntarios de prestigio como es la Cruz Roja Mexicana. Manuel volvió a ser huracán y amenaza la zona del mar de Cortés y los estados aledaños y demandará más solidaridad y participación voluntaria.

ONU Reconoce a voluntaria

La ONU premia a ambientalista mexicana por su labor en la Sierra Gorda, Martha Isabel Ruiz Corzo, directora del Grupo Ecológico Sierra Gorda de Querétaro, fue galardonada con el premio “Campeones de la Tierra”.

Alumnos de la UIA alientan el voluntariado internacional

Nicolás Guerrero Gómez-Vuistaz y Sebastián García-López de Llano, estudiantes de la Universidad Iberoamericana fundaron NomadRepublic, una propuesta para alentar el voluntariado internacional vinculado a la cultura y el amor a la naturaleza. Esta iniciativa pese a que se ha promovido como “la primera” en realidad viene a complementar el esfuerzo de Voluntarios Internacionales México (Vimex) que fundara Vidal Flores Girón hace varios años.

Próximos eventos

Premio al Voluntario de Compartir

Este 24 de septiembre, Compartir Fundación Social entregará los Premios Compartir. Destaca entre ellos el que se entrega a una persona voluntaria destacada. En la edición XXV lo recibirá Julieta Lombrera Olivera de Bacmeister.


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

  • Fue emocionante participar en esta presentación; un verdadero honor!!! La empatía que sentí con Luis fue inigualable, porque de alguna manera sentí que ese libro lo estábamos escribiendo juntos, pero con “su propiedad” por su investidura! Pero es lo mismo que pienso, siento y vivo todos los días en mi voluntariado!!!
    La intervención del trovador, fue acertadísima!!! Toda una fiesta alrededor del voluntariado.

  • En cuanto a los comentarios en torno a los huracanes y la destrucción de poblaciones en diversos estados, hay que tomar en cuenta que también hay responsabilidad no sólo por parte de los desarrolladores de viviendas y/o espacios turísticos, que se vieron fuertemente afectados; cómo es que construyeron??? Con permiso de las autoridades, a pesar de ubicarse en zonas de alto riesgo… A eso, yo lo llamo corrupción!
    Entonces no es sólo cuestión de Protección Civil… que si estamos o no preparados, la situación comprueba que no! Pero se siguen autorizando construcciones y desarrollos que no ofrecen la seguridad que se requiere para el resguardo de las vidas humanas y de las condiciones de vida digna cuando tenemos desastres como los ocurridos. No hay previsión, definitivamente! A quién le toca levantar la mano???

Dejar un comentario